¿Qué dijeron los talquinos?

publicado por

Avatar
28 de diciembre de 2019
44
Rodolfo Schmal S.

Uno de los hitos del año que se va estuvo constituido por la consulta ciudadana que tuvo lugar este mes a lo largo del país en la mayoría de las comunas. En el caso de Talca contó con la participación de más de 30,000 ciudadanos, quienes tuvieron oportunidad de expresarse en torno a temáticas puestas sobre la mesa por el estallido social del 18 de octubre. Estallido que tiene marcando ocupadas a las elites nacionales, procurando desentrañar los misterios de su origen, su razón de ser, sus características. Mientras unos ponen el acento en la forma, otros lo ponen en el fondo.

Con los resultados a nivel comunal en mano, es interesante conocer lo que nos dicen los talquinos. A nivel institucional, en línea con los resultados nacionales, sobre el 90% de los talquinos afirman estar de acuerdo con una nueva constitución, y un 70% aspira que ella sea elaborada por una convención constitucional, esto es, por delegados especialmente elegidos para estos efectos. Menos del 25% se declaró partidaria de una convención mixta en la que la mitad de los delegados fuesen los actuales parlamentarios. Y sobre el 85% desea que se retorne al voto obligatorio, el que es concebido no solo como una derecho, sino como un deber ciudadano. Esto último se debería a la creciente proporción de ciudadanos que no votan en las elecciones a las cuales han estado convocados, particularmente por parte de los más jóvenes.

En el ámbito municipal, más del 80% de los talquinos, al igual que en el resto del país, aspiran que los municipios estén premunidos de más atribuciones y recursos. En este plano parece confiarse en profundizar una agenda de descentralización, regionalización y municipalización. Mal que mal, lo que la ciudadanía tiene más a mano, son los municipios.

Respecto de la consulta asociada a la corrupción, lavado de dinero o narcotráfico, sobre el 90% de los talquinos consideran que a quienes son condenados por estos delitos se les impida postular a cargos de representación popular y a empleos públicos. Similar proporción se expresó en los mismos términos a nivel nacional.

Al igual que en el resto del país, en Talca sobre el 90% se manifestó de acuerdo con rebajar el IVA a los productos de primera necesidad. Esta rebaja que en el pasado se veía como impensable, hoy se ve como imprescindible para aliviar los bolsillos de los sectores más desposeídos por su impacto dentro del presupuesto familiar.

En el ámbito social las tres demandas sociales visualizadas como las más importantes por los talquinos fueron el mejoramiento de las pensiones (25%), el mejoramiento de la calidad de la salud pública (20%) y el acceso y la calidad de la educación pública (15%). Estas tres demandas sociales son las mismas que encabezan los resultados a nivel nacional, y que ha enarbolado el estallido social de octubre.

Sobre el 85% de los talquinos afirman estar de acuerdo con eliminar el sistema de AFP y subsidiar los pagos que deben realizar los adultos mayores en materia de contribuciones de bienes raíces, de transporte público y de consumos básicos (luz, agua y gas). Las bajas pensiones de la inmensa mayoría de los adultos mayores explican esta contundente respuesta de los talquinos.

Por último, los resultados agrupados en el voto comunal, señalan que las cinco necesidades más importantes que se debieran satisfacer, cada una de ellas con más del 10% de las preferencias, son disponer de: una clínica odontológica municipal; un hospital base exclusivo para Talca, esto es, uno aparte del hospital regional existente; parques y áreas verdes en aquellos barrios donde viven los sectores más vulnerables; un plan de desarrollo participativo con los jóvenes y para los jóvenes talquinos; y consultas ciudadanas sobre materias de interés vecinal, al menos una vez al año.

Como puede verse, los resultados nos muestran a grandes brochazos las principales inquietudes de los talquinos y que las autoridades, tanto comunales, regionales como nacionales harían bien en analizar para orientar sus políticas y correspondientes
acciones.

Rodolfo Schmal S.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here