Primer grupo de estudiantes de Medicina se pone a disposición de red de salud

Los voluntarios son alumnos de los últimos años de la carrera de medicina.

Un grupo conformado por 54 internos de la carrera de Medicina de la Universidad Autónoma de Chile, sede Talca, se inscribieron voluntariamente para ponerse a disposición de las autoridades de salud en caso de que estas consideraren necesario, más adelante, incorporarlos en la red hospitalaria de la Región del Maule, ante el aumento de demanda de personal por el Coronavirus.

Los voluntarios son alumnos de los últimos años de la carrera, es decir, aquellos que ya han tenido experiencia clínica, contacto con pacientes y manejan el lenguaje, procedimientos y técnicas para la atención.

“En el contexto de la emergencia sanitaria que estamos viviendo por la pandemia de Covid-19 y en el entendido de que enfrentarla es tarea de todos, nuestros estudiantes han asumido el llamado para colaborar con la comunidad apoyando y reforzando el trabajo que los profesionales de salud están realizando hasta el momento”, afirmó la directora de Medicina de la Universidad Autónoma de Chile en Talca, Ruth Muñoz.

“Desde nuestra perspectiva –agregó- es vital aportar con recursos y herramientas a la sociedad para resolver la problemática de salud, y en ese sentido, considerando que nuestra institución tiene como uno de sus pilares fundamentales la responsabilidad social universitaria, nos sentimos orgullosos de que nuestros futuros profesionales de la salud respondan con un sentido de vocación, colaborando en este complejo contexto que requiere de compromiso y humanidad”.

U. DE TALCA ABRE CONVOCATORIA

Por su parte, la Universidad de Talca anunció que abrirá una convocatoria para quienes deseen cooperar como apoyo de la red asistencial, si así fuera requerido por el sistema de salud público a medida que avance el Covid-19 en la región.

«Si bien es cierto que los estudiantes pudiesen estar preparados para prestar colaboración en las actividades asistenciales para enfrentar esta emergencia, estimamos que esto debe hacerse por etapas: ir reclutando voluntarios -ya sean académicos, estudiantes e internos- que tengan la preparación adecuada. De hecho, haremos una convocatoria para reunir voluntarios que puedan ponerse al servicio de la contingencia”, afirmó Claudio Cruzat, director de la Escuela de Medicina de la Universidad de Talca.

Dicha habilitación –añadió Cruzat- debe realizarse “bajo ciertas condiciones, es decir que estén perfectamente habilitados en cuanto a los protocolos a seguir. Segundo, que se respete la normativa y las ordenanzas de los ministerios de Salud y Educación, referida a facilitar o exigir la presencia de los estudiantes. Y un tercer considerando es que los estudiantes tengan la debida protección en equipamiento de bioseguridad para que esta colaboración sea segura para su propia salud”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here