Universidad de Talca resguarda a funcionarios y estudiantes

Los trabajadores se mantendrán con trabajo a distancia, medida que será evaluada cuando finalice el actual Estado de Excepción Constitucional de Catástrofe, tomando en cuenta la evolución de la pandemia

publicado por

Avatar
23 de agosto de 2020
199
Se ha trabajado en la preparación de un Plan de Retorno, que considera distintas acciones para resguardad la seguridad de toda la comunidad universitaria, el que está compuesto de tres etapas.

Si bien ya está confirmado que los estudiantes de la Universidad de Talca no regresarán este año a las clases presenciales, si no que retornarán a las aulas en marzo del 2021, la casa de estudios ha estado trabajando en una serie de medidas para proteger la salud de ellos y de las personas que trabajan en sus dependencias.

Para los alumnos, el segundo semestre estará marcado por las clases online, y en el caso de los funcionarios -tanto administrativos como académicos- no hay una fecha aún de retorno a los campus. Lo que se ha definido hasta el momento es que solamente después de que se levante el Estado de Excepción Constitucional de Catástrofe se evaluará la factibilidad del retorno, considerando la realidad del país en relación con los contagios de Coronavirus con la asesoría del Equipo de Coordinación Institucional (Ecicovid).

Durante los últimos meses se ha trabajado en la preparación de un Plan de Retorno, que considera distintas acciones para resguardad la seguridad de toda la comunidad universitaria, el que está compuesto de tres etapas.

La primera ya se encuentra en implementación y apunta a generar las adecuaciones para proteger a quienes cumplen funciones críticas y que se desempeñan actualmente en las diferentes dependencias, como para cuando se defina el regreso a las labores presenciales una vez que las condiciones lo permitan.

La directora del Equipo de Coordinación Institucional (Ecicovid) Paula Caballero, dijo que de forma paralela al funcionamiento del sistema de la educación a distancia y el teletrabajo, nuestra Universidad comenzó a implementar una serie de acciones cuyo eje central ha sido el resguardo de la salud y el bienestar de los colaboradores.

“Todas las medidas que hemos desarrollado, las que se encuentran en proceso y otras que serán implementadas según lo requiera la situación, están contenidas en el Plan de Retorno que estamos poniendo a disposición de todas y todos”, afirmó.

Agregó que “esa información debe ser de público conocimiento, porque hoy más que nunca es importante que las personas sepan todo lo que se está haciendo para el resguardo de su integridad, para que así también se hagan parte y se comprometan responsablemente con esos procesos”.

ETAPAS
Según explicó Caballero, la primera etapa, ‘Trabajo en tiempo de crisis’, en la que actualmente se encuentra la institución maulina, contiene todas las medidas puestas en marcha para la seguridad de quienes -por la naturaleza de su labor- han seguido asistiendo a alguna dependencia y también de aquellos que se encuentran cumpliendo sus funciones de forma remota.

Agregó que con ese objetivo, durante todo el período se ha mantenido una rutina constante de sanitización, al tiempo que se trabaja en la readecuación la infraestructura corporativa, tanto en los aforos de todos sus recintos como con la instalación de elementos como dispensadores de alcohol gel, separadores de espacio y señalética informativa, entre otros.

El Plan también contempla acciones de capacitación para funcionarios académicos y administrativos
La segunda etapa está centrada en el momento en que se determine el término del teletrabajo y la vuelta de los colaboradores a sus puestos, lo que, según determinó el Consejo Académico, será evaluado de acuerdo a las recomendaciones que hará Ecicovid una vez que se ponga fin al período de excepción constitucional vigente en el país.

Al respecto, Caballero indicó que una vez que se genere ese hito se procederá a poner en marcha otro conjunto de acciones destinadas a salvaguardar la salud, fase que también exigirá el compromiso de los miembros de la comunidad universitaria. “Junto a los esfuerzos que realiza la universidad es clave la responsabilidad individual, ya que solo así podremos generar un entorno seguro para todas y todos”, remarcó.

Ese mismo objetivo se persigue con la tercera fase, asociada al reinicio de las actividades académicas presenciales, proyectadas para marzo de 2021.

“Ese es un punto relevante del Plan, ya que desde un principio se han ido generando las adaptaciones para que cuando los estudiantes vuelvan a sus aulas lo hagan en las condiciones adecuadas. Pero junto a los ajustes a la infraestructura también se han mantenido espacios de acompañamiento, porque no solo es clave el acceso a la información, sino que ellos y ellas se hagan parte de su autocuidado”, expresó la vicerrectora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here