Se inició limpieza y “apuntalamiento” de los restos de la iglesia patrimonial San Francisco

La seremi de Cultura, Pía Soler, explicó que las obras corresponden a limpieza, continuando con labores de georadar, para seguir con el apuntalamiento de los muros.

El miércoles comenzaron trabajos al interior del recinto en que funcionaba la iglesia San Francisco de Curicó.

En las últimas horas comenzaron las obras para fortalecer los restos de la iglesia San Francisco de Curicó, edificio declarado monumento nacional y cuya estructura sufrió severos daños, contando el terremoto de 2010 y tres incendios registraron a fines de noviembre que devastaron gran parte de lo que quedaba en pie. Es justamente lo que se pretende con estos trabajos, es decir, evitar nuevos derrumbes.

De hecho, el edificio estaba abandonado desde el denominado 27/F, sin avance alguno en la reconstrucción. Todo esto, aunque el Gobierno Regional incluso había comprometido recursos en un par de ocasiones para comenzar las obras. El deprimente escenario que presentaba la iglesia se agudizó el pasado 27 de noviembre, cuando tres incendios afectaron a zonas importantes del ex templo católico.

GEORADAR
A causa de estos incendios, un par de muros quedaron muy debilitados, los cuales -según algunos técnicos- presentaban riesgos de derrumbes, lo cual obligó a que una calle lateral al recinto suspendiera completamente el tránsito vehicular, a la espera que el Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) enviara a un experto calculista patrimonial, quien finalmente desechó la posibilidad de la demolición y planteó otra opción: “apuntalar” los muros que está en pie.

La seremi de Cultura explicó que, en esta perspectiva, se iniciaron “obras de limpieza que tienen un plazo de entre siete y diez días, a lo que seguirá un proyecto de apuntalamiento, sobre lo cual existen tres alternativas que dependerá de labores que se van a desarrollar con un georadar”. Todo esto, añadió, para evaluar lo que existe en el subsuelo y establecer si existen restos patrimoniales e históricos sepultados.

MILLONARIA INVERSIÓN
Pía Soler aclaró que esta fase considera solo limpieza, labores con el georadar y apuntalamiento de los restos de este inmueble, tareas que tienen plazos establecidos y, para lo cual, se ha dispuesto de los recursos respectivos que fluctúan entre los 100 y 120 millones de pesos, los que han sido asumidos por el Consejo de Cultura y las Artes. “La iglesia (obispado de Talca) cuando le informamos de la situación, nos contestó que no contaba con los recursos”, señaló.

La autoridad reiteró que esta fase es de “limpieza y apuntalamiento de la estructura, para lo cual existen tres opciones técnicas de las cuales se seleccionará la mejor de ellas para ser ejecutada”. En cuanto a la restauración del inmueble, indicó que ello corresponde a otra línea de acción, diferente y de mediano o largo plazo, para lo cual, habría recursos comprometidos del orden de los cuatro mil 500 millones de pesos por parte del Gobierno Regional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here