Segundo anuncio para la clase media

La labor de representar, legislar y fiscalizar, no es nada fácil, en especial, cuando los parlamentarios se ven presionados por distintos lados.

En las próximas horas, el mundo político y, por supuesto, la ciudadanía, esperan que el Presidente, Sebastián Piñera, realice un anuncio trascedente en materia de apoyo económico para un grupo social que, muchas veces, se ve olvidado por las políticas públicas, focalizadas en los sectores más vulnerables y desprotegidos.

Pero la grave crisis económica que provocan las medidas sanitarias de confinamiento y distanciamiento social, ha afectado por igual a todas las familias. En especial, a quienes trabajan por cuenta propia, así como a las pequeñas y medianas empresas, donde justamente se concentra la mayor pérdida de empleos.

Así la clase media se ha visto impedida no solo de cumplir con sus compromisos financieros, como el pago de dividendos o la educación de los hijos, sino que también ha visto en riesgo su sobrevivencia, por cuanto si bien existe un seguro de cesantía, los pagos no compensan ni cubren el salario en su totalidad.

En dicho contexto, tomando en cuenta un acuerdo político que permitió configurar el denominado Plan de Emergencia, el Gobierno anunció -hace algunas semanas- un conjunto de medidas en favor de la clase media. La principal fue otorgar préstamos a las familias, con pagos espaciados en el tiempo y sin interés financiero.

Pero, en el camino, se registró la votación en la Cámara de Diputados que aprobó la idea de legislar en cuanto al retiro del 10% de los fondos de capitalización individual en las AFP, por única vez y en el marco del estado de excepción constitucional por catástrofe. El apoyo superó el quórum de tres quintos de la Cámara Baja.

Ocurre que, mañana miércoles, los diputados tienen que votar las indicaciones, ahora artículo por artículo. En la previa, se esperaba que este lunes el Presidente anunciara un segundo plan a favor de la clase media, pero se aplazó para hoy, según distintas versiones que circularon desde el nivel central del Gobierno.

El segundo plan podría considerar traspasos directos a las familias de clase media, superando así las críticas que generó el primer anuncio, debido a que se trataba de préstamos. A la vez, también se espera que no existan requisitos y que, al contrario, la entrega de ayuda sea lo más simple y fácil de tramitar por los ciudadanos.

A esto se suma la intensa labor que ha realizado el Gobierno entre los diputados de Chile Vamos, a fin de que quienes votaron a favor en la idea de legislar, ahora cambien su opinión. Las críticas a estos parlamentarios han sido severas, con calificativos de populistas y de falta de seriedad para enfrentar la tarea de legislar.

Entre los cuestionamientos más genéricos tras esta primera votación, se cuentan opiniones que apuntan a que los diputados se habrían transformado en simples “correas transportadoras” de lo que expresan las redes sociales, sin cumplir la labor de procesar esas demandas y darles un formato en el marco del sistema económico.

La labor de representar, legislar y fiscalizar, no es nada fácil, en especial, cuando los parlamentarios se ven presionados por distintos lados. Pero, más que todo, cuando se ven apuntados con el dedo por las redes sociales, donde se juzga a todos y se ataca en forma indiscriminada, sin importar los fundamentos de fondo.

El Gobierno tiene que actuar al más breve plazo y demostrar que puede avanzar en la ayuda social, pero también el mundo político tiene que demostrar que su rol es mucho más que simplemente votar mirando los grupos de Whatsapp, Twitter o Facebook. En esto, la opinión pública estará atenta a las decisiones de cada uno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here