Tribunales orales del Maule han reprogramado 159 juicios debido a la pandemia

De los cuatro juzgados de la región, el de Talca es el que mayor número de audiencias reagendadas acumula con 88 juicios. La suspensión obedece a razones sanitarias.

publicado por

Avatar
10 de junio de 2020
244
La mayoría de los juicios requiere de la presencia de todos los intervinientes, lo que en tiempos de distanciamiento físico por la pandemia no es posible.

Debido a la crisis sanitaria, el sistema de justicia ha adoptado una serie de medidas para acoplarse a los resguardos de salud necesarios para evitar contagios. Una de esas medidas ha sido la postergación de audiencias y de juicios.

En el caso de la región del Maule, solo en el área penal, en los tribunales orales estaban agendadas 179 juicios. De ellos, 159 han sido reprogramados y 20 siguen pendientes, tal como fue informado desde la Corte de Apelaciones de Talca.
Puntualmente, en el Tribunal Oral en lo Penal de Cauquenes, las audiencias pendientes antes de la pandemia eran 20 y han sido reprogramadas 18. En el Tribunal Oral de Linares son 34 los juicios que había fueron reprogramados. En Curicó eran 37 pendientes y 19 ya fueron reagendadas.

De los cuatro tribunales penales, el de Talca es el que mayor número de juicios reprogramados acumula con 88 causas, en gran medida, porque es el tribunal que acumula la mayor carga de audiencias.
“La razón de la suspensión, obviamente, estuvo basada en la necesidad imperiosa en que los colocó la pandemia, para asegurar la salud de los usuarios y de todos los intervinientes, lo cual se ha ido evaluando. Los tribunales han seguido trabajando, todos en teletrabajo, y se ha ido evaluando la posibilidad de reiniciar, pero eso depende de cómo evoluciona la misma pandemia”, explicó el presidente de la Corte de Apelaciones de Talca, ministro Rodrigo Biel.

INCONVENIENTES
Uno de los inconvenientes que presenta la reanudación de los juicios de manera presencial es la complejidad de cada caso, particularmente, en lo que tiene que ver con la presentación de los medios de prueba a través de los testigos y peritos, puesto que sería mucho más difícil que puedan hacerlo de manera remota. Además, ello dificulta el contrainterrogatorio de las partes acusadora, defensa y de los propios jueces.
En ese escenario, no ha habido consenso total entre las instituciones que son parte activa del sistema penal. “Algunos de los intervinientes creen que no es conveniente hacerlo, otros están dispuestos a comenzar a trabajar, con la experiencia que se ve de países que tuvieron la pandemia antes que nosotros, como España, Francia e Italia, donde la suspensión de causas también ya está preocupando a las autoridades”, añadió el ministro Biel.

EVENTUAL COLAPSO
El presidente de la Corte no descartó que la postergación de juicios pueda traducirse más adelante en la congestión del sistema judicial.
“Yo entiendo que los defensores tengan temor, como lo pueden tener los fiscales, los jueces y los usuarios, pero -por otro lado- puede ocurrir que cuando todo esto termine se produzca un colapso”, dijo.
En ese sentido, afirmó que tanto la Corte Suprema como la Corte de Apelaciones de Talca están enfocadas en la búsqueda de soluciones para avanzar en la realización de juicios orales, al menos, en los cuales no exista un número elevado de testigos.

ACCIONES
Mientras tanto, el máximo tribunal regional ha designado un ministro coordinador en cada área para la evaluación constante de la situación, en conjunto con los respectivos jueces.
En los juzgados penales el coordinador es el ministro, Hernán González; en los civiles, el ministro, Rodrigo Biel; en los de familia, el ministro, Carlos Carrillo; y en los laborales, la ministra, Jeannette Valdés.
El propósito en todos los casos es que cuando las condiciones sanitarias lo permitan, se puedan ir reanudando las audiencias, aseguró el ministro Biel.

¿VOLVER O NO?
Para la Defensoría Penal Pública, retomar los juicios presenciales no es pertinente, al menos, por ahora. Así lo expresó lo expresó el defensor regional, José Luis Craig.
“No es momento para volver a la presencialidad, porque estamos con los números más altos de contagio y muertes diarias, en el peak famoso del que hablan los expertos en materia sanitaria”, afirmó.
Para avanzar y evitar el colapso del sistema, Craig también es partidario de la utilización de recursos tecnológicos que permitan resolver los juicios a distancia. Pero advirtió que no todos los juicios orales pueden realizarse con los intervinientes de manera remota.
Además, recordó que existen principios procesales del sistema acusatorio que en un juicio a distancia no se pueden ejercer. Por tanto, afirmó que puede verse vulnerada la garantía del debido proceso del imputado.

TRABAJAR CON UNIFORMIDAD
La unificación de criterios en cuanto a la metodología que se va a aplicar en el futuro cercano es uno de los aspectos importantes que debe resolverse enfrentar esta problemática, a juicio del Fiscal Regional, Julio Contardo.
“Lo que esperamos es que exista una cierta uniformidad respecto de los criterios que vamos a ir desarrollando en los juicios orales, en lo sucesivo, porque hay que tener presente que esta realidad de la pandemia y los cuidados van a durar por bastante tiempo. Por lo tanto, las medidas que se adopten hoy deben prolongarse en el tiempo, pero garantizando la salud de las personas”, recalcó Contardo.

Con todo, agregó que es relevante no paralizar el sistema penal. “Los juicios deben realizarse. Además, por razones de índole procesal, fundamentalmente en las garantías del debido proceso que se deben realizar en tiempos oportunos, tanto para la víctima como para el imputado”, explicó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here