Seleccionado nacional de rugby en silla de ruedas busca reinventarse tras el Coronavirus

El deportista linarense de 33 años comentó que por esta pandemia que está enfrentando el mundo debió dar un giro en su planificación, la cual había realizado tras haber sido considerado en el equipo de la Roja

publicado por

Avatar
26 de marzo de 2020
324
El oriundo de la Villa San Ambrosio está enfocado en entrenar en su hogar para llegar de la mejor manera a la vuelta, tanto en sus desafíos con el Club talquino, como también de la selección nacional.

En las distintas actividades cotidianas a nivel mundial, la pandemia del Coronavirus ha afectado fuertemente, debido a que la emergencia sanitaria ha llegado a niveles impensados que ha obligado a gran parte de los países del globo terráqueo a cerrar fronteras y suspender un sinfín de asuntos económicos, laborales y también relacionados al deportes.

Y precisamente esta última actividad ha sido una de las disciplinas más golpeadas por esta emergencia. Inclusive el martes, el Comité Olímpico Internacional (COI) se vio en la obligación de posponer los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, para el próximo año, debido a esta misma situación.

GOLPE

En el país y en la zona la situación no ha sido distinta. Por ejemplo, el linarense y seleccionado chileno de rugby en silla de ruedas, Carlos Muñoz, reconoció que la pandemia ha sido un “duro golpe” debido principalmente a que este 2020 se venía lleno de desafíos, no solo en el plano local, en su equipo Quadrugby Guerreros de Talca, si no que también a nivel nacional, luego de haber sido seleccionado a nivel país.

“Sabíamos lo que estaba pasando en el mundo, pero no pensamos que iba a abarcar tanto y que fuera tan complejo. Estábamos entrenando duro, pensando en lo que se venía que es el primer torneo nacional del año previsto para el mes de mayo en Santiago. Además, en mi caso, concentrado en la selección chilena de cara al Sudamericano de la especialidad, programado en Brasil. Hasta el momento no sabemos qué pasará con eso”, dijo Muñoz.

GIRO

Desde que fue nominado en noviembre del año pasado, el jugador de la Villa San Ambrosio de 33 años ha cumplido con un estricto calendario de entrenamientos en Santiago, pero la emergencia sanitaria que vive el país, le ha significado “dar un giro” en su planificación.

Debido a que no ha podido entrenar de manera normal, ha venido siguiendo una rutina diaria en su hogar, la que contempla el uso de bandas elásticas para el fortalecimiento de sus brazos, lanzamientos y pases, entre otros aspectos físicos y técnicos que puede seguir desarrollando desde su casa.

Entendiendo su experiencia de vida, Carlos aseguró que si bien esta pandemia ha sido un perjuicio total, está preparado para afrontar estos momentos que depara el destino: “No es la primera vez en nuestras vidas que nos tenemos que reinventar, así que hay que quedarse en casa, ser responsables y trabajar desde ahí, en lo que se pueda y con lo que tengamos para mantenernos activos. Ahora a esperar el momento y que ojalá sea a corto plazo para volver a reunirnos como equipo, tanto en mi Club como en la selección nacional”, sostuvo quien también ha incursionado exitosamente en el mundo del tenis paralímpico.

Aunque todo está en veremos, tanto en Guerreros Talca, que ya el año pasado organizó un campeonato nacional, como también en la selección de Chile, “Caco” está en constante comunicación con sus compañeros con el fin de intercambiar opiniones de entrenamientos, pero de igual manera para saber cómo está enfrentando cada uno de ellos esta emergencia sanitaria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here