Proponen modificar Ley Espejo para entregar ayuda social a transportistas

La medida permitiría entregar a los choferes y emprendedores -perjudicados por la baja demanda del servicio- un aporte económico directo, canasta familiar o un bono de combustible por tres meses

Este miércoles una comisión de empresarios volvió a reunirse con las autoridades de gobierno.

Nuevamente los dirigentes de los propietarios de taxis y colectivos manifestaron públicamente la necesidad de que sea atendido el llamado de auxilio que han hecho a las autoridades de Gobierno, debido a la baja de la demanda del servicio por la pandemia.
Esta vez, una delegación de pequeños empresarios extendió un lienzo en el frontis del edificio de la Intendencia del Maule y, posteriormente, se reunieron con las autoridades regionales.

Pese a que había un llamado a paro nacional de taxis y colectivos a nivel nacional, en Talca no lo acataron, pero tampoco descartaron adherirse más adelante si no ven satisfechas sus solicitudes.

“Estamos insistiendo en la ayuda económica que necesitamos tanto el propietario como el chofer. No fuimos a paro para no perjudicar al chofer, porque tenemos (en Talca) el 40% de vehículos trabajando y el chofer está viviendo el día a día, porque no alcanza para más y la situación cada vez es más desesperante”, explicó Juan Cáceres, presidente de la Federación de Taxis Colectivos de Talca.

Para facilitar la gestión del beneficio extraordinario por la pandemia, el gremio estructuró un registro local de choferes, el cual refleja que cerca de 900 conductores están activos. “Estamos pidiendo, por último, que mientras tanto se entregue una canasta familiar a los choferes o hacer un curso de capacitación. Se trata de buscar los medios cómo puedan recibir algo”, refirió Cáceres.

MÁS INFORMACIÓN DE DIARIO EL CENTRO

Conductores de transporte público piden ayuda para subsistir por falta de pasajeros

Choferes de la Línea Abate Molina paralizan por faltas de medidas de protección sanitaria

PROPUESTA
Una fuente de recursos para atender el llamado de auxilio de los transportistas en la región afectados por la baja demanda del servicio es la modificación de la Ley de Subsidio Nacional de Transporte Público o Ley Espejo, tal como lo indicó el seremi de Transportes y Telecomunicaciones, Carlos Palacios.

En lo fundamental, esta ley permite la renovación de la flota mediante los proyectos de chatarrización, invertir en mejoramiento de infraestructura y la construcción de terminales. Pero también sería posible atender las necesidades actuales de los transportistas, bien sea mediante un aporte económico directo, canasta familiar a bono de combustible -todo por tres meses- para los conductores y dueños de vehículos.

“Lo que hemos pedido a la ministra, Gloria Hutt, es que pueda intervenir ante el Ministerio de Hacienda que haga una petición de modificación del presupuesto por medio de una modificación legal a esta ley y así pueda el Congreso aprobar y permitir por este año gastar ese dinero en otro fin”, precisó el seremi de Transporte.

Concretar el cambio para esta situación excepcional, según Palacios, no pone en riesgo recursos ya comprometidos, pues el propósito es, por ejemplo, en el caso de la chatarrización destinar esos fondos, pero reducir el proyecto. El saldo restante se redistribuiría para financiar la ayuda directa para los transportistas afectados por la pandemia.

“No vamos a perjudicar a terceros, no vamos a hacer una menor inversión, no se va a gastar menos dinero en la región -aparte de los descuentos que están haciendo a nivel nacional al presupuesto regional-”, aseguró la autoridad.

De momento, la propuesta tiene el visto bueno del Intendente del Maule, Pablo Milad, pero esto también debe pasar por la votación mayoritaria del Consejo Regional (CORE), para que se aplique la redistribución en el Maule, si se aprueba la modificación legal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here