Pasajeros del terminal de Talca exigen pronta solución al conflicto

Pasajeros se quejan de la desorientación que enfrentan para ubicar los buses de cada empresa en la calle y otras incomodidades, aunque muchos están a favor de la demanda de los choferes.

publicado por

Avatar
12 de febrero de 2020
709
Una veintena de líneas siguen operando desde el exterior del terminal.

Siete días han transcurrido desde que la empresa concesionaria a cargo del terminal Lorenzo Varoli de Talca prohibió la entrada de los buses de 21 empresas. A la fecha, sigue sin resolverse el conflicto administrativo que ha provocado que las calles aledañas al recinto se conviertan en una suerte de rodoviario paralelo.

Ante lo prolongado de la situación, los usuarios se quejan de la incomodidad que representa abordar los buses en la calle y esperan una solución en breve. Pero, en términos prácticos, no hay diálogo entre la empresa y los dueños de buses, sin que se conozca si habrá o no intervención del Gobierno.

“Creo que la mayoría de la gente que vivimos en sitios rurales estamos afectados por esto, porque es incómodo, hay que andar con las bolsas… Además, es inseguro, tampoco hay sombra en estos momentos que hace tanto calor”, describió la usuaria, Ana Rivas.

La desorientación por desconocer la ubicación de los buses y los retrasos debido a la congestión que se produce en la vía pública, es otra de las quejas frecuentes entre los pasajeros, a quienes se les ve apiñados bajo la poca sombra de los árboles o de los paraderos, esperando las máquinas de transporte para salir de Talca.

“Es súper incómodo. Así como los carabineros ocupan su tiempo reprimiendo a la gente deberían estar acá fiscalizando. Estar en la calle tomando un bus no lo encuentro justo para los niños y las personas adultas”, dijo Carolina Fuentes, que llegó a Talca desde Santiago y la situación la tomó por sorpresa.

APOYO A LOS EMPRESARIOS
Pese a los problemas con el servicio, entre los pasajeros consultados lo predominante fue la empatía con los choferes. “Es incómodo, pero también hay que esperar los resultados, porque ellos (los empresarios) tienen sus propias demandas y muchas veces son correctas”, opinó la usuaria, Leticia Mardones.

A juicio de Mardones, debería concretarse un acuerdo donde salgan todos beneficiados. “Lo que dicen es que si les suben (la tarifa) nosotros tendríamos que pagar más pasaje también y la situación no está como para que suban el precio. Ojalá que esto termine pronto”, comentó.
Igualmente, Rosa Rojas, usuaria de las líneas con ruta a San Rafael, consideró que la solución idónea es que la concesionaria baje el valor de la tarifa de entrada al terminal, porque teme que eso se refleje en un eventual aumento del pasaje.

DESACUERDO
La semana pasada y mediante un comunicado, la empresa concesionaria confirmó la suspensión de la entrada de buses de 21 empresas, señalando que “a pesar de los reiterados llamados y reuniones, se han negado a suscribir el contrato de arrendamiento que los habilite para hacer uso del terminal rodoviario”.

“Esperamos la comprensión del público usuario por las molestias que esta medida les causará, pero han de comprender que a una empresa comercial le es imposible sostener sus actividades sin contar con los ingresos monetarios de algunos empresarios por más de 13 meses a la fecha”, agregaba la nota de prensa.

Los empresarios, por su lado, han calificado el aumento como excesivo, pues solo podrían cubrir un incremento del 45% del valor original (550 pesos) de la entrada al terminal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here