Presidente Piñera presentó nuevo gabinete marcado por enroques e incorporación de parlamentarios

El Gobierno movió sus fichas, tras la crisis política en Chile Vamos; la rivalidad marcada entre los, ahora, ministros Andrés Allamand y Mario Desbordes; además de la debacle que provocó la aprobación de la reforma Constitucional para el retiro parcial de las AFP

Los aspectos políticos que dejó el cambio, es que, en primera instancia, la UDI lidera por cantidad el gabinete; Evópoli es el partido con menos secretarios de Estado y tres de los nuevos parlamentarios van por la opción del Rechazo para el plebiscito constituyente.

Distintas lecturas tuvo el nuevo cambio de gabinete que realizó el Presidente de la República, Sebastián Piñera.

Sin embargo, el foco estuvo centrado en la tensión dentro de los partidos del bloque Chile Vamos, tras la aprobación de la reforma Constitucional que permitirá el retiro excepcional del 10% de los ahorros de las AFP.

A grandes rasgos, políticamente el Ejecutivo dio un paso para la convergencia entre los partidos Renovación Nacional y UDI (que lidera por cantidad el nuevo tren ministerial) para lo que resta de período presidencial. Además de ello, está el intento de apaciguar la tensión entre los ahora ministros, Andrés Allamand y Mario Desobordes, quienes por diferencias de opinión, han acaparado la prensa por su evidente rivalidad.

Otro tema, es que tres de los nuevos secretarios de estado, como lo son Allamand, Pérez y Bellolio, desde el plano parlamentario, expresaron abiertamente su orientación hacia la opción del “rechazo” en el futuro plebiscito Constitucional del 25 de octubre. Lo anterior, fue objeto de críticas por la oposición.

Así entonces, en la quinta modificación de fichas del segundo período del jefe de Estado, se apeló por una estrategia adoptada en su primer mandato, es decir, recurrir a la incorporación de parlamentarios dentro de su círculo ministerial. No obstante, hubo enroques, con la permanencia de Cristián Monckeberg y Karla Rubilar.

De resto, quienes salieron definitivamente de las filas gubernamentales fueron los ex ministros del Interior y Seguridad Pública, Gonzalo Blumel; de Relaciones Exteriores, Teodoro Ribera; de Defensa, Alberto Espina; y de la Secretaría General de la Presidencia, Claudio Alvarado.

SEIS METAS CONCRETAS
A pocos días, que el Presidente rinda su cuenta pública, el llamado a sus recientes incorporaciones se centró en seis puntos: seguir enfrentando con mejorías la pandemia; fortalecer y desplegar en plenitud la red de protección Social; impulsar la economía; promover la segunda etapa de la Reforma al Sistema Previsional; asegurar el orden público, así como seguridad ciudadana y garantizar los venideros procesos electorales.

“Por eso convoco a este nuevo Gabinete y a todo Chile Vamos, a emprender esta nueva etapa de Chile y de nuestro Gobierno con un verdadero espíritu constructivo con unidad, convicción y responsabilidad.

Pido también, con convicción y humildad, la colaboración y aportes, a través del diálogo y los acuerdos, a la oposición y a todos los parlamentarios” expresó el Presidente.

En cuanto a las reacciones regionales, el intendente del Maule, Juan Eduardo Prieto felicitó a los ministros entrantes “particularmente al nuevo ministro de Interior Víctor Pérez, quien, con su larga trayectoria como alcalde, diputado y senador, sin duda será un aporte en la conducción del gabinete y principalmente, en llevar al país hacia adelante en el combate a la pandemia y la reactivación social y económica”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here