Suman y siguen los accidentes

La simple sumatoria de once víctimas fatales, en apenas dos semanas, es una lección imborrable de que, en apenas segundos, se pueden provocar secuelas irreversibles.

publicado por

Avatar
10 de diciembre de 2019
44

Una nueva tragedia carretera enluta a la Región del Maule, esta vez, en la ruta que une las comunas de San Javier y Constitución. Allí, producto de una colisión frontal entre dos vehículos, fallecieron tres personas adultas y dos menores de edad, todos familiares, aunque otros sobrevivientes siguen graves en el hospital de Talca.

Lo más preocupante es que no se trata de un caso aislado, pero tampoco reiterativo. A mediados de la semana pasada, en la ruta que une a San Javier y Cauquenes, ocurrió una colisión por alcance entre un camión con acoplado y un furgón de transporte de pasajeros, dejando a seis fallecidos y siete personas con diversas lesiones.

En este caso específico, la fiscalía de San Javier y la SIAT de Carabineros, lograron establecer que existiría responsabilidad del conductor del vehículo de carga, el cual no habría advertido a tiempo que el otro móvil se encontraba detenido en la ruta, esperando que un banderillero le diera la pasada, por trabajos en la vía.

Por su parte, en este nuevo accidente de tránsito, la fiscalía de San Javier y la misma SIAT de Carabineros están focalizando la persecución penal en una mujer que conducía un vehículo tipo jeep, sosteniendo que dicha persona habría realizado una maniobra de adelantamiento, por lo cual, ocupó la pista en sentido contrario.

Así se explicaría la colisión con el otro vehículo y, con ello, la tragedia que enlutó a una familia linarense. Más allá de los resultados judiciales, ambos casos vuelven a poner de relieve la importancia de una conducción a velocidad prudente, con atención a las condiciones del tránsito y, lo más importante, siempre a la defensiva.

Se acerca el verano y, con ello, el buen tiempo que motiva a las familias a salir de sus casas, viajando a la costa y la cordillera, en especial, durante los fines de semana. Así volverán a repetirse las jornadas de alto tráfico en vías que conducen hacia zonas de veraneo en la región, generalmente, rutas de dos pistas y alta peligrosidad.

A ello se agrega que, generalmente, las familias vienen cansadas por el calor y, además, luego de pasar jornadas de caminatas o de bañarse en el mar. Todo ello, sumado a la urgencia por llegar a la casa, termina por motivar a los conductores a realizar maniobras riesgosas, como ocupar las bermas o adelantar en zona no autorizada.

Así las recomendaciones que entrega la experiencia son, principalmente, viajar a horas en que no exista colapso en el tránsito. Pero, también, tener presente que será siempre mejor esperar un minuto, antes que enfrentar consecuencias imposibles de reparar, ya sea para los que conducen o los que esperan en casa.

La simple sumatoria de once víctimas fatales, en apenas dos semanas, es una lección imborrable de que, en apenas segundos, se pueden provocar secuelas irreversibles. Por estos motivos, siempre es necesario reforzar los llamados al autocuidado, en particular, cuando se conducen vehículos, ya sea a motor o fuerza humana.

Actuar en forma responsable es vital cuando alguien está al volante, porque en caso contrario, pone en riesgo su vida y de los demás. En esta perspectiva, no queda otra que lamentar y compartir el duelo de las familias de las víctimas, esperando también que se realice un juicio justo y con el debido proceso a quien aparece como responsable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here