“Para la agricultura chilena nos quedan 70 días muy importantes”

El secretario de Estado también hizo un llamado a un eficaz manejo del agua por parte de las juntas y de riego y asociaciones de canalistas

El ministro, Antonio Walker, subrayó la trascendencia que tiene para la agricultura el riego eficaz en los meses venideros.

Antonio Walker, ministro de Agricultura, afirmó que para dicho sector productivo “nos quedan 70 días muy importantes. Debemos asegurar el agua para el riego, tenemos cosechas en estos 70 días donde la agricultura se juega gran parte de su año, por eso es tan importante salir exitosos de esta temporada de riego”.

En este sentido, el secretario de Estado realizó un llamado a todas las juntas de vigilancia, asociaciones de canalistas y comunidades de agua a unirse en torno al cuidado del agua, con una nueva gestión del agua y a una nueva administración del agua.

Los pronunciamientos por parte del titular de la cartera agrícola en el país tuvieron lugar en el marco de la entrega de una propuesta -diseñado por la Mesa Nacional del Agua- para combatir la mega sequía, documento que fue presentado al Presidente, Sebastián Piñera.

El plan tiene como propósito soluciones de corto, mediano y largo plazo, para garantizar la seguridad del abastecimiento y su calidad, así como modernizar el marco legal e institucional que garantice el agua, no solo para el consumo humano, sino también para las actividades productivas.

COMPLEJO ESCENARIO

En cuanto a la crítica situación que atraviesa la agricultura maulina, Fernando Medina, presidente de Agrícola Central, manifestó que la sequía pudiera traer consigo problemas para la próxima cosecha de frutas, por no existir en la actualidad certeza respecto al abastecimiento de agua para riego en su etapa de floración.

“Si no se alcanza a regar los frutales adecuadamente y nutrirlos, es imposible que tengamos una próxima temporada más productiva”, advirtió el dirigente gremial.

Medina también se refirió a cuencas muy deprimidas, como el río Mataquito, cuya red de distribución se encuentra a un 30% de los derechos de este caudal, medida que ha permitido que el agua pueda fluir hasta la parte baja de la cuenca, donde ya se cuantifican perdidas totales de los cultivos en esta zona.

Confirmó que el fin de la temporada coincide con el final del riego de muchos cultivos, como el caso de las hortalizas, tomates y maíz, advirtiendo que es muy posible que ese volumen de agua que se dejaría de utilizar, pueda quedar disponible para el riego de frutales, gracias a la gestión que está llevando a cabo la recién constituida Junta de Vigilancia del Rio Mataquito.

TECNIFICACIÓN DEL RIEGO

Medina sostuvo que, a pesar de que las ayudas proporcionadas por el actual Gobierno, se trata de una emergencia que se veía venir desde hace tiempo atrás, luego de sumar 13 años de sequía ininterrumpida.

“A este Gobierno le tocó hacerse cargo del problema crítico, pero el Estado de Chile es el que no ha reaccionado y tampoco ha hecho las inversiones que corresponden. Los agricultores tampoco han asumido las precauciones que corresponden”, expuso.

El dirigente añadió que hay mucho por hacer en cuanto a tecnificación de riego, el uso de especies más resistentes al impacto del cambio climático, a lo que se suma la falta de información precisa de cada una de las cuencas, al no existir un manejo integrado.

“No podemos seguir regando por tendido o por surco como se hacía hace 50 años. Hoy en día hay que usar la tecnología que nos permitirá ahorrar cantidades gigantescas del agua. Si la región tuviera un 80% de su agricultura con riego tecnificado, la sequía este año no se habría notado”, afirmó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here