Rectores concuerdan en inviabilidad logística de realizar PSU de Historia

publicado por

Avatar
10 de enero de 2020
246
El Maule fue una de las cuatro regiones donde no se registraron incidentes que obligaran la suspensión de las pruebas de lenguaje, ciencia y matemática.

Después de dos reuniones extraordinarias del Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas (Cruch), los días miércoles y jueves, las autoridades académicas acordaron que no se rendirá la PSU de Historia, Geografía y Ciencias Sociales, la cual había sido suspendida por una filtración de las preguntas en redes sociales.

Ese puntaje será reemplazado por defecto según el resultado de la mejor ponderación que tengan los estudiantes, ya sea por las notas enseñanza media en el ranking o por los resultados obtenidos en la PSU de Matemática, Lenguaje y Ciencias.

La realización de una nueva prueba de Historia, con toda la logística que implica y los plazos ya alterados del proceso de admisión, no era una opción viable, según lo explicaron los rectores de la Universidad Católica del Maule (UCM) y la Universidad de Talca, ambos participantes del Consejo de Rectores.

«Primero, es importante señalar que lamentamos profundamente tener que tomar medidas extraordinarias y extremas a causa de la violencia y la intolerancia de unos pocos. Dicho eso, lenguaje, matemáticas y ciencias se rendirán entre el 27 y 28 de enero. Lamentamos también no poder dar historia. La logística asociada a ello impide hacerlo en un tiempo prudente que no afecte sin más lo ya dañado producto de estas acciones de violencia”, precisó el rector de la UCM, Diego Durán.

De acuerdo con el balance del Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional (Demre), solo en las regiones del Maule, de Los Ríos, de Aysén y de Magallanes, no se registraron incidentes que requirieran la suspensión de las primeras tres pruebas de Lenguaje, Matemática y Ciencias.

VOTACIÓN

En el análisis de la complejidad del escenario, no todas las voces en el Consejo de Rectores coincidieron en las mismas opiniones. Así lo evidenció la votación para decidir el destino del último de los cuatro test que componen la PSU, cuyo resultado no fue unánime.

En lo particular, el rector de la U. de Talca. Álvaro Rojas, dijo que era partidario de que los alumnos pudieran rendir el último examen.

“Entiendo y comparto la decisión que se tomó, pero pensé que habría sido posible haber hecho un mayor esfuerzo. Solamente tres rectores estuvieron en una posición semejante, pero no es relevante. Hoy día hay que sumarse al esfuerzo de lo que queda por examinar de nuestros estudiantes se haga de la mejor forma posible para que ellos puedan desplegar todo su talento”, afirmó.

LOGÍSTICA

Reproducir la prueba bajo las condiciones de seguridad indispensables, la distribución del material y la ubicación del personal necesario para monitorear todos los procedimientos, eran algunos de los factores que representaban dificultad para reprogramar la prueba.

Además, el tiempo que iba a demorar corregir el examen de todos los postulantes (202 mil en todo el país), agregó Rojas, hubiese atrasado la entrega de los resultados en más de un mes y medio, por lo cual, las clases en las universidades para los alumnos nuevos hubiesen comenzado aproximadamente la segunda quincena de abril.

“Como Consejo de Rectores hemos tratado de actuar en forma responsable posible. Hay un compromiso con las familias, con los jóvenes que se han preparado durante muchos años para este importante evento. Sabemos que la prueba, que las universidades son el principal mecanismo de movilidad social en nuestra sociedad. Se depositan muchas expectativas respecto a una profesión, obtención de un título profesional y se inicia el ciclo del progreso y desarrollo, no solamente cultural y social sino también económico”, expresó Rojas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here