Trazan el primer retrato genómico de las civilizaciones andinas precolombinas

En este estudio multidisciplinar han participado investigadores de muchos países, entre ellos Chile.

Un equipo internacional de científicos ha publicado por primera vez el mayor retrato genético de las antiguas civilizaciones andinas precolombinas, un trabajo que dibuja la historia de estas poblaciones desde hace 9000 años hasta la llegada de los españoles.

Los resultados del estudio, publicados en la revista científica Cell, muestran diferencias genéticas entre grupos de regiones cercanas, mezcla de poblaciones dentro y fuera de los Andes, y una sorprendente continuidad genética en algunas de las civilizaciones antiguas más conocidas de la región, famosas por su agitación cultural y carácter cosmopolita.

El estudio, dirigido por David Reich y Lars Fehren-Schmitz, genetistas de las universidades de Harvard y California, respectivamente, analiza el genoma de 89 individuos de entre 9000 y 500 años de edad, 64 de ellos (de entre 4500 y 500 años de antigüedad), no se habían secuenciado nunca.
Además, el análisis incluye genomas de civilizaciones icónicas de los Andes de las que no había ningún tipo de información genómica como la Moche, la Nasca, la Wari, la Tiwanaku y la Inca, lo que le convierte en el proyecto genómico más importante sobre América Latina hecho hasta la fecha.
«Ha sido un proyecto fascinante y único», destaca Nathan Nakatsuka, primer autor del trabajo y estudiante de doctorado en el laboratorio de David Reich en el Instituto Blavatnik en el HMS.

Además, este trabajo equilibra los estudios globales sobre ADN antiguo que, hasta ahora, se habían centrado en el oeste de Eurasia y habían obviado a Sudamérica: «Este estudio nos permite comenzar a entender en alta resolución la historia detallada de los movimientos humanos en esta parte del mundo extraordinariamente importante», subraya.

Los Andes centrales que rodean a Perú son uno de los pocos lugares del mundo en los que se inventó la agricultura y en donde se ha documentado la existencia de las civilizaciones complejas más antiguas de América del Sur pero, pese a ser un importante centro de investigación arqueológica, no se había realizado una caracterización sistemática con el ADN antiguo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here