“Una de las premisas básicas que analizo antes de tomar cualquier decisión es que todo esté dentro de la legalidad”

El jefe de la Defensa Nacional para el Maule, general Patrice Van de Maele, dio su primera entrevista tras asumir el mando del orden y la seguridad públicas en la región

publicado por

Avatar
26 de abril de 2020
605
El general Patrice Van de Maele es el jefe de Defensa Nacional para la región, encargado del orden público, entre otras acciones que son coordinadas con la autoridad sanitaria.

El general de Brigada, Patrice Van de Maele Silva es director de la Dirección de Proyectos e Investigación del Ejército, que se dedica a proyectos de gran envergadura a mediano y largo plazo en esa rama, con oficina en Santiago y que tiene relación con materias de planificación y la nueva Ley de Financiamiento de las Fuerzas Armadas. Depende del Estado Mayor General del Ejército.

Le correspondió asumir como jefe de Defensa Nacional para la Región del Maule, cuando se produjo el Estado de Excepción Constitucional por la alerta sanitaria por Coronavirus, aunque indicó que su designación a esta zona se dio porque hay algunos generales que cubren regiones donde no hay un general. En este caso, en la Región del Maule y sus unidades dependen de dos generales que están en Santiago (por jurisdicción), entonces el cargo de director de Proyectos del Ejército lleva implícito este nombramiento, así si hay Zona de Catástrofe o Estado de Excepción Constitucional en el Maule, le corresponde encargarse de la zona.

¿Cómo enfrenta esta contingencia por Coronavirus, que resulta ser muy distinta a las labores que se abordaban antes de la pandemia?
“Tiene condicionantes bien especiales. La primera, desde el punto de vista netamente del Ejército, es un Estado de Excepción Constitucional que abarca toda la nación, todo el territorio. Entonces, el Ejército completo está operando y abarcando todas las regiones del país. Eso ya es algo distinto. Por ejemplo, para el terremoto (27 de febrero de 2010) fueron ciertas regiones las que tuvieron apoyo militar; para los incendios del 2017 también, pero esta es una connotación distinta.

Aquí, si uno analiza más profundamente lo que está ocurriendo, se da cuenta que cuando hay un terremoto, inundación o un incendio, uno ve ahí el problema. Se ve, se huele, se siente, entonces se puede disponer gente y todo está enfocado a ese problema. Aquí por ser un virus que está circulando, la sensación es muy distinta. La gente lo toma de una manera distinta, muchas veces hay una sensación de que no pasa nada, que no va a ocurrir, que a mí no me va a pasar porque es un tema que anda circulando, no se ve. Entonces, la forma de abordar militarmente eso es distinto”.

General, cuando arribó al Maule se registró una polémica por una decisión que estaba tomada en torno al funcionamiento del comercio, y después usted la desechó, hasta que se retomó nuevamente…
“Efectivamente hubo ahí una polémica grande los primeros días, yo soy súper consciente de eso. Pero para mí siempre fue importante aclarar dos cosas: yo desde antes, hoy día operando y siempre, una de las premisas básicas que analizo antes de tomar cualquier decisión es que todo esté dentro de la legalidad, ese es el paraguas principal de cualquier decisión que uno tome. Entonces el análisis de una orden que uno da es tremendamente importante.

Lo que ocurrió ese día, que fue el primer día que yo llegué acá, en el punto de prensa y de acuerdo a lo que habíamos conversado con el intendente (Pablo Milad) y otros, en un COE (Comité Operativo de Emergencia) que tuvimos, se tomó la decisión de anunciar el cierre de ciertos negocios al día siguiente.

Lo que faltaba después era obviamente el documento legal que lo permite, que puede ser un bando, una resolución exenta, una orden… yo tengo distintos elementos por los cuales puedo dar la legalidad de lo que yo digo. Entonces, durante la tarde, en el proceso de análisis de la legalidad y preparando ese documento, nos dimos cuenta que había un ápice en el decreto de nombramiento de los Jefes de Defensa Nacional que a uno le impedía tomar esa decisión inicialmente. Había que precisarlo de otra manera y había que tomarlo de manera distinta. Porque las decisiones más importantes tienen que ser consensuadas a nivel central porque el Estado de Excepción Constitucional es a nivel nacional, entonces, por esa razón yo dispuse inmediatamente un comunicado de prensa explicando que lo que anuncié a mediodía queda sin efecto por ahora.

Eso generó mucho ruido porque la gente como que se preparó, después no entendían que pasó, etc. A los dos días después nosotros nos reunimos con los alcaldes, provincia por provincia con el intendente y explicando por qué se tomó esa medida, y era porque yo en ese momento no la podía tomar desde el punto de vista de mis atribuciones que tengo. Ahora, aclarando todo, al otro día la autoridad central sí lo decreta y lo decreta para todo el país, que es lo que está vigente hoy día”.

Cuando los militares realizan patrullajes durante el toque de queda, ¿Salen motivados o existe algún grado de inquietud en ellos por la enfermedad? Se lo pregunto porque se han visto casos donde han atacado a carabineros por ejemplo…
“La verdad es que las fuerzas del Ejército no han tenido esos incidentes, como que los ataquen, ni que los toquen, ni que los escupan, eso no nos ha ocurrido. Ahora, es sorprendente y gratificante ver que hacen sus rondas motivados. Nosotros tratamos todos los días, antes de que las unidades salgan del Regimiento de Talca, uno de los mandos va y habla con ellos, puedo ser yo o el comandante del regimiento, sobre detalles de cómo se va a operar esa noche la patrulla o las patrullas, y ellos salen muy motivados, porque realmente tienen ese espíritu de que es un apoyo.

Aquí no hay un enemigo. Nosotros estamos controlando orden público y toque de queda pero en función de una crisis sanitaria, entonces es otra la condicionante, y así también la gente nos ha reconocido, que hay mucho de eso, que estamos ayudando”.

¿Existe algún miembro de sus unidades que tenga Covid-19?
“Nosotros tuvimos en la segunda semana, una persona que estuvo bajo sospecha de Coronavirus. De hecho, eso nos obligó a tener a 40 personas más o menos en cuarentena –que eso afecta mucho- pero finalmente se descartó con los exámenes.

Y hoy día sí tenemos a una persona que está con Covid-19 positivo, está en cuarentena en su casa, ha tenido síntomas muy leves, y producto de ese contagio tenemos nueve personas de la unidad aquí en Talca que están también en sus casas en cuarentena preventiva y sin síntomas. Es un militar, no administrativo.

Tenemos la impresión que pudo haber tenido contacto con una persona que le transmitió el virus en algún momento porque estuvo en algunas reuniones afuera y adentro”.

MÁS INFORMACIÓN DE DIARIO EL CENTRO

Conozca el currículum del general que asumiría como jefe de orden público en el Maule

RECURSOS
El contingente que tiene hoy, ¿Es suficiente para la demanda que enfrenta todos los días, ya sea de parte de alcaldes, comunidad, etc.?
“Efectivamente eso es muy complejo. Nosotros tenemos mucha demanda, y cuando hablo de nosotros es Ejército, Carabineros, Policía de Investigaciones, porque estamos operando muy juntos.

Sin duda siempre la demanda es superior a lo que uno tiene. Yo he dicho que esta región tiene más de un millón de habitantes, y si tuviéramos un millón de militares y policías, custodiando persona a persona, también ocurrirían cosas y también nos pedirían más. Siempre es insuficiente.

Entonces, tenemos una dinámica donde buscamos no instalarnos en puntos fijos, y que es lo que muchas veces piden, instalar una patrulla militar en determinado sector. Pero eso no es eficiente desde el punto de vista del uso de los recursos porque yo hipoteco una unidad en un sector determinado.

Hoy día la estrategia que estamos aplicando es que recibimos esa demanda, la analizamos con Carabineros y con PDI, la levantamos como punto crítico, hacemos que nuestras patrullas pasen una, dos, tres veces durante la noche y chequeen.
Nosotros tenemos la dotación normal del Regimiento de Talca, más la dotación normal de la Escuela de Artillería de Linares, y además tenemos una unidad de refuerzo que llegó de Punta Arenas. Somos alrededor de 900 integrantes para la región”.

Se ha visto que hay alcaldes que quisieran tener más atribuciones, por ellos cerraran sus comunas para proteger a los vecinos, algunos han sido proactivos en obstaculizar el paso a turistas o personas que se dirigen a sus segundas viviendas. ¿Cómo se ordena esto, ha sido complejo?
“Eso fue parte de los más complejo del primer tiempo, durante los primeros cinco o seis días de instalación, fue instalación efectivamente. Un proceso de poder coordinarnos, entender las atribuciones de unos y otros, y fue muy difícil entender que las decisiones más importantes se deben tomar a nivel nacional y no a nivel regional ni comunal.
Cerrar comunas no es legal, los alcaldes no tienen la atribución, al igual que si yo hubiera dado la orden del cierre del comercio, eso no es legal.

El hecho de que haya comunidades o vecinos que botaran un árbol en las rutas más pequeñas, evitando que circularan personas, eso hoy día es ilegal, porque hoy día no está restringido el libre tránsito en general, hay ciertas restricciones.

Por eso nosotros fuimos conversando con los alcaldes, entendiendo la preocupación de la gente, pero esas son medidas que no pueden tomar, ni siquiera yo la puedo tomar. Y tampoco es la medida más efectiva porque se van parando ciudades”.

La labor que han realizado en esta contingencia, ustedes, las cuatro autoridades que están liderando en la región durante esta crisis sanitaria (intendente regional, seremi de Salud, director del Servicio de Salud Maule y jefe de Defensa Nacional), ¿Lo satisface?, ¿Hay alguna autocrítica?
“Lo que más quiero destacar es que hemos actuado muy colegiado y muy coordinados. Eso es muy importante porque cuando se discuten los alcances de una decisión desde otros puntos de vista, siempre se llega a una definición que puede que no sea buena para algunos, pero sí para el bien común.

También quiero destacar que se han tomado decisiones con seremis y ahora mucho con los gobernadores, con los alcaldes, y es el factor que creo que mejor potencia cómo podemos abordar esto.
¿Autocrítica?, sí. A veces nos demoramos un poco en la reacción porque tenemos que analizar mucho, a veces nos piden que vaya una unidad en un momento determinado a un lugar específico, y eso es difícil cuando usted tiene gente que ha estado todas las noches patrullando y lleva 36 días… también hay un desgaste. Siempre tratamos de que sea con un par de días de antelación y así se puede planificar con tiempo. Entonces ahí hay un tema que siempre es mejorable.

En mi caso, como jefe de Defensa, cualquier decisión que yo pueda tomar debe ser en función del punto de vista sanitario, y eso es conversado con la seremi de Salud (Marlenne Durán) y evaluamos cómo podemos hacerlo de mejor manera para la región”.

MEDIDAS SOLICITADAS
El alcalde de Talca, Juan Carlos Díaz, ha sido insistente en solicitar el cierre del comercio en la comuna durante los fines de semana, para evitar aglomeraciones que promuevan el contagio de Coronavirus, en el marco de que Talca es la que concentra más casos de Coronavirus. Ahora se viene un fin de semana largo, ¿Cómo lo van a abordar?
“Desde el punto de vista de los cierres de comercio, vuelvo un poco a lo que decía, es una atribución que los jefes de Defensa no tenemos. No podemos cerrar el comercio ni establecer horarios si es que no es coordinado desde el nivel central, porque ese cierre no es un cierre que va determinado a la acción mía que es el orden público. El cierre está determinado desde una atribución sanitaria, por lo tanto, debe ir y venir por la vía de lo sanitario. Yo lo operacionalizo, yo lo dispongo y lo controlo.

Yo lo conversé con el alcalde una vez, posteriormente vía documento hemos tenido bastante conexión y coordinación, y siempre le respondo de la misma manera, no es una atribución del jefe de Defensa Nacional.

Se llegó con la Cámara de Comercio, la seremi y el intendente, a una restricción horaria durante la semana y los días sábado, y pidiendo que los domingos no se abriera. Pero, aquí hay un límite bien complejo que es permitir que la ciudad siga viva, que la gente pueda seguir abasteciéndose, hay un tema laboral también.

Lo ideal hoy día es que se mantenga la distancia social no menos de un metro, el uso de mascarilla, que acuda a realizar un trámite o a comprar y se devuelve a su casa. Hay filas en los servicios, son un poco inevitables porque los trámites deben seguir haciéndose, la vida debe seguir, pero tomando los resguardos. No salir a tomar helados con los niños, jugar en las plazas o jugar fútbol en una cancha porque ahí sí se están arriesgando. Entonces el tema tiene varios matices.

Y hay un tercer punto que también hay que analizar. Si se cierra el comercio o lo restringe durante tres horas, lo que se va a producir es aglomeración que es lo que no queremos.

Ahora si esto no funciona bien, habrá que tomar decisiones, pero de acuerdo a la situación sanitaria de la comuna y a través de lo que la seremi coordine con Santiago. Incluso se puede cerrar una parte de Talca, no necesariamente todo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here