26 C
Talca
martes 31 de marzo, 2020
Martes 31 de Marzo de 2020
  • UF: $28.597,46
  • Dólar: $846,30
  • Euro: $932,56
  • IPC: 0,40%
  • UTM: $50.021,00
  • Imacec: 1,50%
Inicio Blog Página 235

Baños en la plaza

0

¡Felicidades por los servicios higiénicos de Plaza las Heras!! Justamente a esta plaza me refiero en esta nota, debido a que algunas personas se encuentran habitualmente bebiendo y fumando marihuana en el prado, especialmente, frente la iglesia. Que posibilidades que pongan algunos vigilantes permanentes por la temporada dando vueltas durante el día, para prohibir dichos actos. Una va con los niños y deben ver ese espectáculo.
Así, además, generamos empleos. O si fuese más económico que se instalen cámaras.

Patricia Castro

Empatía: una necesidad en los tiempos actuales

0

¿Cuántas veces hemos comprendido activamente lo que al prójimo le pasa? ¿Alguna vez nos hemos puesto en el lugar del otro para entender qué siente frente a un acontecimiento de fragilidad emocional? La empatía es uno de los valores personales que hoy en día más se necesita para asumir y comprender la contingencia nacional, esto debido a que la realidad del país nos ha enfrentado a diversos contextos de inestabilidad social y una fuerte fragilidad emocional. Más bien somos dados a hablar mucho y justificar nuestras acciones sean estas buenas o malas, hay un dicho que dice que El Creador nos dio una boca y dos oídos y al parecer actuamos al revés, escuchamos poco y hablamos demasiado.

Esto es argumentado por la encuesta Espacio Público/IPSOS publicada recientemente en el mes de diciembre, la cual reveló que la empatía es uno de los atributos que los chilenos esperan de sus líderes políticos y sociales para superar la crisis y establecer caminos de futuro. Esto debido a la falta de capacidad de conocer, analizar y concluir sobre las necesidades que la comunidad requiere para crecer en justicia social, la cual permita tener las mismas condiciones y capacidades a todos los integrantes de la sociedad en cualquier ámbito: social, laboral, educativo, cultural, entre otros.

Sin embargo, la necesidad de esta capacidad no sólo es requerida hacia las autoridades, sino también a todos quienes somos parte de la sociedad, principalmente quienes participan activamente de la contingencia, como lo son hoy las manifestaciones. Un ejemplo es la rendición de la PSU, hito que estuvo marcado días previos por anuncios de boicot y que derivó en la suspensión de la rendición de esta prueba en diversos recintos a nivel nacional, impidiendo a muchos jóvenes –que se preparan para esta instancia- poder poner en práctica sus conocimientos para ingresar a la educación superior.

Es por esto que la empatía juega un rol esencial en el compartir constante de la sociedad, por lo que estas capacidades de generar y buscar justicia social mediante –primero- manifestaciones y –posteriormente- políticas públicas, no se pueden construir en base al miedo, sino que debe estar basada en el respeto hacia las personas e instituciones.

Para 2020 son diversos los desafíos políticos e instituciones que como sociedad tenemos, por lo que es primordial saber escuchar, interpretar, comprender y ayudar a quienes más lo necesiten, a través de políticas públicas que posibiliten ampliar las perspectivas de la comunidad y la dignidad del ser humano para con ello enriquecer y dignificar nuestro país con nuevas ideas, puntos de vista y oportunidades de desarrollo para todos sus habitantes.

Jorge Brito Obreque
Ingeniero agrónomo
Junta de Adelanto del Maule

¿PSU o ranking de notas?

0

La ejecución de la PSU correspondiente al presente año fue, sin lugar a dudas, la más problemática y conflictiva, desde que comenzó este sistema de selección universitaria a través de un formato estandarizado. No solo se puso en duda la propia seguridad de los estudiantes, sino que también la idoneidad de este instrumento.

En el primer caso, se trata de otra expresión concreta de que la crisis política, social y de seguridad pública que vive el país desde octubre del año pasado, todavía no termina. Y más aún, de que tampoco ha pasado lo peor. Muy por el contrario, queda de manifiesto que todavía falta mucho por pasar en esta materia.

Lo más preocupante, en este aspecto, es que nuevamente queda de manifiesto la desconexión del mundo político con lo que ocurre a diario a los ciudadanos. Mientras en el Parlamento se discuten interpelaciones y acusaciones, miles de jóvenes –y sus familias- no pueden ejercer su derecho a la educación superior.

La respuesta del Ejecutivo será, nuevamente, judicializar estos hechos, a través de querellas. Pero, de nuevo, queda la pregunta respecto a cómo no se pudo anticipar que esto iba a ocurrir. Y ejemplos tenemos muy cerca: en el caso de Talca, se aplicó un plan especial de seguridad preventiva en cada local de rendición de la prueba.

Así fue posible que más de seis mil jóvenes rindieran su prueba en forma tranquila y segura, aunque muchos claramente con algo más de nervios ante lo que pasó en otras zonas del país. Más allá de incidentes aislados, lo importante es que los planes resultaron y que se aseguró el ejercicio de un derecho constitucional.

Lo de las filtraciones es otro asunto muy distinto que se tendrá que resolver por las vías administrativas y legales. Sin embargo, queda flotando en el ambiente el cuestionamiento a la PSU como medio válido para seleccionar a los jóvenes que accedan a la educación superior, a partir de sus conocimientos y cultura general.

Existe evidencia que este instrumento termina por segregar sobre la base del tipo de educación que reciben los jóvenes, además del contexto cultural y social que viene del entorno familiar. Es muy simple y trágico: el que tiene puede pagar por mejor educación y viene de una familia con más acceso a la cultura, saca más puntaje.

¿Y cómo se contrarrestar este fenómeno? Se trata de sustentar el mecanismo de selección en el ranking de notas, es decir, directamente en el mérito del alumno y en su historial como estudiante. Es decir, el que tiene mejores notas, pasa automático a la educación superior, sin importar de qué colegio venga y de qué grupo social.

Ahora bien. ¿Este mecanismo asegura mayor igualdad? En este punto existen discrepancias, porque si bien un buen alumno en el colegio sigue siendo un buen alumno en la universidad, también puede haber excepciones a esta regla. Y esos casos excepcionales deben tener también la opción de demostrar que son capaces.

Lo concreto, en definitiva, es que la PSU, tal como se ejecuta hoy, tiene sus días contados. Lo importante, en el debate que se viene, es recoger lo que vienen planteando hace años los propios rectores e instituciones especializadas en educación. La idea es que el nuevo sistema tenga base en el mérito y premie el esfuerzo.

Pavimentación

0

Señor Director:

Los actos violentistas, las interpelaciones, las acusaciones constitucionales, y ahora los atentados hacia quienes quieren libremente rendir la PSU, están pavimentando el camino hacia un rechazo rotundo al cambio de Constitución.
Cordialmente,

Luis Rojas Faúndez

Colusión del papel: negocio redondo

0

Estimado Director:

Al enterarse de la multa de 15 millones de dólares que deberán pagar las empresas que se coludieron en el mercado del papel tissue, sin lugar a ninguna duda, fue la mejor noticia que pudieron haber escuchado todos los que hoy planean coludirse con otros productos de usos masivos en nuestra patria.

Porque cifras más, cifras menos, pagando la indemnización de los 7 mil pesos a casi 13,7 millones de chilenos mayores de 18 años que suman 150 millones de dólares, aproximadamente, más los gastos de tres estudios de abogados por 2,6 millones de dólares, aproximadamente, más los pagos efectuados a la Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios de Chile (Conadecus) por 3,3 millones de dólares, aproximadamente, y a la Organización de Consumidores y Usuarios (Odecu) por 750 mil dólares, aproximadamente, no se logran equiparar con las ganancias obtenidas por la colusión del papel a lo largo de casi 10 años, y que estaría por sobre los 500 millones de dólares, aunque hay otras fuentes que lo colocan cerca de los 800 millones de dólares….

Raya para la suma: ¡negocio redondo!

Luis Enrique Soler Milla

La industria financiera debe cambiar

0

En las protestas de este último tiempo, las personas -muy claramente- han expresado su malestar y frustración con el sistema financiero. Y lo hacen, pues las finanzas son importantes para todos. Así, hemos escuchado a muchas personas quejarse por el alto costo, el bajo acceso a productos crediticios, la poca transparencia y el sobre-endeudamiento.

En Destacame hemos venido viendo esta frustración desde hace más de cinco años, en Chile y México, y hacemos nuestro mejor esfuerzo para contribuir a las personas, para que tengan una buena saludad financiera y acceso justo al crédito.

Hoy tenemos más de 2,2 millones de usuarios, pero todavía nos falta mucho por recorrer. Estamos seguros de que para avanzar en tener un sistema financiero más inclusivo y responsable, debemos poner el foco en incorporar nuevas tecnologías y el acceso a más y mejores datos.

Las nuevas tecnologías y la innovación nos permiten abordar los desafíos presentes buscando soluciones nuevas e innovadores. Así, hemos visto cómo las nuevas tecnologías han permitido llevar productos a sectores que no tenían a una fracción del costo actual.

Esto, a su vez, permite ofrecer productos de buena calidad a precios competitivos donde antes no había nadie ofreciendo estos productos. Pero para que esto resulte, se necesita aumentar la competencia para disminuir las barreras de entrada y no asfixiar a las nuevas empresas, con nuevas regulaciones.

Pero, para poder innovar realmente en el mercado financiero, se debe tener acceso a más y mejores datos. Esto, pues los datos nos ayudan a entender mejor a las personas desde diferentes ángulos y así poder ofrecer mejores productos hechos a la medida de cada uno.

México representa un muy buen ejemplo de cómo las políticas públicas ayudan a las personas a mejorar el acceso al crédito: en solo dos años, el acceso a créditos de consumo ha aumentado en un 29% y el crecimiento de la industria Fintech ha sido explosivo.

Para ello, México cuenta con acceso a todos los datos financieros, tanto positivos y negativos, y de pago de algunos servicios básicos como telefonía celular. Más aún, están tan alineados con la importancia de la inclusión financiera y del impacto de la industria Fintech que, el año pasado, se aprobó la Ley Fintech que, entre varias cosas, regula la apertura de los datos bancarios a través del Open Banking.

Chile necesita urgente asegurar el acceso a más datos de manera rápida y barata, para que nuestra industria financiera sea más abierta e innovadora. Solo así podremos seguir construyendo nuestro sistema financiero, para que sea más inclusivo, responsable y transparente. Y, sobre todo, para que esté al servicio de las personas y que todos podamos alcanzar nuestras metas de vida y, al final, seamos más felices.

Augusto Ruiz Tagle, fundador de Destacame.cl

Pentágono: «No buscamos guerra con Irán, pero estamos listos para acabar una»

0
EE.UU ofreció a Irán conversar sin condiciones previas

El secretario de Defensa, Mark Esper, aseguró este martes a Irán que EE.UU. no busca «comenzar una guerra», a la vez que advirtió que está listo para «acabar una», en medio de las tensiones con Teherán tras la operación militar estadounidense en Bagdad en la que murió el general iraní Qasem Soleimaní.

«No estamos buscando comenzar una guerra con Irán, pero estamos preparados para acabar una», sostuvo Esper en una entrevista con la cadena CNN. El jefe del Pentágono insistió en que la operación contra Soleimaní se produjo después de contar con información de inteligencia que indicaba que el general iraní planeaba un próximo ataque contra EE.UU. «Un líder terrorista, de una organización terrorista que se encuentra con otro líder terrorista para sincronizarse y planear ataques adicionales contra diplomáticos, tropas e instalaciones», indicó.

Asimismo, comentó la confusión generada este lunes por los mensajes contradictorios sobre la permanencia de las tropas estadounidenses en Irak, después de que un comandante de la coalición internacional anticipara la reubicación de los soldados en ese país y el Pentágono aclarara más tarde que esto no supone un repliegue. Esper subrayó hoy que las tropas continuarán en Irak y afirmó que el borrador de carta distribuido por error «carece de significancia».

El presidente estadounidense Donald Trump, elevó este lunes sus amenazas contra Teherán, después de que la noche del domingo advirtiera de que bombardeará objetivos culturales de la República Islámica, ante la prometida venganza por parte de Irán.»¡IRÁN NUNCA TENDRÁ UN ARMA NUCLEAR!», escribió el mandatario en su cuenta de Twitter. Esper, sin embargo, rechazó que entre los objetivos considerados por el Pentágono ante posibles represalias de Teherán figuren monumentos y patrimonio cultural iraní.

Preguntado al respecto, afirmó que EE.UU. seguirá «las leyes del conflicto armado y la ley internacional» en caso de un enfrentamiento bélico con Irán.

Reportaje: Una vida de torturas y esclavitud

0
Horst Schasfrik y Helga Bohnau I

Llovía suavemente ese domingo de mayo. Salimos a media mañana rumbo a Colonia Dignidad. Era el Día del Patrimonio Cultural. Ana María llevaba flores y lo primero que hicimos fue visitar las riberas del río Perquilauquén y ponerlas en la modesta placa en homenaje a las víctimas chilenas del enclave declarado Monumento Nacional el año 2018.La belleza del rio y de las montañas nevadas era sobrecogedora. Nos dirigimos a la vivienda que ocupan Horst y Helga junto a sus dos hijos. Los habíamos conocido en algún encuentro en Parral para abordar los complejos temas relacionados con la memoria.

Horst es apicultor y con un enorme esfuerzo ha logrado crecer y trabajar de manera independiente. Helga se dedica a criar algunos animales, a cuidar a los niños y a apoyar a Horst. Después de los saludos, conocer a sus hijos y conversar sobre temas de mutuo interés nos sentamos en el comedor, saqué la grabadora y pregunté a Horst qué le parecía la propuesta de reparación de la cancillería alemana, que anunció la entrega de siete millones y medio de pesos a las víctimas alemanas y a los chilenos esclavizados por Schäffer y los jerarcas.

“El aporte de la cancillería alemana hay que entenderlo de otra manera”, dice, “no es una reparación. Yo trabajé como 45 años sin contrato de trabajo, sin sueldo, sin imposiciones, sin horario, trabajando como 15 horas al día. Mi vida útil se fue sin recibir ni un peso. Si calculamos todos esos años, eso suma unos 180 millones…entonces… ¡Qué perdida de nuestra vida! ¡No se paga con 7 millones! Nuestros dos hijos necesitan un tratamiento dental y frenillos por unos tres años y eso vale 7 millones. Entonces es solo una pequeña primera ayuda. Nosotros sabemos que ese es un logro de los parlamentarios alemanes que, con todo su corazón, su misericordia y su esfuerzo presionaron al gobierno alemán y exigieron este aporte que ojalá sea para pronto y sin mucho papeleo. Pero indemnización no lo es”, afirma con pasión.

Horst preside la organización denominada “Asociación por la verdad, la justicia, la reparación y dignidad de los ex colonos” (ADEC Chile) que agrupa a los ex colonos víctimas y que demandan una efectiva indemnización de los Estados de Chile y Alemania por los años de esclavitud, abusos y sufrimiento vividos en Colonia Dignidad.
Me explica que algunos de los ex colonos “estamos repartidos en Osorno, en Purranque, en Temuco, en Los Ángeles y acá”. Que recientemente se entrevistaron con autoridades del Ministerio de Salud las que “van a ver cómo pueden ayudarnos”.

Sobre la responsabilidad del Estado chileno y alemán en la tragedia humanitaria que fue Colonia Dignidad, Horst insiste que “tendrían que tener vergüenza como encargados del Estado porque saben la vida que hemos perdido. Yo llegué de 3 años, en 1962 y recién el 2006 vi el primer peso, empezaron a pagarnos unas 15 lucas al mes, después 18. Todos los funcionarios del Estado saben que tienen el deber de proteger los derechos de sus ciudadanos. Nosotros fuimos esclavos por 45 años y de eso es responsable el Estado alemán y el Estado chileno. Si se habla que la Colonia fue ‘un Estado dentro de otro Estado’, entonces era algo que no podían aceptar las autoridades chilenas.

Casi todos los que lograron huir fueron traídos de vuelta, fuimos sometidos a electroshock, obligados a consumir un montón de drogas, uno andaba como zombi, como ‘tonto’, a algunos les caía la saliva de la boca porque no había ningún control sobre el cuerpo. Y tener a los niños durante veinte años así es un crimen, es un atropello a los derechos humanos de las personas.

Estos son crímenes de lesa humanidad”, sostiene, alzando la voz. Horst relata que en una audiencia que sostuvieron con autoridades solicitaron que el Estado chileno “por favor nos reconozca como niños, güagüas, que llegamos a Chile y fuimos torturados, esclavizados, abusados sexualmente, separados de los padres, que siempre son la ayuda, la protección para un niño. Y eso por toda nuestra vida. Yo pienso: el Estado chileno es responsable como el Estado alemán y no pueden decir que con 7 millones esto se terminó ¡Ahí empezó no más!”.

Mientras redactaba esta entrevista el abogado de los colonos esclavizados Winfried Hempel, también ex colono, anunció una demanda contra el Estado chileno por “secuestro, esclavitud y trabajos forzados durante 45 años” en representación de 117 víctimas.

LOS PADRES LO ENTREGARON TODO
Como casi todos los colonos, Horst viajó a Chile con sus padres. Venían desde Italia. Un viaje de aproximadamente un mes. Lleva 57 años en Chile y le faltan pocos años para jubilar, pero carece de imposiciones. Sus hijos de 10 y 13 años cursan los últimos años de enseñanza básica. Y no tienen ninguna propiedad, ni casa propia.
“Y producto del trabajo de décadas aquí hay 17 mil hectáreas”, reflexiona, “al fin quieren dar media hectárea, donde ni siquiera alcanza para hacer una chacra, tierras que no sirven para la agricultura.

Yo pienso que es una tremenda, tremenda sinvergüenzura. ¿No merecemos más después de tantos años de maldad y sufrimiento? ¿Y qué pasa con las 17 mil hectáreas? Son de unas empresas que son dueñas de todo. ¡Las empresas no han sufrido, las personas han sufrido! Y nosotros como cualquier trabajador que busca trabajo. ¿Nada más nos queda, ningún derecho, ninguna distribución de ganancias? ¿Cuántos millones sacaron en todos los años de esclavitud?”.
Horst señala como ejemplo a Harald Lindemann quien tiene acciones en las empresas que administran el lugar y obtuvo 800 pesos de rentabilidad. “No alcanza ni para comprarse un jugo”, comenta.

Recuerdo que en alguna actividad otro ex colono me contó que había recibido 750 pesos por sus acciones. Horst insiste, “yo pienso que el Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania debería preocuparse de estas cosas, son seres humanos los que han sufrido, son seres humanos los que deben enfrentar la vejez. Es muy necesario un Centro de Documentación para que estas cosas no se repitan, pero sin olvidarse de las personas que hoy día necesitan ayuda. ¿Quieren esperar a que mueran? ¿No quieren verlos ahora que necesitan ayuda?”, pregunta.

Hay que recordar que cuando en los años 90 el presidente Patricio Aylwin le canceló la personalidad jurídica a la Sociedad Benefactora y Educacional Dignidad, Schäffer y los jerarcas, asesorados por conocidos abogados de la época, traspasaron todos los bienes de la ex Colonia a diversas sociedades comerciales que hoy dirigen y controlan los hijos de los jerarcas. El Estado chileno no fue capaz en su momento de enfrentar legalmente dicha operación. En la práctica fue una forma de apropiación de toda la riqueza acumulada por el trabajo esclavo de dos o tres generaciones, dejando a los simples colonos en la más completa indigencia.

A LOS NIÑOS LOS TRAEN LOS ÁNGELES
¿Cómo fueron tus primeros años en Chile?
“Cuando llegamos había 3 o 4 casas. Mis padres habían vendido su casa en Alemania, también su negocio, su vehículo y todo lo entregaron a un fondo común sin quedarse con un solo peso. Porque en Alemania les habían prometido que acá todos iban a recibir su casa, su propiedad. Llegaron como 200 personas. Y tuvieron que alojar en carpas. Y comenzaron a trabajar las tierras, los animales. Y ese famoso líder (Paul Schäffer) separó a las familias para tener a los niños a su disposición para abusos sexuales.

Yo comencé a trabajar en el campo a los 8 años. Recuerdo que tenía como 30 años y aun pensaba que en la noche los ángeles traían a los niños a la tierra. Yo nunca supe, nunca vi a una mujer embarazada, las escondían. Y menos sabíamos lo que era el abuso sexual porque no podíamos preguntar nada. Estábamos totalmente aislados, sin contacto con nadie de afuera, ningún profesor, nada, para que nada se supiera. Vivíamos sin TV, sin radio, sin diarios, sin teléfonos, sin documentos. No podíamos enviar cartas, todo era controlado, no había libros para explicar lo de hombre y mujer y los que había estaban rayados o con papeles pegados”.

Helga nos muestra un ejemplar del silabario “Nuevo Lector Americano” de Amanda Labarca para segundo y tercer año básico con varias páginas con papeles adheridos para evitar que dichos trozos fueran leídos. La represión y la negación de la sexualidad desde la infancia fue una constante en el enclave. Al empleo de drogas se suman testimonios de misteriosas inyecciones en los genitales de los muchachos y oscuras operaciones a las niñas. El abogado Winfried Hempel sostuvo en un seminario internacional realizado en el Museo de la Memoria que “hay una persona…que está castrado, que está mutilado en ciertas partes de su cuerpo…Y hoy día defiende el turismo y defiende el pasado de la Colonia”.

El silabario “Nuevo Lector Americano” de Amanda Labarca para segundo y tercer año básico con varias páginas con papeles adheridos para evitar que dichos trozos fueran leídos.

¿Y cuándo supiste cómo nacen los niños?
“Ya en los 90 estuve de garzón en el Casino de Bulnes (otro negocio de Schäffer y los jerarcas) y un día vino una ‘tía-mamá’ con una hija chica y la niña dijo: ‘Yo tengo un hermanito’. ‘¿Y dónde está?’, preguntó alguien. ‘Ahí en la guatita de la mamá’, dijo la niña tocando a su madre. Entonces yo pensaba: ‘¿Cómo?’ Ahí empecé a pensar y le pregunté a Schäffer: ‘¿Cómo es eso? ¿Cómo va a nacer?’ Le pregunté varias veces. Y un día en un ensayo del coro él me separó, me retó y dijo: ‘Aquí hay unos fregados que se meten en cosas que les corresponden a los adultos’. Y me echó afuera ante los 60 del coro y yo me puse rojo. Esa fue su respuesta. Y después alguien me dijo ‘vea en la biblia’, la que nunca nos entregaron.

¡No lo podía creer! Así vivimos, aislados, abusados, esclavizados. Nunca nos compraron ropa o algo. Yo tuve un cepillo de dientes como 10 años, ya no tenía pelos. Yo estuve feliz cuando me dieron un cepillo nuevo. Así era. Zapatos nuevos nunca tuvimos, la ropa y los zapatos eran usados y llegaban desde Alemania. Normalmente siempre andábamos con chalas hechas de neumáticos y unos cueros. Fue nuestra vida por veinte, treinta años”.

UNA VIDA DE TORTURAS
¿Te castigaron alguna vez?

“Yo ni siquiera sé por qué me pegaron tanto. Un día estábamos jugando en la escuela, era el recreo, jugábamos al pillarse y de repente llega Schäffer con otro adulto y un niño y me miraba, me miraba. Y cuando salimos a mediodía me llevaron al lugar donde dormíamos. Y ahí con los mayores del grupo me pegaron con palos, 10 o 15 minutos, me dejaron todo hinchado, mi ropa quedó pegada a mi cuerpo con la sangre. Por dos semanas no pude caminar y me costaba sentarme. Esa fue una vez. La otra fue porque como siempre estábamos cansados con las drogas, cuando teníamos ensayo de coro yo no me atrevía a cantar porque siempre se decía que el que no estaba en orden con su Dios no podía estar ahí.

Tampoco podíamos estar afuera, teníamos que sentarnos aparte como ‘ovejas negras’. Y yo fui a hablar con Schäffer y le dije: ‘yo estoy perdido para siempre y Dios no me va a perdonar’. Y estuve un tiempo como loco, trastornado. ¿Y qué hizo? Un día me llamó adelante y empezaron a retarme y decían: ‘¡No quiere arreglarse con su Dios!’ y me pegaron, me pegaron, hasta que caí inconsciente al suelo. Después empezaron a tirarme con los pies hacia arriba: ‘¡Este chancho para arriba! ¡Hipócrita!’, decían. Cuando volví a tener consciencia escuché a uno de los grandes que dijo que me dejaran y Schäffer me mandó al subterráneo ‘a lavarme el hocico’ porque estaba sangrando. Esa vez me quebraron la mandíbula”.

Horst terminó en el hospital donde le pusieron unos alambres y le inmovilizaron la mejilla. Recuerda que estuvo como tres semanas tomando alimentos con una pajita. “Con las drogas yo anduve como dos años trastornado, pensando en el infierno y que no servía para nada. Toda nuestra familia fue castigada y drogada. Cuando el ‘caballero’ se escondió (1997) supe que mi hermano mayor le había contado a mi papá que había sido abusado sexualmente. Cuando pasó eso separaron a mi papá de mi mamá. No podía hablar con ella. Y el pobre papá andaba en silla de ruedas a consecuencia de la guerra. A otro hermano también lo drogaron para que nunca saliera nada a la luz.

Uno estaba sicológicamente destruido. Me sentía tan mal, siempre pensé que cuando adulto no iba a ser capaz ni de manejar un vehículo. Esa fue nuestra juventud. A mediodía había que ir al coro, no había un minuto de descanso, ningún tiempo para uno mismo o para conversar con un amigo. Nunca pude preguntarle algo a mi papá o a mi mamá, sentir algo de cariño o protección. Y ahora uno entiende por qué todo eso”.

Horst se emociona, se exaspera, se indigna al recordar su infancia y juventud. Al trabajo esclavo, las drogas, los abusos sexuales, las golpizas, hay que sumar el tráfico de armas, los electroshocks, las torturas, la manipulación religiosa, los crímenes.

“NO QUERIA TENER FAMILIA”
¿Cómo fue el proceso después que Schäffer huyó?

“Durante cinco o seis años nunca me atreví a pensar que Schäffer había hecho algo malo, yo no entendía cómo eran las cosas”.

Cuando en los 90 el Presidente Patricio Aylwin le canceló la personalidad jurídica a la Sociedad Benefactora y Educacional Dignidad, Schäffer y los jerarcas (…) traspasaron todos los bienes de la ex Colonia a diversas sociedades comerciales que hoy dirigen y controlan los hijos de los jerarcas. El Estado chileno no fue capaz en su momento de enfrentar legalmente dicha operación. En la práctica fue una forma de apropiación de toda la riqueza acumulada por el trabajo esclavo de dos o tres generaciones, dejando a los simples colonos en la más completa indigencia.

¿Los abusos te parecían normales?
“Sí, uno no sabía qué era eso, tal vez era un cariño que los niños tienen con sus padres, qué se yo. Como lo teníamos como un dios, yo no era capaz de ‘cachar’ que había algo malo. Después cuando conocimos la Biblia, ahí ya sabíamos de abuso y lo que había pasado. Y comprendí por qué nunca tuvimos una Biblia. Y pensé: ¡Que chancho! ¡Que chancho! ¡Y lo teníamos como un dios! Como el 2006 comenzamos a recibir unos pesos al mes. Y algunos jóvenes que nacieron en Chile tuvieron la oportunidad de salir a estudiar, entregábamos dinero para eso, para después volver y con conocimientos encargarse de todo. Nosotros fuimos ‘caballos de trabajo’ toda la vida”.

Entre los que pudieron estudiar conozco sólo a dos, los que frecuentemente han estado en veredas opuestas: Winfried Hempel, abogado de los ex colonos víctimas, y Anna Schnellenkamp, gerenta de turismo del actual complejo.

Por filtración del examen suspenden la PSU de historia a nivel nacional

0

«Debido a la filtración de la Prueba de Historia, Geografía y de Ciencias Sociales, hecho informado por el Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional (Demre) y la consecuencia de invalidación metodológica que ello implica, se ha procedido a suspender la aplicación de la Prueba de Historia, Geografía y de Ciencias Sociales a nivel nacional».

En estos términos, el Demre anunció esta tarde que quedó sin efecto la rendición de la última de las cuatro pruebas que conforman la PSU. Con ello, se puso fin anticipado a un proceso que tuvo gran polémica y que quedó marcado por los incidentes registrados en distintas zonas del país, especialmente, en la Región Metropolitana.

En el caso del Maule, todo fue normal durante el lunes, esto es, cuando los jóvenes rindieron las pruebas de lenguaje y ciencias. Hoy martes, correspondía a primera hora la prueba de matemáticas. Al igual que en la primera jornada, personal de Carabineros estaba instalado en cada uno de los locales, en el caso de Talca, en un servicio preventivo de vigilancia.

Fue así que todo transcurrió en forma normal, pero en el caso específico del Liceo Diego Portales, ubicado en la Alameda de Talca, se detectó a un grupo de personas que supuestamente habría tratado de realizar una manifestación. Los carabineros reaccionaron y se detuvo a tres personas adultas y dos menores de edad. La fiscalía, con posterioridad, determinó que todos ellos quedaran en libertad, pero bajo apercibimiento legal y a la espera de citación para seguir con la investigación.

Según datos oficiales, en toda la región son 17 mil 900 los alumnos que estaban inscritos para rendir la PSU 2020, de los cuales, 4 mil 449 corresponden a Talca.

Comentario: Educar a través de la actividad motriz y el juego

1
Niños de la escuela República de Estados Unidos, sector Los Niches, Curicó, durante una clase de psicomotricidad. Circuito de equilibrio y rechazo y saltos en uno y dos pies.

La Municipalidad de Curicó inició una verdadera innovación en educación. Lo hizo, con la ejecución de un singular programa de acompañamiento a docentes y asistentes. Programa de acompañamiento cuyo foco específico y original es el trabajo de la psicomotricidad para los niños de la educación prebásica. Esto ocurre en la Escuela Estados Unidos del sector de los Niches.

Hay que decir que este programa fue aprobado por el Ministerio de Educación, precisamente, para trabajar con niños desde cuatro años de edad en Psicomotricidad. ¿Qué supone este programa innovador? Sobre todo, una comprensión más completa y global de la educación, que integra las interacciones cognitivas, emocionales, simbólicas y sensorio motrices, en la capacidad de ser y de expresarse en un contexto psicosocial.

La psicomotricidad como concepto, permite comprender que la intervención y el estudio psicomotor, forman parte de un trabajo integral en el ser humano, para dar lugar a las bases de los aprendizajes posteriores y así, facilitar la resolución de problemas.

Este proyecto es conducido actualmente por la Corporación Educacional Aguas Negras, entidad privada sin fines de lucro, con un equipo de profesionales como psicólogos, nutricionistas, profesores de educación física, expertos en psicomotricidad y médicos.

¿Cuáles son los objetivos del proyecto? Educar a través de la actividad motriz; mejorar la integración a los padres en el proceso formativo de sus hijos; formar y fortalecer hábitos y valores; reducir los índices de obesidad infantil, que hoy alcanzan sobre el 40 %; mejorar y elevar el rendimiento escolar; crear una cultura físico deportiva; y, por último, sentar las bases para la elección deportiva del niño.

El programa considera su proyección hasta el cuarto año de educación básica, es decir, hasta la edad biológica de 9 años, dado que está demostrado que su formación ha permitido consolidar los objetivos indicados. Ahora bien, como sabemos, la educación de un niño comienza cuando es engendrado en el útero materno. En este sentido, se tiene bien en cuenta que todo el proceso de crecimiento dentro de la madre es tan importante como una vez que ha nacido.

La Corporación Educacional Aguas Negras, también se encuentra capacitando a las educadoras de párvulos y asistentes en los jardines infantiles de la comuna de Teno, con una cobertura para niños de 0 a 3 años. Se utilizan los principios de la pediatra húngara, Dra. Emma Pikler, que tiene sus inicios como la Pedagogía Pikler, en el año 1927, y que consiste en implementar la pedagogía del juego libre del niño.

A la luz de esta modesta experiencia, pero con logros notables, cabe preguntarse: ¿nuestra educación al nivel de parvulario, prebásica y básica, se encuentra atrasada? Es una dolorosa realidad del subdesarrollo en la Región del Maule. Porque, ¿cuántas escuelas básicas municipales tienen un gimnasio? ¿Cuáles, por ejemplo, para el trabajo con sus alumnos, poseen graderías?

Incluso, los jardines infantiles que tenemos, carecen de salas adecuadas para el desarrollo del niño de 0 a 3 años. Se requiere, al menos, una sala de 54 m2. Las que vemos frecuentemente, son salas de típica estructura metálica, con frío en invierno y muy calurosas en verano. Es una muestra de cuán lejos estamos de ofrecer espacios educativos de calidad a nuestros niños.

La iniciativa que hemos reseñado, deja a la vista que para que exista educación de calidad e integral, es necesario que la veamos y valoremos como la mejor inversión que el Estado puede hacer para las futuras generaciones.

*Profesor de Educación Física. Especialista en Gimnasia Escolar, UC. Experto en psicomotricidad, Mineduc

POPULARES

TENDENCIAS