Sebastián Villegas: “Lo más difícil es no estar tan cerca de nuestros compañeros”

Rangers comenzó ayer su segunda semana de prácticas presenciales, pero con rigurosas medidas debido al Coronavirus. Desde el plantel aseguraron que la vuelta no ha sido tan caótica como se pensaba

publicado por

Avatar
23 de junio de 2020
126

Los camarines en el fútbol son algo sagrado y para muchos entendidos en la materia, su convivencia resulta tener un porcentaje importante del éxito que pueda conseguir una institución. Por lo mismo, muchos sentencian que antes de tener un gran equipo, hay que tener un buen grupo.

Aquella situación se estaba graficando en Rangers de Talca durante esta temporada 2020. Con la llegada de Luis Marcoleta a la banca talquina, los elementos que arribaron este año, para reforzar la tienda piducana, fueron escogidos con pinzas por el otrora goleador del fútbol chileno, para, precisamente, apuntar a una buena convivencia que lleve consigo buenos resultados.

UNIÓN
En la pretemporada, se hizo habitual que los futbolistas llegaran una hora y media antes de cada entrenamiento para, de esa manera, poder disfrutar todos juntos un desayuno, en el complejo “Héctor del Solar Concha”, situación que buscaba forjar los lazos que permitieran una buena comunión, también en el terreno de juego, según lo establecido por el DT del cuadro talquino.

Y en las primeras fechas eso se plasmó, con un Rojinegro que, a ratos, mostró buen juego, y sobre todo, colectividad, algo que en temporadas pasadas, desde la gradas, no se apreciaba. Hasta antes del inicio de la pandemia, el equipo se ubicó en el cuarto lugar de la tabla de colocaciones de la Primera “B”.

DIFÍCIL
Por lo mismo, luego de tres meses, además de extrañar el terreno de juego, los futbolistas lo que más añoraban era el poder compartir con sus colegas de equipo y aunque hoy lo pueden hacer, sí deben cumplir con todas las medidas sanitarias, por lo que, según dijo Sebastián Villegas, aquello ha sido lo más difícil de la vuelta a los entrenamientos.

“Lo que más complica es cambiar la rutina de entrenamiento. Si bien es cierto que somos seis o siete jugadores en cancha, todos estamos delimitados. No podemos salirnos de nuestras zonas, estamos a una cierta cantidad de metros, tenemos que gritarnos todo el tiempo, no compartir el camarín. Es decir, llegar al entrenamiento, bajarse del auto, entrenar, cambiarnos de ropa e irnos de inmediato, por lo que no tenemos prácticamente una vida social como la teníamos. Obviamente tratamos de hacerlo en las pausas que tenemos, conversar, entre que termina el entrenamiento, nos ponemos al día un poquito, pero creo que eso ha sido lo más difícil, el no estar tan cerca de nuestros compañeros, porque éramos un camarín muy unido”, aseguró.

RETORNO
En cuanto al retorno a la actividad, el defensa, quien tuvo la posibilidad de tener minutos antes de la paralización, dijo: “La verdad que la vuelta a las prácticas ha sido mucho más fácil de lo que uno esperaba. Claramente las pautas que nos mandaron los profesores para entrenar en la semana, antes de que volviéramos a los entrenamientos presenciales, nos sirvieron bastante, fueron muy bien enfocadas en lo que iba a ser la vuelta. Mucha fuerza, para tratar de no lesionarnos, para mantener la musculatura idealmente, así que en ese sentido no se hizo tan difícil y se ha hecho bien provechoso”.

Además, el segundo capitán de Rangers la temporada pasada, dijo: “Nosotros queremos volver a los entrenamientos convencionales, ponernos bien lo antes posible, tratar de hacer algo más táctico, porque todo ha sido muy individual, ya que no hemos podido trabajar en bloque y hacer táctica. Creo que ya la próxima semana será la puesta a punto, porque los tramos son muy delimitados y muy cortos para nosotros. Quizás cuando ya se amplíe más, a más jugadores, podamos movernos por toda la cancha”.

Esta semana, el plantel seguirá entrenando, apuntando al aspecto físico, por lo cual, como aseguró en su minuto el preparador físico, Rodrigo Marcoleta, los trabajos serán más ortodoxos, dejando de lado el balón.

No obstante, todo quedará supeditado al factor climático, asumiendo que la semana pasada uno de los entrenamientos fue suspendido por las intensas lluvias que cayeron en la capital regional del Maule.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here