¡Un poderoso antiinflamatorio natural!

Las propiedades de la cereza son numerosas. Una fruta muy poderosa que, además de ser considerada un laxante natural, ayuda a prevenir enfermedades, como el reumatismo, artritis y trastornos gástricos

0
130

Pequeña en tamaño, pero grande en beneficios. La cereza o guinda, como muchos la conocen, está acaparando miradas en todo el mundo. En Estados Unidos, muchos atletas ya consumen jugo de cereza después de hacer ejercicios, debido a sus propiedades antiinflamatorias que alivian dolores en las articulaciones. Además, esta pequeña fruta es beneficiosa para el hígado, regula el sueño y posee atributos rejuvenecedores.

Para aprovechar al máximo las propiedades de las cerezas que están a punto de perderse y evitar desecharlas, ¿por qué no preparar un jugo? Puede ser guardado por un buen tiempo en el refrigerador o guardar la pulpa en el congelador, para alargar su corta estacionalidad, sobre todo, si se utilizan las selladoras al vacío, conservando la frescura y calidad de la preparación por períodos aún más largos. Solo es necesario mezclar con agua para obtener un rico y sano jugo de guinda.

Gracias a las nuevas tecnologías, es sencillo conservar al vacío ensaladas, frutas, verduras, postres, guisos, sopas, café en grano o molido, yogurt, cereales y mucho más, no solo se obtienen los beneficios para la salud de nuestra familia, así como un importante ahorro en dinero, sino que, además, se contribuye al medioambiente al reducir el desperdicio de alimentos. En este caso, cerezas que generalmente terminarían viendo el fondo de un basurero, se transforman en un potente brebaje que no solo es delicioso, sino que brinda excelentes dividendos para la salud.

JARABE DE CEREZAS

Ingredientes
 1 kilo de cerezas
 1 ½ litro de agua
 250 gramos de azúcar rubia
 500 gramos de endulzante en polvo
 Jugo de 1 limón

Preparación:
• Remover el cuesco de las cerezas y colocar en una fuente.
• Agregar azúcar, endulzante y juego de limón.
• Revolver y reservar la mezcla tapada a temperatura ambiente durante la noche.
• Verter en la olla, y cocinar por lo menos 1 ½ hora, añadiendo agua.
• Revolver de vez en cuando hasta que haga ebullición y dejar reducir 1 ½ hora.
• Apagar cuando la mezcla tenga consistencia de jarabe y esperar hasta que esté tibia.
• Pasar por colador fino y guardar en botella o frasco de vidrio.
• Si se quiere guardar la preparación, utilizar una selladora al vacío y congelar por el tiempo que deseen.

Fuente:

Ivania Kliwadenko
Instagram: @ivaniacocinera

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Diario el Centro se reserva el derecho de editar, eliminar y/o modificar comentarios, que esten en contra de las políticas de nuestra empresa