Primos Grimalt preparan las maletas para viajar a Europa

Si bien los linarenses no serán parte de las principales citas del circuito del vóleibol playa, las cuales están suspendidas por el Coronavirus, este periplo les permitirá retomar su nivel. La idea de estos exponentes es llegar en óptimas condiciones cuando vuelva el ruedo y, por, sobre todo, lograr la clasificación a los Juegos Olímpicos

El objetivo de estos exponentes es conseguir la clasificación a los Juegos Olímpicos de Tokio, que se disputarían en 20201.

Fueron varios los deportistas que celebraron como un campeonato el permiso único que autorizó el Ministerio del Deporte para que los exponentes de diferentes disciplinas, pudieran retornar los entrenamientos sin mayores complicaciones, entendiendo el escenario actual por el Coronavirus.

En ese sentido, algunos de los créditos del Team Chile que pudieron regresar a las prácticas de manera más normal fueron los primos, Esteban y Marcos Grimalt.

Se trata de un binomio consagrado y que le ha dado grandes satisfacciones al país, ya que el 30 de julio de 2019 consiguieron la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Lima.

Durante este tiempo de pandemia, los linarenses estuvieron entrenando en San Felipe, pero gracias a la normativa, actualmente, están en Peñalolén realizando su preparación para lo que venga.

CONFINAMIENTO
Principalmente en trabajos físicos se basó el trabajo de estos maulinos en el Valle del Aconcagua, lugar donde permanecieron por cerca de tres meses, luego de lo que fue su regreso desde tierras australianas, con la noticia de la suspensión de Circuito Mundial en marzo.

Pese al tiempo que estuvieron en la casa de Marcos, las ganas no bajaron, pues estos maulinos tienen claras sus metas. “La motivación se ha mantenido, porque nuestro objetivo sigue siendo el mismo. Con un buen objetivo en la cabeza y con algo que te motive, dan ganas de seguir trabajando e intentamos sacar las cosas positivas de esta pandemia y de esta cuarentena, que es tener mucho más tiempo para trabajar en la parte física y con eso tener una mejor base para poder volver a la competencia mejor, así que sin duda que lo tomamos como algo que nos sumó, algo que lo queremos aprovechar. Estamos motivados por comenzar a competir nuevamente, a retomar el ritmo de juego de la parte técnica y ratificar la competición en los Juegos Olímpicos”, aseguró Esteban.

ENTRENAMIENTOS
Precisamente aquellas prácticas en territorio sanfelipeño fueron muy provechosas, según agregó este exponente. “Fue un tiempo muy bien aprovechado, porque a pesar de no tener arena para hacer entrenamientos técnicos, sí logramos conseguir implementos para hacer físico, por lo que logramos una excelente base atlética y física para retomar los entrenamientos”, sostuvo.

-¿Cómo fue la sensación de saber que podrían volver a las prácticas normales?
“Fue muy buena noticia para nosotros, esperábamos con hartas ansias volver a la arena, a pesar de que no tenemos torneos cercanos en el corto plazo, ni torneos oficiales, pero sí queríamos volver a agarrar el ritmo de juego en la parte técnica y estar bien preparados para fin de año y, sobre todo, para el próximo, que es donde retomaremos el proceso de clasificación olímpica”.

-¿En qué se encuentran actualmente?
“Actualmente estamos con entrenamientos prácticamente normales, todavía no tenemos la libertad de poder hacer el físico acá en Santiago, en el gimnasio, pero ya retomamos los entrenamientos en arena, la parte de tratamiento kinésico para prevención de lesiones y haciendo los físicos en la medida que vaya siendo posible, así que estamos casi al 100% del entrenamiento y, probablemente, con la opción de salir fuera de Chile a mediados de agosto”.

-¿Cuál es la planificación que tienen?
“En la cuarentena hicimos la parte física al 100%, seguíamos teniendo reuniones semanales con nuestro equipo técnico, es decir, con nuestro psicólogo y coaching deportivo. Y desde que se nos dio el permiso para entrenar en la arena, hemos trabajado todos los días en las canchas de Peñalolén, en las sesiones de kinesiología, empezando a integrar la parte física en Santiago y, con la opción de salir, esperamos hacer una pretemporada con equipos de buen nivel internacional”.

-¿Qué información han recibido de competencias internacionales y del Comité Olímpico?
“Las competencias internacionales válidas para la clasificación comenzarán recién el próximo año. Este 2020 habrá solo algunas competencias, que, si bien son oficiales, son de categorías más bajas y liberaron a los equipos que tienen más puntaje para poder jugar esas competencias sin que les desfavorezca el puntaje. En el fondo, nosotros podríamos competir en esos torneos de categorías que no competimos generalmente y no nos va a restar puntaje para poder volver a entrar en ritmo”.

-¿Cuándo podrían estar en cancha?
“Esperamos participar de algunas competencias en el extranjero en Francia y Holanda a mediados, finales de agosto o principios de septiembre y esperamos poder realizar la final Sudamericana, que se efectuaría en abril, pero que ahora está pactada para diciembre. Estamos a la espera de esa confirmación y viendo cómo se desarrollan todas las cosas semana a semana”.

SENDA
Estos primos, que están siguiendo con la senda de la familia Grimalt, que acumula más de 45 años con algún representante en las selecciones nacionales del vóleibol convencional y también playa, esperan retornar los torneos y poder representar a Chile y el Maule en los próximos Juegos Olímpicos de Tokio, que se realizarían este 2021.
Paralelamente, están a la espera de que la Federación Internacional pueda confirmar la opción que se juegue la final Sudamericana en Linares en diciembre de este año, algo que sería un hito histórico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here