Preocupa aumento de emergencias por rotura de termómetros en viviendas

La llegada del Coronavirus trajo consigo la constante medición de temperatura corporal –en su mayoría, con termómetros de mercurio- por parte de familias, derivando en accidentes donde se pueden romper estos objetos y derramar su peligroso contenido

Bajo un riguroso procedimiento, la Unidad Especializada en Emergencias con materiales peligrosos de Bomberos atiende esta clase de situaciones.

En tiempos de Covid-19 tener un termómetro en casa es de gran importancia. Y es que uno de los síntomas de esta enfermedad es la temperatura corporal elevada. En ese caso, es usual que salgan a relucir estos instrumentos convencionales que contienen mercurio, un agente tóxico, altamente dañino para la salud del ser humano si se libera en el medio ambiente.

En pocas palabras, el mercurio puede ser tóxico para los sistemas nervioso e inmunitario, el aparato digestivo, la piel y los pulmones, riñones y ojos. Por lo anterior, si se produce la ruptura de un termómetro de este tipo, la recomendación es llamar a Bomberos, para sean ellos quienes procedan a retirar esta sustancia.

La última emergencia de esta clase se produjo este miércoles en la zona sur-poniente de Talca. Pasadas las 11.00 horas, la segunda y quinta compañías de Bomberos recibieron el llamado de una familia, cuyo termómetro se rompió en una de las piezas de su vivienda. Al lugar llegó la unidad especializada Hazmat en materiales peligrosos.

ADVERTENCIA BOMBERIL
Alejandra Rojas, habitante de la propiedad, relató que su madre -quien es adulta mayor- decidió tomarse la temperatura. Acto seguido, un mal movimiento bastó para que el instrumento se rompiera y, en cuestión de segundos, el mercurio se derramó en el suelo de su pieza, por lo que solicitó ayuda inmediata.

“He escuchado mucho de estas emergencias. Yo opino que, si estos termómetros tienen algún efecto, deberían de sacarlos y no venderlos más, porque si Bomberos siempre va a estar concurriendo a una casa por el tema de los termómetros, esa no es la idea”, afirmó.

Si bien para muchos se trataría de una situación cotidiana, el llamado de Bomberos es a no confiarse. Claudio Díaz, capitán de la Segunda Compañía del Cuerpo de Bomberos de Talca, con especialidad en emergencias químicas, explicó que “la exposición al mercurio hace que se genere vapor o gases, lo que empieza a causar problemas a las personas que están expuestas, como dolor de cabeza, vómito o mareo. Si no se controla o no se trata cuando se cae el mercurio, seguirá estando presente en el ambiente”.

MÁS INFORMACIÓN DE DIARIO EL CENTRO

Recorte de fondos para Bomberos se redujo a mil 400 millones de pesos

Bomberos conforman primer equipo de rescate urbano regional

AUMENTO DE EMERGENCIAS
Según explicó el capitán, antes de la llegada de la pandemia, atendían una o cuando mucho dos emergencias de este tipo al mes. Ahora, con la presencia del virus, especialmente en Talca, se atienden dos siniestros de esta clase diariamente.
“No solamente atendemos llamados de Talca, sino que hemos salido como apoyo a otro cuerpo de Bomberos cercano para poder controlar esta emergencia”, afirmó.

Otra situación que ha causado alarma en la institución, es que, al romperse el termómetro, las personas utilizan cloro o hipoclorito de sodio para tratar de eliminar el elemento, algo sumamente peligroso.

“Eso genera otra reacción al mercurio que evapora más cantidad de gases o vapores tóxicos. De hecho, se genera cloruro de mercurio, lo cual también causa molestias, dolores de cabeza, mareos y ganas de vomitar”, sostuvo.

Tras una mala manipulación del instrumento, lo ideal es concentrarlo en un lugar seguro, tarea que debe cumplir Bomberos.
“Pueden entrar de uno a tres bomberos, los cuales tienen distintos elementos y kits, para poder juntar este mercurio, lograr sellarlo y dejarlo en un recipiente seguro, ya sea de plástico o de vidrio. Siempre bien sellado para que no genere gases en el ambiente”, precisó Díaz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here