A la justicia detenidos por ataques incendiarios a peaje en Linares

Fiscalía avaluó los daños al recinto ubicado en el área norte de la ruta Cinco Sur en más de 23 millones de pesos

publicado por

Avatar
19 de diciembre de 2019
310
Los imputados -de los cuales no se puede dar identidad, fueron formalizados por el delito de incendio.

La jueza, Paula Sánchez, del Juzgado de Garantía de Linares, decidió acoger la medida cautelar de prisión preventiva en contra de un imputado adulto y, también, aplicar la internación provisoria respecto de un menor de 17 años de edad, ambos formalizados de incendiar la plaza de peaje lateral ubicada en la ruta Cinco Sur, en el ingreso norte a Linares, en el contexto de las movilizaciones sociales.

En una larga audiencia de control de la detención, el fiscal, Francisco Parra, expuso los antecedentes y las indagaciones realizadas por la PDI para inculpar a los imputados. Para lo anterior, se sumaron informes del Cuerpo de Bomberos de Linares, testimonios e imágenes de diversos medios de comunicación, específicamente, digitales y de una radio local.
El persecutor dividió la formalización en dos hechos originados en el mismo lugar, pero en día y horarios distintos. El primer caso apunta al incendio de la plaza de peaje, específicamente, en la zona eléctrica. Aquí se inculpa a un menor de 17 años por su presunta responsabilidad en el inicio del fuego, con la agravante que al interior de la caseta había una operaria que debió ser auxiliada por personal de Carabineros.

La víctima salió por un ventanal y sufrió -según consigna el parte médico- una intoxicación por la emanación de humo. Clave para la detención del muchacho fue un testimonio entregado por un amigo y que fue consignado en la misma audiencia. Además, los registros audiovisuales permitieron confirmar sus características y vestimentas.

Si bien el abogado, Francisco Bravo, de la Defensoría Penal Pública, opuso una férrea defensa jurídica, indicando que su defendido no aparece quemando el peaje y que existirían incongruencias entre lo que dice un testigo la y la víctima, finalmente la jueza dio la razón al Ministerio Público. Dado lo anterior, el adolescente quedó en internación provisoria en el centro que administra el Servicio Nacional de Menores (Sename) en la ciudad de Talca, bajo resguardo de Gendarmería. El menor tiene irreprochable conducta anterior.

DAÑOS MILLONARIOS
En cuanto al segundo imputado, en este caso, un sujeto mayor de edad, los hechos que se le imputan tienen relación con el incendio de la misma plaza de peaje, el día 28 de octubre, también en el marco de las protestas y movilizaciones sociales.
Un informe bomberil emanado desde la comandancia, se confirma -según reveló el fiscal Parra- que se usó acelerante para incendiar la estructura. En esta acción se acusa al imputado de prender fuego al lugar. Los daños están avaluados en más de 23 millones de pesos.
También se utilizaron imágenes para establecer su participación en el delito de incendio por el cual fue formalizado. El adulto no tiene ningún tipo de anotación penal e incluso declaró ante la policía, argumentado arrepentimiento. En su domicilio se ubicaron las prendas de vestir que uso el día de protesta.
La misma jueza, Paula Sánchez, lo declaró un peligro para la seguridad de la sociedad y decretó su prisión preventiva en la cárcel de Linares. Su familia lo acompañó en audiencia y lamentó la decisión judicial. Para ambas causas se establecieron dos meses para el cierre de las investigaciones.

PERSECUCIÓN POLÍTICA
Mientras el fiscal hablaba en las afueras del tribunal con periodistas y reporteros, familiares del adolescente imputado en esta causa denunciaron “persecución política”.

“En el caso de mi hijo hay una clara persecución política. Ninguna imagen demuestra que él haya incendiado la caseta eléctrica del peaje. No puede ser que la declaración de un amigo, de su misma edad y quizás en qué circunstancias, sea la gran prueba para inculparlo de estos hechos. Él jamás saltó al interior de la caseta. Esto para mi es persecución política e injusticia”, dijo la madre del adolescente.

“Necesitan tener un culpable y demostrar que hacen la pega. Todos y todas saben que acá la pega no se hace, porque los homicidas de Catita Vásquez y Marcia Campos están libres. Hay violadores, acosadores y personas que salieron a golpear en las manifestaciones que están libres. Mi hijo tiene 17 años, es un joven muy querido y es artista, al igual como yo. Yo soy activista y esto es una persecución política”, agregó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here