Un Estado de Derecho

publicado por

Avatar
23 de noviembre de 2019
0
45

Sr. Director:

¿Por qué los políticos tienen tanto miedo de reconocer lo que a ojos de cualquier ciudadano parece evidente? Todo exceso es malo, y por tanto debe ser condenado, ya sea que provenga de manifestantes o de las fuerzas de orden público.
La diferencia que algunos no logran y otros se niegan a entender, radica en que, necesariamente toda fuerza ejercida por un civil, es ilegítima y por tanto condenable, salvo ciertas excepciones legales. En cambio, no toda coacción ejercida por parte de las fuerzas de orden público, debe ser condenada, dado que, en todo estado de derecho, es justamente al estado mismo, a través de estas instituciones, a quien se inviste del monopolio del legítimo ejercicio de la fuerza, con la evidente finalidad de mantener ese estado de derecho incólume.
En este sentido, resulta necesario concluir que toda acción violenta por parte de civiles, debe ser firmemente condenada. Por otro lado, el ejercicio de la fuerza por parte de las fuerzas de orden público, requerirá necesariamente de un examen ex post que verifique si esa coacción fue necesaria, proporcional, y se ajustó a los procedimientos establecidos. En caso de que así sea, es legítima, en caso contrario, deviene en ilegitima y no queda más que condenarla con la misma fuerza.

Tomás Mujica Juncal
Abogado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here