Violencia en el Festival de Viña del Mar

Lo concreto es que la imagen que se presentó de Chile al exterior fue de las peores, con autos incendiados y violencia callejera.

publicado por

Avatar
25 de febrero de 2020
96

Muy preocupante fue la grave situación que se vivió en la previa de la primera jornada del Festival Internacional de Viña del Mar, cuando sujetos aparentemente descolgados de manifestaciones por el denominado “estallido social”, protagonizaron violentos enfrentamientos con personal de Carabineros de dicha ciudad.

En ese contexto, antisociales atacaron violentamente el Hotel O’Higgins, un edificio tradicional de dicha ciudad que, durante muchos años, fue el epicentro de la farándula y el glamour que rodea al festival. En la actualidad, en ese edificio se alojaban medios de comunicación, artistas y músicos que trabajan para el evento.

Pero no fue lo único, porque mientras se desarrollaba la primera noche del festival, en las afueras del recinto, aparentemente los mismos individuos protagonizaron saqueos a locales comerciales y causaron graves daños a tiendas de automotoras. Entre ellos, lanzaron vehículos en exhibición desde el segundo piso de un local.

De hecho, el festival tuvo que partir sin obertura y, además, tampoco se pudo realizar la competencia nacional e internacional, por cuanto los artistas y músicos que iban a participar en dichas exhibiciones, estaban alojados en el Hotel O’Higgins y, por decisión de la gerencia, tuvieron que evacuar a otro recinto hotelero.

En las últimas horas se sumó otra decisión, por cuanto la gerencia del mismo hotel decidió cerrar temporalmente, atendido que no tendría garantías de seguridad para continuar recibiendo y atendiendo pasajeros. A la vez, se rumoreó durante toda la jornada un posible cierre indefinido y eventual despido de los trabajadores.

Los graves hechos ocurridos en Viña del Mar, entre ellos, los incendios intencionales de siete vehículos estacionados en las cercanías, a dicha ciudad acudieron este lunes autoridades nacionales del Ministerio del Interior, para reunirse con la jefatura del Gobierno Regional, altos mandos de Carabineros y de la municipalidad.

El resultado fue que el Gobierno manifestó su satisfacción por haber logrado la realización del festival, dejando todo lo que ocurrió en los alrededores a una situación de seguridad pública. Una opinión contraria manifestó la alcaldesa de Viña del Mar, quien exigió ayuda y seguridad para el comercio y los ciudadanos.

Lo concreto es que la imagen que se presentó de Chile al exterior fue de las peores, con autos incendiados y violencia callejera. En cuanto al escenario, llamó la atención que un humorista hizo risas del actuar de Carabineros, quienes a esa hora luchaban en el exterior para asegurar que su show se desarrollara sin alteraciones.

Más allá de todas las medidas de seguridad que se pueden adoptar, con refuerzo de personal de Carabineros, el tema de fondo es que nuevamente se mezclan manifestaciones que tendrían un perfil pacifico, con grupos que solo buscan destruir y que tienen un perfil que se repite en otros escenarios durante los últimos meses.

Por este motivo, resulta tan importante que exista un compromiso y expresión concreta de todos los sectores políticos en contra de la violencia y a favor de retomar el orden público, un requisito esencial para el ejercicio de los derechos que contextualiza una democracia. Esos derechos traen también obligaciones ciudadanas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here