Plebiscito de abril

Señor Director:
Coincido con aquellos que plantean que todo se resolverá en abril. La alharaca del mundo político: las divergencias, las reconciliaciones, las vueltas de chaqueta, han venido a ratificar el escenario de esta república, es decir, un circo con todas sus letras. Por ejemplo, que 8 de 9 senadores RN declaren, con flashes incluidos, su postura de rechazar la nueva Constitución, es un grito desesperado, porque en el conteo equivale a ocho ínfimos votos, ya a nadie pueden engañar.

Perdieron la confianza, recienctito faltaron deliberadamente a legislar sobre las reformas al Código de Aguas, porque tienen conflictos de interés. Lamentablemente, parafraseando a un cercano, la campaña del rechazo ha sido secuestrada por lo peor de la derecha (pienso al toque en el matrimonio Marín-Flores), a los que les pica el potito cuando se habla de cambiar el modelo y da pena porque vienen del quiltrillaje.

El crecimiento con el que se llenan la boca fue solo para algunos. Leo también en los medios regionales bastantes misivas de empresarios dedicados al ocio y expertos abogados fatalistas infundiendo miedo, pero la pluma denota nerviosismo, parálisis paradigmática, reitero que quizás se les está cerrando un nicho.

Ojo, que el estallido social arrinconó a la clase política, dedicada hace mucho tiempo al pillaje, y logró instalar este plebiscito. La invitación está hecha (para momios, zurdos, ricos, pobres y desclasados), ignoremos a los nerviosos que por algo están nerviosos, y vayamos en masa, que gane la idea que cobró más fuerza, que no nos menosprecien, porque tontos no somos.

Gustavo Palavecino

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here