Talca cerró sin incidentes primera jornada de la PSU

En la capital regional, durante la presentación de los exámenes de Lenguaje e Historia, no se concretaron protestas en el exterior de los establecimientos

La UCM fue uno de los locales de rendición de la prueba y el proceso se desarrolló sin inconvenientes.

A pesar de la convocatoria a movilizaciones realizada por la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES) y los llamados a funas y protestas en los colegios, difundidos en redes sociales, en Talca la rendición de la PSU transcurrió sin incidentes durante el primero de dos días del proceso.

El lunes, como se tenía previsto, los estudiantes presentaron en la jornada matutina el examen de Lenguaje y Comunicación y, en la vespertina, el de Ciencias.

Uno de los 19 locales seleccionados para la rendición de la prueba en la capital regional, fue el campus Lircay de la Universidad de Talca, donde estaban inscritos mil 300 alumnos, unos 80 más que el año pasado.

“Los chicos han hecho ingreso al local en calma, el reconocimiento de sala de ayer (domingo) fue muy relajado, con alta afluencia de público -más que otros años- y acompañados de sus padres, pero hoy (lunes) afortunadamente todo ha estado normal”, contextualizó la jefa de local de la U. de Talca, Liseth Yáñez.

A otros 900 jóvenes les correspondió acudir al Campus San Miguel de la Universidad Católica del Maule (UCM), donde el proceso durante la mañana transcurrió sin inconvenientes.

En el Maule, están registrados en el sistema para rendir la PSU 17 mil 900 jóvenes, de los cuales, seis mil 449 corresponde a Talca.

TRANQUILO, PERO…

Si bien la rendición de la prueba se realizó de manera regular, el contexto previo al proceso marcado por el estallido social, igualmente influyó en algunos estudiantes. A ello se sumó una equivoca información entregada por el Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional (Demre), anunciando la suspensión del examen a nivel país, lo cual después fue corregido.

Francisca Fuentes, egresada del Liceo Abate Molina, comentó que “el año fue sumamente diferente para mí. Por ejemplo, en el último tiempo, casi no pude estudiar debido a las manifestaciones, en general. Siento que tuve una preparación mejor que el año pasado, pero en el último tiempo, me costó mucho concentrarme y poder lograr algunos objetivos que tenía pendientes”.

¿QUÉ DICEN DEL MÉTODO?

Los estudiantes, Marco Briones y José Espinoza, que presentaron la PSU en el Liceo Industrial Superior de Talca, son algunas de las voces que se manifiestan en contra del instrumento de evaluación.

“Es la segunda vez que doy la prueba, entonces, no estaba tan emocionado, pero sí un poco angustiado, porque igual exige prepararse y, en el momento de la prueba, hay que confiar en las capacidades que uno tiene. La prueba no va a definir quién es uno, pero es una ayuda para llegar a lo que queremos ser, así que por eso, hay que esforzarse”, expresó Briones.

No obstante, agregó que la PSU “es el peor método para entrar la universidad”.
En tanto, Espinoza dijo estar en desacuerdo con la prueba, por ser un “método poco eficaz para medir cuánto realmente sabe una persona. Es muy científico, muy numérico y no mide muchas habilidades de las personas, pero tristemente es la más recurrente para ingresar a la universidad”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here