Presidio perpetuo para autor inductor del crimen de Aylin Fuentes

publicado por

Avatar
17 de enero de 2020
1232

Severas condenas anunció esta tarde el Tribunal Oral en lo Penal de Talca en la sentencia tras el juicio por el homicidio calificado de la joven, Aylin Fuentes, quien fue brutalmente asesinada el 26 de diciembre de 2018 y cuyo cuerpo apareció con posterioridad, en el río Claro, con amarras, semidesnudo y gravísimas lesiones.

Con posterioridad, la investigación de la fiscalía y la PDI logró determinar que la joven había sido atacada por un grupo de cuatro menores de edad y un sujeto adulto, Segundo Rosales, todo ello, por orden de Fabián Jofré Hormazábal, alias el “Tuerto Fabián”, quien era un conocido traficante del sector oriente de la capital regional.

El caso criminal, tras terminar la etapa de investigación, dio paso a un juicio oral que se prolongó por casi un mes, durante diciembre del año pasado. Así con posterioridad se conoció el veredicto condenatorio para los ocho acusados, esto es, uno como autor inductor, cinco como autores materiales y dos como encubridores.

De esta forma, hoy se conoció la sentencia, donde Jofré Hormazábal fue sentenciado a presidio perpetuo simple, esto es, prisión de por vida. Igualmente se le consideró un abono de 283 días, esto es, el tiempo que lleva en prisión preventiva, en la cárcel de Talca, por constituir un peligro para la seguridad de la sociedad.

Por su parte, el condenado, Segundo Rosales, autor material del crimen, fue sentenciado a 15 años de presidio mayor, en su grado medio, con el abono de 334 días. La diferencia se debe a que, en este caso, se le reconoció como atenuante la colaboración sustancial con la investigación, tal como lo pidieron la fiscalía y la parte querellante.

En tanto, los cuatro menores de edad condenados como autores, fueron sentenciados a diez años de internación en un centro cerrado, con programa de reinserción social, esto es, la pena máxima que permite la ley de responsabilidad penal adolescente. Respecto a ellos, se les descuenta el abono de 146 días que llevan detenidos.

A su vez, Italo Molina, condenado como encubridor, recibió una sanción de tres años y un día de presidio menor, en su grado máximo, sin beneficios, porque registra condenas anteriores, con un abono de 303 días. A la vez, María José Campos, también encubridora, fue condenada a 541 días de libertad vigilada intensiva.

Un dato relevante es que, a partir de esta fecha, las defensas de todos los condenados tienen plazo legal de diez días para presentar posibles recursos de nulidad y llevar el caso a tribunales superiores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here