Solo un imputado recibió sustitución de prisión preventiva para evitar contagios

21 personas en la Región del Maule pasaron a evaluación de los juzgados tras peticiones de la Defensoría Penal Pública que buscan mitigar los riesgos de contagios de Coronavirus

Los datos de la población penitenciaria de riesgo, fueron aportados por Gendarmería con la recopilación de antecedentes.

El avance del Coronavirus obligó a distintos sectores del país a modificar sus procedimientos, entre ellos, a la justicia. Así por “razones humanitarias” 21 imputados privados de libertad en la Región del Maule y cuyos casos están en proceso de investigación, esperan por el resultado de una petición para sustituir la medida cautelar de prisión preventiva, debido a que pertenecen a grupos de riesgo de contagios de Covid-19.

Esta medida, simultánea a escala nacional, se aplicará para personas que superen los 60 años de edad que tengan patologías previas, mujeres embarazadas o con hijos lactantes, para así frenar el avance por la pandemia que hoy azota a diferentes países. En el territorio regional, según datos de Gendarmería, no existen imputadas en estado de gestación o lactantes en situación de prisión preventiva.

Así, entonces, los primeros casos ya comenzaron a ser evaluados. De los cinco ya presentados por la Defensoría Penal Pública, un imputado de la comuna de Molina recibió la sustitución de su medida cautelar por arresto domiciliario total. Asimismo, otros cuatro fueron rechazados y se evalúa la posibilidad de apelar ante la Corte de Apelaciones de Talca o presentar un recurso de amparo, según consignó José Luis Craig, defensor regional del Maule.

Los 16 casos restantes tendrán fecha de revisión en los próximos días. Se trata de imputados pertenecientes a las comunas de Parral, Linares, San Javier, Talca, Curicó, Molina y Cauquenes. De ellos, hay seis personas mayores de 60 años, es decir, en el grupo de riesgo de la tercera edad; y otras quince personas con patologías de base como VIH, diabetes y problemas cardíacos, así como otras enfermedades crónicas.

“NO ES LIBERTAD ABSOLUTA”

Todos los antecedentes de salud, fueron aportados por Gendarmería, es decir, son diagnósticos acreditados por personal de salud. “En el país, ha habido bastante buenos resultados y, en general, hay un mayor número de personas que han recuperado su libertad parcialmente, porque lo que pedimos nosotros no es que salgan a la calle, sino que sea con arresto domiciliario”, dijo Craig.

El defensor regional sostuvo que “hay que entender es que esto no es una discusión de nuevo de si el delito que cometieron es grave o no. Aquí hay una preocupación distinta, ya pasó a un segundo plano el tema del delito que cometieron o la participación que se les pueda atribuir en este momento. No son personas condenadas, son sometidos a la medida cautelar de prisión preventiva, es decir, sus casos están en investigación”.

Todo este accionar se ha realizado desde hace dos semanas atrás, como medida preventiva y una clara preocupación de la Defensoría, sistema penal y Gobierno debido a la crisis sanitaria. “Esto tiene que hacerse pronto, porque ya hay un caso confirmado en las cárceles. No hay medidas para aislar a la gente. Con una persona infectada lo más probable es que se amplíe muy fácilmente el contagio y muchas personas van a estar enfermas, por no decir todas, junto a los gendarmes”, indicó Craig.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here