Pandemia IX

Los contagios se incrementan especialmente en la capital nacional… se espera un nuevo brote o rebrote… Y aún estamos en el primer ciclo de la pandemia.
Y la situación no se percibe muy satisfactoria pues desde este lunes, al menos seis clínicas de Santiago y otras varias en regiones informaron que suspendieron la toma de muestras para detectar el coronavirus, por falta de insumos y por incapacidad técnica.

A pesar que en el Ministerio de Salud descartaron la carencia de stock a nivel nacional, el lunes pasado emanó desde el Sub departamento de Enfermedades Virales del Instituto de Salud Pública (ISP) un correo electrónico, en el que se comunicó a los establecimientos que debido «a un incremento exponencial» de muestras de PCR, a partir del 12 de mayo no recibirían más y que, de lo contrario, estas serían «rechazadas desde la sección de gestión y toma de muestras”.

Delicada situación, pues al día siguiente, también muchos de los centros privados acusaron el colapso en el sistema de detección de positivos de SARS-CoV-2.

Ello lo adelantó desde el inicio el Colegio Médico; sin embargo, se aísla a su presidenta y hasta le pusieron un candidato a las próximas elecciones de esa entidad que acusa a la presidenta de ser miembro de la oposición ¿?.
Pero la situación puede agravarse pues una de las principales señales de alerta en la Región Metropolitana, es el copamiento de las camas hospitalarias, en especial de las camas UCI, que alcanzaría el 89% de la capacidad en la región.

Ello es algo que también el Colegio Médico había señalado desde el inicio, recomendando medidas que fueron arrogantemente desechadas, a pesar de insistírsele: «hay que impedir es que la cantidad de demanda supere la cantidad de camas y ventiladores”.

A raíz de tal situación y del aumento de casos positivos en la zona urbana de la Región Metropolitana, científicos y representantes políticos han demandado lo que tanto pregonó hace meses el Colegio Médico: que el Ministerio de salud determine la cuarentena total para el denominado Gran Santiago, y en regiones riesgosas del país, al menos por 14 días.

Ya es tarde…
EL Instituto de Inmunología de la U. de Chile, además agregó que ello implica una serie de medidas complementarias: la primera es que el Gobierno entregue un salario, un apoyo económico para que las familias más pobres puedan permanecer en cuarentena; segunda, fortalecer la atención primaria; tercera, tiene que haber una preocupación en los territorios por las personas que viven solas o los adultos mayores, esa labor la debe tener la Atención Primaria de Salud; cuarta, hay que fortalecer las residencias sanitarias, para trasladar a las personas COVID positivo que no pueden hacer la cuarentena en sus hogares, residencias deben estar bajo el cuidado territorial del sistema de salud.
Empero, no hay peor sordo que el que no quiere oír… y ello costará más vidas de chilenas y chilenos.
Continuará…

Jorge Navarrete Bustamante
*Director. Magister de Políticas Públicas. FEN. Universidad de Talca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here