Sánchez dice que «no tiene información» sobre el destino de Juan Carlos I

El rey Juan Carlos ha comunicado a Felipe VI su "meditada decisión" de trasladarse a vivir fuera de España.

El presidente del Gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, expresó este martes su «total respeto» a la decisión tomada por la Casa Real respecto al rey emérito, Juan Carlos I, y aseguró no tener información sobre su actual destino, tras anunciar el lunes su intención de abandonar España para vivir en otro país.

Medios españoles apuntaban este martes la posibilidad de que Juan Carlos de Borbón hubiera viajado el pasado domingo, antes del anuncio de la Casa Real, a Portugal, aunque el país donde pudiera estar que más fuerza cobra en las últimas horas es República Dominicana.

«No tengo la información de dónde está», dijo Sánchez en respuesta a los periodistas en una rueda de prensa para hacer balance del curso político antes del inicio de las vacaciones de verano.

El jefe del Ejecutivo español, quien subrayó la «discreción» y la «confidencialidad» de los despachos que celebra con el actual monarca, Felipe VI, hizo una cerrada defensa de la institución monárquica e hincapié en que «no se juzga a las instituciones, sino a las personas».

Sánchez consideró «adecuada» las respuesta dada por la Corona española ante la situación generada por los presuntos negocios opacos del rey Juan Carlos I, que le ha llevado a abandonar España, y recalcó que «es la que corresponde a una democracia vigorosa».

Juan Carlos de Borbón, de 82 años, comunicó este lunes a su hijo el rey Felipe VI su decisión de vivir fuera de España ante las informaciones publicadas en las últimas semanas sobre sus presuntos negocios ocultos en Suiza, que amenazaban con deteriorar la imagen de la monarquía en el país.

La Casa Real española informó en un comunicado de la «meditada decisión» del rey emérito, tomada «con profundo sentimiento, pero con gran serenidad», por la repercusión pública de «ciertos acontecimientos pasados» de su vida privada.

En los últimos meses se han publicado en España una serie de informaciones sobre un presunto dinero oculto que Juan Carlos I tenía en Suiza y la donación que hizo de 65 millones de euros a su entonces amiga íntima, Corinna Larsen, al margen del fisco.

La Fiscalía del Tribunal Supremo español está investigando el origen de esos 65 millones de euros ingresados en Suiza en la fundación Lucum, radicada en Panamá, para determinar si eran comisiones abonadas por Arabia Saudí por la construcción del AVE español a la Meca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here