Pandemia XX

En pandemia el Presidente dio cuenta de su gestión. Hizo un necesario llamado a la unidad; sin embargo, no hubo autocrítica. Repitió el libreto. Sus reiterativas frases como un mantra, no convencieron a la ciudadanía anhelante de una coherente retro alimentación y mínimo aprendizaje.

Fue incapaz de pedir perdón a Chile.

Hay incompatibilidad entre Gobierno y ciudadanía en el diagnóstico, solución y perspectiva.

Sólo respecto de la praxis en pandemia, recordemos para precisar diagnosis y “soluciones”, que la primera ayuda del Gobierno fue el bono Covid, y que la oposición democrática señaló que ese tenía baja cobertura y ayuda financiera: No se le escuchó.

Luego se debatió el Ingreso Familiar de Emergencia. Primero se le dijo a las familias chilenas que bastaban $65.000 por persona; después de una fatigosa jornada de negociación se llegó a $100.000 por persona: y el viernes pasado el mandatario, en su mensaje, nuevamente aumentó la cobertura que la oposición le dijo que era insuficiente en abril.

El Presidente ha propalado que “los niños están primero”; pero hubo que hacer “fórceps” para convencerle de la extensión del posnatal que favorecía a 45.000 madres y sus hijos.

El Presidente anunció que había llegado el momento de ayudar a 200.000 empresas con el FOGAPE; sin embargo, su ministro de Economía ha sostenido que en Chile hay 990.000 micro, pequeñas y medianas empresas.

Durante semanas se debatió en el Congreso el apoyo para los trabajadores que emiten boletas; tal demora fue producto de que el Gobierno sostuvo que bastaban $60.000 por persona como apoyo estatal; la oposición democrática demoró dos semanas en convencerle de que lo mínimo eran $100.000 por persona.

Y qué más decir sobre el retiro del 10% de las AFP donde la antinomia entre la ciudadanía y el Presidente con sus partidos oficialistas sobre este tema, fue sideral: mientras el Presidente y la derecha –salvo dignas excepciones- se oponían a este proyecto, el 93% de los chilenas y chilenos lo apoyaba.

Luego, en 48 horas, más de 6 millones de compatriotas carenciados solicitaron su 10%.
A todo ello la derecha, en medio de ésta cruel pandemia, le denomina: “populismo”.

Hoy, el Presidente y partidos oficialistas, en “su” encuesta CADEM, no superan el 20%.

Así se abre ya en perspectiva, el escenario al Plebiscito Constituyente que, desde La Moneda, con sus nuevos autoritarios ministros, su relato de rechazo y obstruccionismo de partidos oficialistas a toda iniciativa de ampliar los derechos ciudadanos más elementales en el marco de un Estado Benefactor, escindirá aún más a Chile.

El Presidente y la derecha perdieron la oportunidad de unir a nuestra Patria, ya no sólo desde el arrepentimiento sino también “ablandando el corazón del faraón”, o construyendo un “puente de plata” con la ciudadanía chilena; sin embargo, instalaron a cambio: un muro.

Otra provocación a Chile que ya sabe como hacerse respetar…

Jorge Navarrete Bustamante
Director. Magister en Políticas Públicas. FEN. UTALCA.

1 Comentario

  1. Certero comentario de la realidad actual, como los que nos tiene acostumbrados el señor Jorge Navarrete Bustamante.
    Gracias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here