Revisarán protocolos por crecida del río Maule que costó la vida a niño de 11 años

La repentina apertura de las compuertas de Laguna del Maule, lo cual elevó el caudal, tomó por sorpresa a turistas, entre ellos, tres menores de edad que fueron rescatados. Tras ello, uno de los niños murió al ser arrastrado por la corriente.

publicado por

Avatar
30 de enero de 2020
1978
El cadáver fue rescatado en la tarde del miércoles por personal de Carabineros y derivado al peritaje de autopsia en Talca.

Un viaje familiar terminó en tragedia. Así fue el lamentable desenlace que le tocó vivir a la familia Correa Silva, oriundos de Viña del Mar, Región de Valparaíso, quienes se dispusieron a veranear en el río Maule, en la comuna de San Clemente. El pasado martes, a escasos metros de la Cascada Invertida, la repentina crecida del caudal sorprendió a los turistas, luego de la apertura de compuertas desde el embalse Laguna del Maule.

“Yo vi morir a mi hijo” dijo entre lágrimas, Fernando Correa, padre de Matías Correa Silva, de 11 años, quien junto a su familia, nadaba en las aguas del afluente. Y es que la abrupta subida del caudal puso en peligro la vida de quienes se encontraban en el lugar. En el sitio estaba el padre del menor, junto a sus otros dos sobrinos de 9 y 13 años. Uno de ellos logró ser salvado por el adulto y el último niño, aferrado a una roca, espero por la llegada del Grupo de Operaciones Especiales (GOPE) de Carabineros, voluntarios del Cuerpo de Bomberos de San Clemente y rescatistas expertos que viajaron desde Talca.

“En ningún momento nadie nos avisó que el río era peligroso. No hay ninguna señalización, no hay nada que impida llegar al lugar. Había mucha gente, no éramos solo nosotros, había más gente. Quedamos atrapados por tres horas. Después que pasó lo que pasó, se demoraron más de tres horas en cortar el agua. Vino rescate a sacarnos para por fin ir a buscar a mi hijo. Mi hijo cayó en una cascada y se murió por culpa de estos infelices” dijo Correa, embargado por el dolor de perder a su pequeño.

INTENSA BÚSQUEDA
El hallazgo del cadáver fue a las 12.15 horas del miércoles por parte de personal de Carabineros del Retén La Mina. Tras una intensa búsqueda, el pequeño cuerpo sin vida fue encontrado a poco más de un kilómetro del lugar donde se produjo el incidente. Con trabajos de descenso con cuerdas, encontraron al menor en el segundo pozo de la Cascada el Maule, zona de difícil acceso.

César Pérez, encargado del departamento de Protección Civil de Emergencias de la municipalidad de San Clemente, informó que “una de las primeras patrullas de Carabineros que comenzó la búsqueda desde el sector del Campanario -por la ribera del río en dirección al oriente- nos informó que encontró el cuerpo del menor. Se realizó labores de extracción para poder terminar el trabajo de rescate”.

PROTOCOLO
El desafortunado suceso, trajo consigo una lluvia de cuestionamientos. La familia sentenció que lo ocurrido no debe quedar impune. Así, entonces, las investigaciones fueron confirmadas tanto por la Fiscalía Regional y la Gobernación Provincial de Talca, a efectos de conocer los protocolos seguidos por la Dirección de Obras Hidráulicas (DOH) del Ministerio de Obras Públicas (MOP).

Al respecto, el seremi de Obras Públicas, Francisco Durán explicó que el procedimiento de apertura de las compuertas del embalse –que es usual en verano- se lleva adelante previa solicitud de las asociaciones de regantes. “Efectivamente existen protocolos para abrir las compuertas, esto es a solicitud de la Junta de Vigilancia del río Maule, que controla en este caso el tema del agua y esto se hace a través de una comunicación formal y, en el fondo, es programado con anticipación”.

Por su parte, el gobernador de Talca, Felipe Donoso, expresó sus condolencias a la familia de la víctima. Además, la autoridad provincial hizo un llamado desde el punto de vista preventivo. Recordó que las zonas no aptas para baño de turistas están debidamente señalizadas. En todo caso, explicó que se están solicitando todos los antecedentes necesarios a fin de aclarar cómo se ejecutaron los procedimientos de apertura de compuertas.

“Se le ha pedido a la Dirección de Obras Hidráulicas que revise cómo funcionan estos procesos a ver si fueron bien aplicados, para evitar estos daños, porque es una situación que se arrastra por años. Aparentemente siempre ha sido esa la forma de actuar, por lo cual, vamos a ver si se puede mejorar la forma para evitar accidentes. En todo caso, el río Maule no reúne las características para ser utilizado para el baño” concluyó Donoso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here