Papa, pistacho, espárrago y quinua para reconvertir a remolacheros

Proyecto, en el que se evaluaron al menos 21 especies, permitió seleccionar 10 cultivos para esta reconversión.

publicado por

Avatar
5 de diciembre de 2019
186
La reconversión productiva de los remolacheros linarenses ya tendría al menos una decena de cultivos para sustituir sus siembras.

Luego de consultas a más de un centenar de agricultores y de un extenso análisis donde se evaluaron todas las variables a tener en cuenta, un proyecto impulsado por el Centro de Información de Recursos Naturales (Ciren), dictaminó cuáles pueden ser los cultivos más aptos para protagonizar la reconversión productiva de los remolacheros de la provincia Linares.

El estudio dará paso a la “Estrategia para la reconversión productiva agroclimática inteligente y sustentable del sector remolachero en la región del Maule”, financiado por la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) y ejecutado por el Centro de Información de Recursos Naturales (Ciren), que busca disminuir los riesgos asociados a la reconversión productiva, reduciendo la incertidumbre asociada.

En el mismo se evaluaron al menos 21 especies, de las cuales se seleccionaron 10 cultivos elegidos para esta reconversión, entre los que destacan la papa, el pistacho, el ciruelo europeo, el espárrago y la quinua.

ASPECTOS TECNICOS
Carolina Leiva, ingeniera agrónoma Ciren, encargada del proyecto, destacó que para evaluar los riesgos que comprende cada una de estas especies ante condiciones climáticas actuales y futuras, se tuvieron en cuenta más de 2 mil aspectos técnicos.

Agregó que dentro de la selección final se tuvo en cuenta riesgos como la aptitud de estos cultivos respecto a las condiciones de los suelos presentes en la región y los factores económicos de producción de éstos, así como los potenciales agrícolas.
Por su parte Félix Viveros, director ejecutivo de Ciren, puntualizó que este proyecto persigue disminuir los riesgos a los que se ve enfrentado el agricultor al momento de decidir qué producir.

“Nosotros partimos desde la base que, además de estudiar si efectivamente se reúnen las condiciones para su cultivo, son especies que podrían tener un valor agregado y que, gracias a la gran red de servicios del Ministerio de Agricultura, es posible generar subproductos muy valorados en el mercado y que permitirá llegar a nuevos consumidores”, sostuvo.

HERRAMIENTA FUNDAMENTAL
Viveros catalogó dicha investigación como “una herramienta fundamental y necesaria para el desarrollo de un sector que necesita apoyo”.
Añadió que este proyecto permitirá tomar decisiones con información confiable, tras haber sido consideradas todas las variables, especialmente las de la inestabilidad climática y del mercado.

Añadió que “este proyecto se formuló por y para los productores remolacheros y por eso ha sido tan importante contar con su participación. Que mejor que ellos mismos para establecer los mejores mecanismos de ayuda”, sentenció.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here