“Terminator” talquino es optimista y espera la vuelta del powerlifting para diciembre

Arnaldo Salinas se encuentra en periodo de pretemporada, pensando en que las competencias nacionales podrían volver el último trimestre de este 2020. Por estos días, el también profesor, se la pasa entre sus entrenamientos y clases online con sus alumnos.

El “Terminator” talquino sigue trabajando en su gimnasio desde el 18 de marzo, día en el que debió cerrar las puertas para sus alumnos.

Realizando entrenamientos, principalmente, orientados a mantener su condición física, pero también impartiendo clases virtuales para sus alumnos, a través de la aplicación Zoom, está en estos meses de pandemia, Arnaldo Salinas, campeón nacional de powerlifting, en la categoría 75 kilos.
El Coronavirus obligó al talquino a cerrar su gimnasio, el cual le permitía compatibilizar sus dos pasiones; el entrenar para la disciplina que practica, pero también la de poder entregar sus conocimientos.

La situación no es la mejor, ya que con mucho empeño este profesor de Educación Física está haciendo todos los esfuerzos por mantener su gimnasio. El mismo que ya lleva siete años en actividad, y que hoy lo tiene con la preocupación latente de que se pueda cerrar.

OPTIMISMO
De todas maneras, por estos días, el “Terminator” talquino prefiere ser optimista y espera que el Covid-19 se controle en el último trimestre del año, fecha para la cual anhela volver a la competencia.

-¿A qué ha ido orientado el entrenamiento en cuarentena?
“Por ahora estoy en un periodo de pretemporada, haciendo acondicionamiento físico y esperando que con el correr de los meses se vaya dilucidando el tema y de a poco vamos a ir teniendo claridad y ya tener algo concreto para noviembre y diciembre, que es lo que nos dice el sentido común y por lo que ha ido pasando en los otros países del mundo, que sería que en diciembre se podría realizar alguna competencia en el país, obviamente, que con todas las medidas sanitarias”.

-¿Qué lo motiva para seguir entrenando?
“Primero hay que resolver la competencia, que no es solo una cuestión de motivación, sino que también es un tema de planificación deportiva, porque cuando tú tienes la competencia, haces toda tu planificación para llegar a un estado de forma óptima ese día. Cuando no tienes eso, tienes esa dificultad del punto de vista de la planificación del entrenamiento, entonces lo que he hecho ahora es ponerme en el supuesto de que en noviembre o diciembre se podrá competir”.

COMPETENCIAS
-¿Hay competencias pactadas en el extranjero? ¿Podrá participar?

“En Estados Unidos. Ellos ya tienen programadas competencias. Hay una muy grande en septiembre, que yo ni siquiera hice averiguaciones de que si me podían mandar alguna invitación, porque como los aeropuertos están cerrados, no sirve de nada. Además, el Gobierno alargó el Estado de catástrofe por los próximos 90 días y eso es hasta septiembre, entonces hasta esa fecha seguiremos con la misma normativa. Internacionalmente es súper difícil, porque hay que resolver temas económicos y logísticos con anticipación, por lo que yo creo que si en septiembre hubiera claridad, también sería difícil, porque quedaría poco tiempo para conseguir recursos”.

-¿Y para lugares más cercanos?
“Acá en Sudamérica, Brasil tiene pensado organizar un torneo, que es grande y que se hace siempre, pero ellos han sido más flexibles en todas las normas. Es como un caso aparte, porque lo pueden hacer, aunque lo más probable es que estén esperando llenar los cupos con puros atletas locales, porque el resto de países de la zona están con normas mucho más estrictas a las que tienen en Brasil”.

GIMNASIO
-¿Cómo lo ha hecho con el cierre de su gimnasio?

“Yo fui de los que cerró voluntariamente, antes de que el Gobierno obligara. Esa misma noche que cerré, les comuniqué a mis alumnos que lo que podríamos hacer era que si alguno podía mantener su mensualidad, los que querían y podían, yo les prestaría implementos y eso me permitió tener un número de personas que si bien no me deja tranquilo, me asegura costear las necesidades básicas. Lo que sí, mis implementos desaparecieron, porque los pasé. No quise arrendar, porque consideraba que no era justo, ya que hay alumnos que me siguen hace siete años, por distintos lugares de Talca”.

-¿Cómo hace las clases?
“Estamos haciendo clases por Zoom, dos veces al día, clases de una hora y media para quienes puedan hacerla y quienes no pueden, yo les mando entrenamientos vía WhatsApp, con videos, explicaciones y la rutina de entrenamiento del día, que va cambiando diariamente”.

-¿Cuál es la forma de comunicarse con la gente que le interese sumarse a sus trabajos?
“Debido a que no estamos en el gimnasio, lo podrán hacer a través del instagram@ludus_elite_fitness, donde también podrán ver nuestro trabajo y encontrar promociones en este periodo de pandemia”.

APOYO
¿Ha tenido algún apoyo de las autoridades?

“No, no he tenido ayuda, sino más del banco, aunque hasta por ahí no más, porque tampoco se congelaron los créditos. Tuve que refinanciar mis créditos, que yo dejaría de pagar el 2022 y ahora se prolongaron hasta 2025, entonces esas son las alternativas. La luz, el agua, se sigue pagando lo mismo, no hay cambios con eso”.

-¿Qué tal observa el futuro?
“Yo creo que el objetivo hoy dentro de todo es que hay que tratar de ser optimista, ver que esto va a pasar y ojalá que esto sea lo más difícil y que ya el próximo año empiece a ser todo normal, en esta llamada “nueva normalidad”, del punto de vista económico, como pequeños empresarios o emprendedor, mejor dicho y también como atleta. Que esto sea lo más duro y que ojalá que de aquí en adelante si bien después se tenga que trabajar con ciertas restricciones, se pueda hacer. Es lo único que uno puede hacer por sanidad mental”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here