Vacaciones: descanso para los que salen y ¿los que quedan?

Aumento de la carga laboral puede afectar más a unos que a otros, por ello es clave reordenar los objetivos de forma abierta.

“Hoy por ti, mañana por mí”, es una enseñanza que parece cobrar sentido en época de vacaciones. Es que para que algunos puedan hacer uso de su descanso legal, todo el equipo de trabajo debe reestructurar sus tareas para que los objetivos de la empresa no se vean afectados con las ausencias veraniegas, generando una mayor carga laboral para quienes deciden postergar sus días fuera de la oficina.

Según una encuesta realizada por la consultora DNA Human Capital en distintas áreas de empresas pequeñas, medianas y grandes, los trabajadores de organizaciones de menor tamaño son las que más se ven afectadas cuando comienza este periodo. En el área comercial, por ejemplo, un colaborador de una pequeña empresa ve aumentada sus tareas en un 38%, mientras que en una mediana un 26% y en una grande un 11%.

Alejandro Fernández, Manager de DNA Human Capital, comentó al respecto que “mientras más pequeña es la compañía, mayor carga laboral recaerá en sus colaboradores, pues hay pocas ‘manos’ para tomar estas tareas adicionales. En empresas grandes, existe mayor estructura, sistemas de soporte y un equipo más grande que permite una mayor solidez al momento de hacer frente a una baja temporal en el equipo”.

¿CÓMO ENFRENTAR ESTE PERIODO?
Fernández indicó que la clave es una buena organización y comunicación. “Es conveniente planificar las fechas de salida, para coordinar de la mejor forma las tareas y responsabilidades durante la ausencia. Así, se debe establecer cuáles son los temas urgentes e importantes, los procesos que quedarán funcionando y quién se hará responsable de ellos. Todo esto a través de un proceso participativo y abierto”, sostuvo.

De esta manera se puede evitar una sobrecarga laboral que pueda repercutir en la salud de los trabajadores y con ello, en la productividad de la empresa. Un aumento continuo de trabajo puede incidir en una baja de concentración, menor rendimiento y en casos extremos, puede resultar en el síndrome “Burnout” que implica cambios de ánimo e irritabilidad.

Para ello, las empresas deben conocer mejor las áreas, “esta baja por vacaciones o festivos debe ser llevada en consideración al dimensionar cuánta gente debe tener cada área”, concluye el executive manager de DNA Human Capital.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here