Rangers tuvo un amargo debut en el torneo de Primera “B”

Cuando parecía que el Rojinegro sumaba tres puntos en su estreno, finalmente se tuvo que conformar con un empate 2-2 ante San Felipe, en el Estadio Fiscal. Este domingo buscará conseguir su primera victoria, ante Santa Cruz, como visitante.

Nuevamente asomaron los fantasmas de las malas campañas anteriores realizadas como local.

Con caras largas se fueron los más de 3 mil 500 espectadores que llegaron este martes al estadio Fiscal de Talca para ver el estreno de Rangers en el Campeonato Nacional de Primera “B”, luego de que el Rojinegro dejara escapar el partido en los últimos minutos y terminara cediendo un empate 2-2 ante Unión San Felipe, en el cierre de la fecha inaugural del certamen.

El cuadro piducano no comenzó bien el cotejo y ya a los 5’ se encontró en desventaja luego de que el delantero argentino Lautaro Palacios le ganara en el juego aéreo a Sebastián Rivera y conectara un centro enviado por desde la izquierda Pablo Vergara para enviar el balón al fondo de las redes.

De inmediato empezaron a aparecer los fantasmas de las malas campañas que ha realizado la tienda talquina en las últimas temporadas actuando en calidad de local.

DESORIENTADOS
Los dirigidos por Luis Marcoleta se vieron desorientados dentro del campo de juego, siendo superados en mediocampo y con poca movilidad a la hora de ofrecerle opciones a los compañeros, tanto así que el primer disparo a la portería visitante llegó recién a los 23’ con un tibio remate de Alfredo Ábalos.

En cambio, el conjunto forastero tenía claro lo que buscaba, armando dos líneas de cuatro con Gonzalo Álvarez y Matt Lagos como volantes externos que se sumaban constantemente al ataque y se juntaban con Gonzalo Álvarez y Lautaro Palacios en ofensiva.

Solo en el último tercio de la etapa inicial, Rangers comenzó a acercarse un poco más al arco rival, principalmente a través de balonazos que cruzaban el área forastera de un lado a otro hasta que algún atacante lograra conectar.

DESEOS
Así fue como a los 37’ se produjo un gol anulado a Alfredo Ábalos por posición de adelanto, luego de un tiro libre ejecutado desde la izquierda, mientras que, un minuto después, el zaguero visitante Gonzalo Villegas estrelló el esférico contra el palo de su propio arco al intentar despejar una pelota que se paseaba frente a la valla aconcagüina, tras lo cual también se reclamó un posible penal por una mano que fue desestimada por el árbitro Miguel Araos.

Muchos fanáticos rojinegros se empezaron a entusiasmar con que saliera el empate antes del descanso y sus deseos se cumplieron, ya que, cuando se cumplía el primer minuto de descuento, el delantero argentino Manuel López anotara el 1-1 tras un centro de Michael Silva.

ZARPAZO
En el inicio de la segunda fracción, San Felipe retomó el control de las acciones y, con un juego simple de toque de balón a ras de piso, se instaló en terreno rojinegro, mientras que los dueños de casa no podían imponer su presencia en el campo.

Aquella presión se fue desvaneciendo con el correr de los minutos y eso coincidió con un zarpazo de la escuadra local. A los 57’, Michael Silva condujo el balón y aprovechó que Nelson Rebolledo arrastró las marcas por la orilla para hacer la diagonal y enviar un centro al punto penal, donde Manuel López se elevó para anotar el 2-1.

BALDE
Los forasteros sintieron el golpe y ya no volvieron a tener la misma claridad de juego, mientras que los locales esperaron un poco más ordenados y apostaron a enfriar el encuentro para tratar de liquidar el compromiso en el contragolpe.
Y la idea casi les resultó cuando, a los 84’, Christian Pavez, que había ingresado recién por Michael Silva, quedó solo frente al meta Nicolás Rodríguez, pero su disparo se fue a las nubes, lo que le costó muy caro a los talquinos.

Como reza el dicho, goles que no se hacen en un arco, se concretan en el otro. Y así ocurrió un minuto después, ya que Gonzalo Álvarez conectó un tremendo disparo que sorprendió todo el Estadio Fiscal para decretar el 2-2 definitivo.

Fue como un balde de agua fría para los hinchas rojinegros, que llegaban ilusionados luego de cosechar seis triunfos en los encuentros preparativos disputados durante la pretemporada y que sentían que tenían el partido controlado sobre el final del encuentro de este martes.

Luis Marcoleta

MARCOLETA
Tras el pitazo final, el técnico de Rangers, Luis Marcoleta, se refirió a este empate en su debut oficial en la banca talquina. «En el primer partido no puedo decir que es un punto ganado o dos perdidos, es una pregunta muy sencilla y no me pongo la soga tan rápido en el cuello. Sabemos que es una carrera de largo aliento”, expresó.

Sobre el trámite del encuentro, comentó: «En los primeros 30 minutos, San Felipe nos complicó, nos hizo sentir incómodos. Después de eso y hasta el final del primer tiempo, el equipo logró acomodarse al juego. Nos sorprenden con un gol y creo que, por lo que hicimos, el empate era merecido para nosotros. Luego, en el segundo tiempo, tuvimos la capacidad de buscar los movimientos, nos generamos ocasiones y llegó el gol de López. De ahí en más, manejamos el partido hasta el gol de San Felipe. Siento que nos faltó contundencia, dejamos ciertos espacios y, en el medio, nos faltó un hombre de mayor envergadura, porque las ganó todas San Felipe y se produce el gol».

De esta forma, Rangers tuvo un amargo debut en el torneo de Primera “B” 2020 y buscará revertir este traspié el próximo domingo cuando visite a Santa Cruz, por la segunda fecha del certamen.

1 Comentario

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Diario el Centro se reserva el derecho de editar, eliminar y/o modificar comentarios, que esten en contra de las políticas de nuestra empresa