Reinaldo Traipe: “Los futbolistas son un grupo de bastante facilidad de contagio”

El médico de Rangers, que tiene una vasta experiencia en el balompié chileno, se refirió a los riesgos que existen en torno a este deporte y las medidas de prevención que se deben adoptar debido a la propagación del Coronavirus.

El especialista explicó los riesgos que existen dentro del ambiente del balompié.

El doctor Reinaldo Traipe es voz autorizada dentro del fútbol. El actual médico de Rangers también ha trabajado en equipos como San Luis, Everton y Deportes Temuco, además de atender de forma particular a jugadores de diferentes clubes.

Por esta razón, sabe perfectamente cómo se desarrolla el mundo del balompié local y la exposición que tienen los trabajadores de este ámbito ante la emergencia que vive el país producto de la propagación del Coronavirus.

“Los futbolistas son un grupo de bastante facilidad de contagio, porque conviven entre ellos permanentemente, todos los días, en grupos grandes. La mayoría de ellos tiene familia y niños chicos en sus casas y habitualmente la transmisión de enfermedades infecciosas más rápidas se contagian a través de los niños”, comentó.

De hecho, existen muchas prácticas cotidianas que distan bastante de las recomendaciones que entregan los expertos en salud. “En los camarines, hoy día, los jugadores deberían estar separados a un metro de distancia, tener todas sus pertenencias en forma individual, pero, habitualmente, la toalla, el calzoncillo y la camiseta entran todas en un saco común y el utilero las lava. Incluso, a veces quedan algunas piezas sin lavar, porque no le da el tiempo para toda la implementación o porque queda alguna rezagada por ahí y se mete con las demás y pasa no más. Entonces, el tema de la utilería es fundamental en este tipo de enfermedades infecciosas”, explicó Traipe.

MEDIDAS

En la previa del duelo que disputó Rangers contra Melipilla en el estadio Municipal de La Pintana, el médico rojinegro brindó, el jueves pasado, una charla en el hotel donde se concentró el plantel piducano en Santiago, en la cual estuvieron presentes los jugadores que estaban convocados, así como también el cuerpo técnico y gran parte de la directiva de la institución talquina. En la ocasión, les hizo una introducción sobre el Coronavirus y les informó sobre las medidas de prevención que se están divulgando en todo el país. La iniciativa fue replicada posteriormente por otros clubes del balompié local.

“Les hablé que no se estén pasando el celular unos a otros (por las gotas de saliva que pueden quedar ahí), se planteó tener alcohol gel en los camarines y les insistí mucho que ahora ellos tenían que empezar a saludarse con el codo, con el pie o como quisieran, pero no de mano y evitar, sobre todo, los abrazos y besos, que son muy habituales entre los futbolistas para expresar el cariño fraternal entre las personas”, contó Traipe.

En ese sentido, el galeno, que también es jefe del departamento de Traumatología de RedSalud, de la Cámara Chilena de la Construcción, afirmó que “la primera medida que se materializó en Rangers, el lunes, fue que todos se llevaban sus cosas y las lavaban por su cuenta. Ya no hay un pozo común para lavado, y con eso haces una separación”.

SUSPENDER

Si bien coincidió con el médico Fernando Yáñez, quien durante la semana afirmó en la ANFP que “es altamente probable” que se confirmen casos de futbolistas con Coronavirus, Traipe agregó que esta situación “no debería tener consecuencias letales” para los deportistas, ya que no forman parte de la población de riesgo.

De todas formas, se declaró partidario de detener los campeonatos. “Lo lógico, desgraciadamente, es suspender el fútbol completamente, no jugar con estadio vacío, porque los jugadores siguen en riesgo y tienen toda una familia detrás y ellos tienen vecinos, compañeros de colegio, entonces hay que suspender todas las actividades en las que haya mucha gente circulando”, argumentó.

Finalmente, el médico piducano aclaró que el mayor riesgo de contagio no está en los encuentros que se disputan dentro de la cancha, sino que en las situaciones que se dan en torno a ellos, como los traslados, la indumentaria, las concentraciones y el alojamiento, incluso en habitaciones compartidas.

“NO TENEMOS UN MINISTRO CONFIABLE”

Bastante crítico se mostró Reinaldo Traipe con la actuación que ha tenido el jefe de la cartera de Salud, Jaime Mañalich, para enfrentar la emergencia del Coronavirus, ya que, a su juicio, le faltó tomar la iniciativa y adoptar decisiones que dificultaran el ingreso y, posteriormente, la rápida propagación del virus.

“Desgraciadamente no tenemos un ministro confiable, él es de reacción y no de precaución”, lamentó.

En ese sentido, agregó: “Los países que tomaron medidas drásticas precozmente, como Paraguay o El Salvador, son los menos afectados”.

En cuanto a cómo enfrentar la emergencia, Traipe sostuvo que es indispensable disminuir la cantidad de personas que circula en las calles. “La solución va a pasar definitivamente por hacer cumplir a la gente cuarentenas de 15 días y ver cómo logramos bajar el contagio viral en ese período, saber cuántos casos tenemos y ver dónde podemos relajar las medidas y, si no podemos, mantenerlas hasta que sea necesario”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here