“Si ha habido un estallido social, es porque existen deudas pendientes de justicia”

Obispo de Talca Galo Fernández en la misa de Adviento realizada en la Catedral de la capital regional

publicado por

Avatar
2 de diciembre de 2019
0
261
Una importante señal a favor de la paz se oficializó en la misa de Adviento en la Catedral de Talca.

Con la bandera de Chile en el altar y la palabra “paz” escrita en ella, se desarrolló la eucaristía del primer domingo de Adviento, una fecha significativa para el mundo católico, pues es tiempo de preparación espiritual para la celebración del nacimiento de Cristo. La misa, presidida por el obispo de Diócesis de Talca, monseñor Galo Fernández, no estuvo ajena del contexto social actual.

“Adviento es el tiempo que nos prepara a la navidad, es tiempo de transformación interior y creo que necesitamos mucho eso. Estamos en un tiempo complejo, de desencuentro entre sectores del país donde por una parte se manifiestan legítimas reivindicaciones, pero al mismo tiempo, la forma o los modos han sido ciertamente complejos. Ha significado para muchas personas, heridas de frutos de violencia de distintas formas”, explicó.

Otro signo de esta celebración, al ser un período de preparación espiritual para la solemnidad de la Natividad, en la cual se celebra el nacimiento de Jesús, es que se bendice a las mujeres que estén embarazas. Adviento, es el tiempo con el cual se inicia el año litúrgico, por ello, la importancia para la iglesia católica.

Además, el llamado, fue a la oración personal y familiar. En época decembrina, la petición desde la iglesia fue a realizar en cada casa un pesebre y que así, sea un lugar que se prepare para el nacimiento del niño Dios en cada uno. Del mismo modo, en el último mes del año, se promueven campañas de solidaridad para reunir alimentos y que a ninguna familia le falte el pan en su mesa.

MENSAJE
En su mensaje, monseñor reflexionó respecto a los últimos hechos que se han vivido a lo largo del país. “La paz es fruto de la justicia” recordó Galo Fernández, quien refirió que la violencia en las calles, solamente engendra más violencia, por lo que instó a no hacer uso de ella como mecanismo para que se solucionen las demandas sociales, por cuanto “el remedio, podría ser peor que la enfermedad”, dijo.

“La iglesia ha dicho siempre que la paz es fruto de la justicia y por lo mismo, tenemos que reconocer que, si ha habido un estallido social, es porque ha habido deudas pendientes de justicia y hay que abordar ante todo esas materias, pero al mismo tiempo la iglesia dice que la violencia solo engendra violencia”, sostuvo.
La autoridad religiosa añadió que “la violencia no es una manera de resolver los problemas y por eso invocamos la paz. Cuanto queremos que el niño Jesús en este tiempo de navidad nos traiga paz para que podamos escucharnos. No somos enemigos entre los chilenos”.

CONVIVENCIA SOCIAL
El administrador apostólico también expresó en su mensaje la necesidad de que se logre establecer un modo de convivencia basado en la justicia, así como en el respeto y no en la amenaza. A su vez, enfatizó la importancia de no entrar en la dinámica del enojo para construir el Chile que todos desean.

“Me gusta repetir las palabras que eran del cardenal Silva Henríquez, Chile no tiene vocación de enfrentamiento, sino de entendimiento. La única manera de construir una patria prospera, hermosa es buscando caminos en donde todas las opiniones y los puntos de vista se encuentren y se expresen respetuosamente”, concluyó.

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Diario el Centro se reserva el derecho de editar, eliminar y/o modificar comentarios, que esten en contra de las políticas de nuestra empresa