Preocupación en el mundo artístico por segundo centro cultural autogestionado que queda sin espacio físico

Si bien sus gestores señalan que será posible seguir a través de medios digitales, lo cierto es que entre los artistas y gestores regionales hay inquietud en un contexto donde además el plan del Ministerio fue criticado por el gremio.

En el Centro Cultural La Micro hubo también una campaña de recaudación de fondos, pero no reunió la suma que se necesitaba para pagar el arriendo de la casa en Chacabuco 590 y gastos básicos.

Es el segundo caso en la región. El Centro Cultural La Micro en Curicó anunció hace pocos días el abandono de la casa que arrendaba para sus actividades, sólo unas semanas después que hiciera lo mismo Ruda Casa Taller en Talca.
La Micro como proyecto existía desde el 2016 en la capital provincial, y mantenía una nutrida cartelera de espectáculos, donde se daba cabida especialmente a artistas curicanos, y abrían las puertas a otros que andaban de paso en la zona.

Bajo el lema “súbete a la micro” hubo también actividades que se habían convertido en recurrentes en el último tiempo como “La noche del recuerdo”, con cantantes de gran trayectoria en los escenarios locales que cantaban repertorios del gusto de los adultos mayores.

Además, existía una amplia oferta de talleres dando así espacio a la difusión de diversos saberes en una ciudad donde eran el único centro cultural autogestionado que funcionaba bajo el principio de la cultura como un derecho de todos.

CÓMO SEGUIRÁN A FUTURO
El gestor cultural Fabián Negrete es uno de los fundadores de La Micro, quien da cuenta de los planes que tienen a futuro. “Afortunadamente en el último tiempo habíamos hecho un gran trabajo en redes sociales, por lo que tenemos gran cantidad de seguidores, lo que nos brinda una base para poder realizar acciones a través de esos medios”, explica.

Y es que ante la pandemia de a poco se ha comenzado a explorar las posibilidades que brinda Internet para la cultura.

A lo anterior –agrega Fabián- se suma el hecho de que La Micro es una organización cultural constituida legalmente, lo que le permite seguir postulando a proyectos.
Pese a ello, el ánimo de acogerse a la concursabilidad no es el mejor, pues – al igual que lo han manifestado varios otros actores culturales en la región (ver recuadro)- no les parece que este sea el camino es las actuales circunstancias.

“Somos creadores y sostenedores de espacios que albergan derechos: el derecho a la cultura. Los que esperaríamos es que el Estado promueva el acceso y descentralización. Las señales que el Ministerio (de las Culturas, las Artes y el Patrimonio) está dando hoy con los últimos anuncios no son las más adecuadas”, expresó al respecto Fabián Negrete.

Para finalizar, en el video que publicaron en redes sociales quisieron entregar un mensaje esperanzador hacia la comunidad: “seguiremos fuertes con nuestras ideas, creando nuevas redes comunitarias y acercando a los artistas con otros artistas”.

PREOCUPACIÓN EN EL MEDIO CULTURAL
Por otro lado, la noticia del cierre de puertas del Centro Cultural, dada a conocer a través de un video en redes sociales donde se mostraba cómo se borraba su distintiva fachada multicolor, provocó tristeza en el mundo artístico regional, quienes a la vez les expresaron su apoyo.

De esta forma, uno de los mensajes que mejor condensó este sentimiento fue el expresado por la fundadora del Centro Cultural La Aldea de Talca, Javiera Carrera, quien expresó que “vendrán cosas mejores, pero no deja de ser muy triste y frustrante. Abrazo desde Talca”.

Y es que al suspenderse talleres y funciones producto de la pandemia, todos los centros culturales autogestionados en la región están actualmente realizando campañas de recaudación de fondos. En todos los casos el temor de no poder pagar el arriendo de los espacios y correr la misma suerte que La Micro sigue presente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here