Seis de ocho acusados guardan silencio en juicio por crimen de Aylin Fuentes

Solo los dos imputados como presuntos encubridores de Fabián Jofré entregaron declaraciones. Hoy continua el procedimiento con la presentación de medios de prueba por la fiscalía

publicado por

Avatar
3 de diciembre de 2019
0
480
En el segundo día de juicio de los ocho imputados solo declararon dos de ellos, el resto prefirió ejercer derecho a guardar silencio.

Después del primer receso establecido el viernes pasado en el comienzo del juicio por el homicidio de Aylin Fuentes, este lunes se retomó el proceso en el Tribunal Oral en lo Penal de Talca, con las declaraciones de los imputados.

A la pregunta clave del juez, Luis Sumonte “¿Va a prestar declaraciones en este juicio o va a ejercer su derecho a guardar silencio?”, seis de las ocho personas acusadas prefirieron lo segundo, todos ellos, vinculados al caso como presuntos autores materiales y uno, además, como inductor, por lo cual, arriesga la pena más alta de presidio perpetuo calificado.

Los únicos dos imputados que decidieron exponer su relato sobre los hechos en los cuales se les relaciona en el homicidio de Aylin Fuentes –cuyo cadáver fue descubierto en el río Claro el 6 de enero de este año- fueron aquellos señalados como presuntos encubridores de Fabián Jofré, conocido como “El Tuerto Fabián”.

Se trata de un sujeto sindicado como presunto traficante de drogas a quien, según la fiscalía, la víctima y una amiga debían 60 mil pesos por un cargamento de pasta base, razón por la cual, aparentemente, dicho acusado ordenó matar a Aylin y participó en el ataque que acabó en la muerte de la joven talquina de 18 años de edad.

DETALLES
El primero en pasar a entregar declaraciones fue Ítalo Molina, de 36 años de edad. De los ocho investigados sentados en tres bancas de la sala, el más inquieto, el de susurros y ademanes recurrentes que llama la atención de los gendarmes que vigilaban al grupo.

Ya frente a los abogados, el imputado repitió lo dado a conocer por la fiscalía en etapa de investigación: que junto con su pareja, María Campos -también señalada como encubridora- accedieron a llevar a la conviviente de Jofré a “buscar una ropa en un motel (en Linares)”, supuestamente, sin saber que, en realidad, además de la maleta, iban a recoger a Jofré, el cual en ese momento se encontraba prófugo tras ser citado como sospechoso del homicidio de Fuentes.

Aquel día, “El Tuerto Fabián” escapó de una persecución de la Brigada de Homicidios (BH) de la PDI, después de una persecución policial en la ruta Cinco Sur. Tras ello, un mes después, Molina y Campos fueron detenidos por la PDI y formalizados por la fiscalía.

En su declaración oral en el juicio, Molina afirmó que Jofré nunca lo amenazó ni dio órdenes en cuanto al trayecto que iban a recorrer. En cambio, indicó que habría sido la pareja del detenido -para ese entonces embarazada- la que pidió que los llevaran a Concepción.

Como detalle distinto a lo expuesto en la etapa de investigación, Molina apuntó que se negó a estampar su firma en las declaraciones vertidas en la PDI, por temor a que fuera falsificada.

CONTRADICCIONES
El mismo relato de como terminaron trasladando a Jofré de un motel en Linares con rumbo al sur del país, lo repitió María Campos, de 32 años de edad, la única de los ocho que permanece en libertad, pero con la medida cautelar de 0arresto domiciliario nocturno.

Hasta ese punto, las versiones entre ambos imputados encajaban, pero al comenzar a ser interrogada por el fiscal, Francisco Soto, surgieron aparentes contradicciones entre su declaración y un testimonio previo entregado ante agentes de la BH de Talca.

Los detalles distintos en las dos declaraciones tienen que ver con las razones por las que evadieron el control de Carabineros en la carretera, el lugar hacia donde huyó Jofré una vez que bajó del auto, la forma como regresaron aquel día a Talca y el conocimiento que ella tenía de terceras personas relacionadas con Jofré y su huida.

“En el caso de los dos que están como encubridores, prestaron declaración y fue una jornada bastante fructífera para la parte acusadora, porque incurrieron en reiteradas contradicciones respecto a lo que habían declarado antes en la PDI respecto a sus actuaciones. Creo que la acción previa a ejecutar está absolutamente demostrada. Ambos deberían ser condenados como encubridores”, sostuvo el abogado querellante de la familia de la víctima, Mauricio González.

Al ser contrastadas sus declaraciones, Campos aseguró que el testimonio ante la PDI en el cual la fiscalía fundamentaba el interrogatorio, habría sido supuestamente falsificado, pues dijo que la firma no es la de ella.

No obstante, según indicó después el abogado querellante, dicha declaración, fue dada en marzo pasado y en los cuatro meses posteriores, los abogados defensores no pidieron impugnar la declaración, por lo cual, hacerlo en el juicio lo consideran extemporáneo.

ETAPA PROBATORIA
Con estos testimonios terminó la etapa de declaración voluntaria de los imputados. Quienes decidieron ejercer el derecho a guardar silencio no pueden cambiar de parecer en el transcurso del juicio, aunque al final se les dará la oportunidad para palabras finales.

Para este martes, se espera que a partir de las 08.30 horas comience la etapa de exposición de pruebas de la fiscalía, lo que incluye las declaraciones de detectives de la PDI y presentación de peritajes policiales.

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Diario el Centro se reserva el derecho de editar, eliminar y/o modificar comentarios, que esten en contra de las políticas de nuestra empresa