Telemedicina en tiempos de pandemia

Ante la actual crisis sanitaria, los centros de salud, clínicas y hospitales destinan sus recursos, tanto humanos como materiales, para la atención de pacientes infectados con Covid-19, sin embargo, el resto de las enfermedades no se detienen, convirtiendo a la telemedicina en un aliado como refuerzo al sistema sanitario actual.

Ésta ha sido definida por la OMS como “el suministro de servicios de atención sanitaria en los que la distancia constituye un factor crítico, realizado por profesionales que apelan a tecnologías de la información y de la comunicación con objeto de intercambiar datos para hacer diagnósticos, preconizar tratamientos y prevenir enfermedades y heridas, así como para la formación permanente de los profesionales de atención de salud y en actividades de investigación y evaluación, con el fin de mejorar la salud de las personas y de las comunidades en que viven”.
Actualmente esto es posible a través de distintas plataformas virtuales como las videoconsultas, llamadas de vos o chat, las que pueden ser realizadas desde dispositivos móviles como teléfonos celulares, Tablet o computador.

La telemedicina en la actualidad ha evidenciado importantes beneficios, entre los que destaca, la reducción del ausentismo a los controles de salud, menor gasto de dinero y tiempo en movilizarse a la consulta (a no ser que sea absolutamente necesario) especialmente en pacientes crónicos, Inmunodeprimidos o con movilidad reducida, y sobre todo, evita el autodiagnóstico, la automedicación y la búsqueda de información de sus síntomas en canales no adecuados o poco confiables.

Pero es importante mencionar que la telemedicina también ha encontrado detractores, que sostienen que es una práctica con muchas limitaciones y su ejercicio carece, en la mayoría de los casos, de evidencia sólida que sostenga su validez. En definitiva, la telemedicina es una herramienta fundamental en esta época de crisis y distanciamiento social, y a pesar de que diversos padecimientos siempre requerirán una valoración presencial, es posible optar por la medicina a distancia de manera confiable, segura y sin salir de casa, con la certeza de que hay un profesional al otro lado de la cámara que está disponible y atento a su estado de salud.

Mg. Ana Ramírez Méndez
Matrona Docente de la Carrera de Obstetricia y Puericultura
Universidad Autónoma

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here