Pequeños y medianos empresarios forestales analizan el difícil escenario actual y futuro.

Junto con valorar las medidas que ha implementado el gobierno, piden agilizar el otorgamiento de créditos en los bancos

Pequeños y medianos empresarios dedicados a la producción forestal y maderera, control de plagas e introducción de tecnologías a faenas, así como un consultor forestal especializados en temas económicos, analizaron desde sus distintos rubros el actual panorama.

Cuentan que, al inicio de la emergencia sanitaria, varias Pymes forestales detuvieron sus faenas y operaciones, implementaron teletrabajo para aquellos puestos que es posible hacerlo, otras continuaron trabajando, pero con personal reducido.

En el plano económico, Pablo Swinburn, gerente de Agrícola y Ganadera Dadinco, quien exporta a través de terceros a Perú y Ecuador, indicó que decidieron postergar cosechas silvícolas hasta el próximo año. “Vamos a esperar a contar con mejores condiciones comerciales y, por lo tanto, no estamos exportando”, afirmó.

Por ser pequeñas y medianas empresas, el número de colaboradores que mantienen en tiempos normales es baja, por lo tanto, uno de los principales obstáculos que enfrentaron fue la disminución de personal en terreno, con el fin de prevenir que contrajeran el virus.

“Les prohibimos que vinieran a la empresa dado que varios de ellos viajan en locomoción colectiva. El trabajo de terreno que normalmente realizan dos personas bajó a una y, en consecuencia, el tiempo de faena se ha duplicado”, comenta Gloria Molina, gerente de MIPlagas, empresa especializada en control de plagas forestales.

“NO DESPEDIR A NADIE”
Rodrigo Olguín, gerente de Forestal Foresol, dedicada a la producción de madera y a exportación, principalmente a mercados en China, Japón y Corea, relató que al inicio de la pandemia pararon todas las operaciones, aplicando teletrabajo.

“Con el paso de los días aprendimos y nos adaptamos a la nueva forma de trabajar con reuniones online, lo cual trajo no generar ingresos. En una segunda etapa, algunos retornamos a la oficina por turnos, para volver a producir, vender y así poder solventar los costos y pagar los sueldos”, comentó.

Añadió que recién a fin de mayo e inicios de junio, Foresol ha podido retomar sus operaciones. “Decidimos como empresa no despedir a nadie, aguantar hasta julio y evaluar en ese momento el escenario” indica Rodrigo Olguín.
Empresas que prestan servicios a terceros, como South American Forests, dedicada a la integración de tecnología remota de drones o máquinas no tripuladas, han visto una disminución o la detención de proyectos que tenía programados ejecutar este año.

“Nos ha afectado negativamente el Covid. Varios clientes han frenado sus proyectos relacionados con tecnología y eso nos afecta muchísimo. Nosotros tenemos un área que aborda la venta de equipos tecnológicos que son importados desde Asia, los fletes han aumentado de precio por la demanda y el alza del dólar, lo que dificulta continuar operando”, explicó su gerente general Pablo Mieres.

APOYO GUBERNAMENTAL
Respecto de las medidas que ha implementado el gobierno, la gerente de MIPlagas, Gloria Molina, indicó que su principal problema son los requisitos para el otorgamiento de beneficios.

“Los que venimos con problemas anteriores no cumplimos con los requisitos. La postergación del IVA es una buena medida, pero es pan para hoy y hambre para mañana, son sólo tres meses y, en mi caso, están los meses que no tengo faena”, precisó.

“Me encantaría que hubiera un perdonazo, nos ayudaría a estabilizarnos. Por mi parte prefiero pagar los sueldos a mis trabajadores y llevarles el pan a la mesa” agregó.

Al respecto, Pablo Mieres detalla que las entidades financieras para evaluar la entrega del apoyo financiero “han tomado la rentabilidad del año 2019, la cual fue terrorífica, y hoy no nos han ofrecido ningún crédito Covid-19 como capital de trabajo”.

Una mirada distinta tiene Pablo Swinburn, quien valoró las herramientas disponibles. “Creo que el Gobierno ha tomado buenas medidas, acorde con las dificultades en que se encuentra el país y el mundo. Esperamos que vengan nuevos estímulos económicos, en la medida que la crisis continúe”, precisó.

“La banca ha tomado una actitud proactiva con nosotros. Por supuesto que nos gustaría que fuera más ágil para el curse de los créditos, pero entendemos que tienes sus procesos internos”, añadió.

PROPUESTAS DE COIRMA
La Corporación Chilena de la Madera -CORMA- gremio que agrupa a cerca de 180 empresas forestales pequeñas, medianas y grandes- observa con inquietud el panorama que enfrentan las pymes.

Su presidente nacional, Juan José Ugarte, señala que “desde el gremio hemos lanzado, en conjunto con ProChile, un catálogo de productos forestales elaborados por industrias Pyme, con el objetivo de acceder o profundizar el esfuerzo exportador hacia mercados que inicien antes su reactivación económica”.

“Por otra parte, hemos pedido que los proyectos de ley para el incentivo a la plantación y otro de manejo del bosque nativo, sean considerados como iniciativas fundamentales para recuperar empleos y reactivar la economía de nuestro país”, señaló Juan José Ugarte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here