Por ahora se debe recordar a los que dejaron huella

Los peloteros regalonearon a mamá y ahora esperan resoluciones

No han sido días fáciles, pero a mamita había que saludarla en su día. Todos se las ingeniaron para, de una u otra forma, estar con ellas, porque se merecen el cielo y mucho más. Nos bancan a morir en las buenas y en las malas, por eso el festejo tenía que ser filete, aunque tomando las medidas sanitarias correspondientes.

Los asados, las sopaipas y el pebre no faltaron, lo que hizo recordar esos mambos que se realizan en los recintos deportivos, ya que más allá de toda una tarde de fútbol, el tercer tiempo debe ir sí o sí para comentar los triunfos o derrotas. Es como les gusta a los cabros peloteros del Maule, ya es una tradición.

Las madres estuvieron bien regaloneadas, no como era normal, abrazándolas y besándolas, pero de igual forma fueron homenajeadas, al ser el pilar fundamental del núcleo familiar. Gracias por tanto madres queridas, esperamos, desde Pasión Deportiva, que haya sido una jornada impeque la del domingo último.

 

TÓNICA
Como ha sido la tónica en este periodo de pandemia, nos hemos dedicado, en la “Biblia” del fútbol amateur, a rememorar grandes hitos del mundo futbolero, pues es justo y necesario traer a la actualidad lo que pasó en su momento.

Es el turno de recordar la corona regional de Juvenil Seminario de la temporada 2008. De hecho, el 15 de mayo de ese año, en estas mismas páginas se hacía mención a lo que había realizado el cuadro talquino en la Copa de Campeones.

Mañana se cumplirán 12 años de esa hazaña, que es recordada por la hinchada seminarista, esa que no falla fin de semana a fin de semana. En la definición, el conjunto azul venció a Unión Colbún de los registros de la Asociación Linares.

En la Villa San Ambrosio igualaron 2-2 en la ida, por lo cual el equipo de Ricardo Moya tenía la primera chance de celebrar en casa, pues la revancha tuvo lugar en el mismísimo Estadio Fiscal de Talca.

Juvenil Seminario hizo la pega en esa brega de vuelta para vencer a los albicelestes del Maule Sur por 2-1. No fue una faena simple, pero en definitiva los talquinos roncaron. Unión Colbún abrió la cuenta a través de Gino Valenzuela en los 23 minutos, quedando helada la parcialidad local.

Sin embargo, la alegría le duraría poco a los pupilos de John Greig, porque 60 segundos después un tiro libre de Alejandro Muena dejó todo en orden. Empate 1-1 con el que se fueron al descanso.

COMPLEMENTO
La tranquilidad para los de la capital regional del Maule la colocó el delantero Oliver Trincado en los 67’. Tras esa conquista, los colbunenses se pusieron medios cuáticos y empezaron a dar, la pierna fuerte se hizo sentir, aunque también reclamaron un gol anulado (por mano) del ariete Robert Ortega.

Al final, los seminaristas abrocharon esta corona con un 72% de rendimiento. En 12 presentaciones, se matricularon con siete triunfos y cinco empates, con 26 goles a favor y 18 en contra.

Por esos años, hacía rato que este Club no metía ruido a nivel regional. Luego de la obtención de esta corona, los azules empezaron a acostumbrarse a estar en las grandes lides.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here