Parlamentarios proponen aplazar para marzo puesta en marcha de boleta electrónica a las Pymes

Diputado Matta y senadora Rincón aseguran que, en un contexto de pandemia, con nulas o bajas ventas, las preocupaciones de más de un millón de micro y pequeños empresarios están en salvar sus negocios y no es incorporar este costoso mecanismo

publicado por

Avatar
14 de agosto de 2020
442
El uso de la boleta electrónica implicaría gastos y condiciones con las que no cuentan todos los emprendimientos en el país.

Ante la comprometida realidad que viven muchos de las micros, pequeñas y medianas empresas de todo el país, un numeroso grupo de parlamentarios instó al Gobierno a postergar para marzo de 2021 la obligación de emitir boleta electrónica, según establece la Ley 21.210 con la obligatoriedad para septiembre de este año a quienes ya emiten este tipo de documentos contables y seis meses después para los que todavía no cuentan con este mecanismo tecnológico.

La senadora por el Maule, Ximena Rincón, justificó su propuesta al referirse al escenario de pandemia, con nulas o bajas ventas, lo que no sería propicio para que más de un millón de micro y pequeñas empresas se incorporen a este mecanismo.

“Hoy las preocupaciones de miles de micro y pequeños empresarios no están en emitir boletas electrónicas, sino que en salvar sus negocios. Por ello, porque este proceso conlleva inversiones y tensiones, creemos que es absolutamente imprescindible que se suspenda su implementación y así lo acordamos en la comisión de Economía”, aseguró.

Agregó que la puesta en marcha de este proceso implicaría un nuevo problema a pequeños empresarios que tienen sus negocios cerrados y sin ingresos, ya que el proceso conlleva inversiones que, si bien no son altas, en el contexto actual no todos cuentan con los recursos para materializarlas.

UN NUEVO PROYECTO
En tal sentido, un proyecto de resolución con este propósito y destinado al Presidente de la República, fue el que presentó un numeroso grupo de parlamentarios. Según el diputado, Manuel Matta (DC), uno de sus firmantes, se trata de lograr que se suspenda por un año la entrada en vigencia de la obligación.

La resolución agrega pedir que, a través de las instituciones pertinentes, se impulse un vasto programa de conexión y alfabetización digital que facilite el éxito de esta obligación, concediendo subsidios cuando sea necesario para la incorporación de las tecnologías.

“Si bien esta obligación resulta coherente con el propósito de modernizar la administración del sistema tributario nacional y poder mejorar la fiscalización por parte del Servicio de Impuestos Internos, representa al mismo tiempo un costo para los usuarios, tanto en la implementación de la infraestructura necesaria para la emisión de las boletas electrónicas, como en la administración cotidiana de este sistema”, sostuvo el diputado.

ACCESO A INTERNET
En palabras del diputado “el 81,8% de los 403 mil 487 contribuyentes existentes en el país que emiten boletas de ventas y servicios corresponde a microempresas, de acuerdo a datos del propio Servicio de Impuestos Internos, por lo que tienen mayores dificultades para implementar esta modalidad”.

Agregó se agregan las limitaciones de acceso a un servicio de Internet de calidad de un importante de un número importante de Pymes, debido a las dificultades generadas por el aumento de la demanda por la pandemia y la existencia de localidades más aisladas, las cuales no disponen de este servicio o emprendedores con analfabetismo digital.

Matta sostuvo que debe atenderse la situación de las instituciones que no tienen fines de lucro, como los sistemas de agua potable rural y cooperativas, entre otros, las cuales normalmente tienen dificultades para financiar las exigencias contempladas en la ley.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here