Pacientes están llegando infartados y descompensados a urgencia del hospital por temor a contraer Covid

Especialista del HRT realizó un llamado a no esperar hasta que sea demasiado tarde, sino que a comunicarse con el SAMU 131 apenas presente los primeros síntomas

publicado por

Avatar
6 de julio de 2020
1299
El llamado es a que los enfermos crónicos continúen con su tratamiento, asistir a sus horas programadas e identificar las vías de comunicación con su centro de salud por si requieren ayuda médica.

Desde que se declaró alerta sanitaria por la pandemia del Covid-19, los recintos asistenciales como el Hospital Regional de Talca (HRT) han adoptado diversas medidas para disminuir los contagios.

La acción más promovida entre la población es no salir de casa a menos que sea estrictamente necesario, llamado dirigido especialmente a las personas que pertenecen a los grupos de mayor riesgo de complicarse en caso de infección.

Pero resulta que la gran mayoría de los pacientes que se atienden en el Centro de Diagnóstico Terapéutico (CDT) dependiente del HRT, pertenecen justamente a este segmento, tanto por enfermedades de base como por edad.

La doctora, Constanza Castro, jefe del Centro de Responsabilidad de Cardiología y Cardiocirugía HRT, explicó que los centros de salud han instaurado cambios para mantener la distancia social, evitando aglomeraciones, aplicándose además protocolos como el uso de equipos de protección personal y la desinfección frecuente de todos los elementos que pudiesen estar en contacto con el virus.

“Por ejemplo, para atender a una persona en el policlínico, se debe desinfectar todas las superficies e instrumentos a utilizar, camillas, superficie de mesas y sillas, esfingomanómetros y fonesdoscopios, además, el personal debe ponerse sus medidas de protección personal, como pechera, mascarilla, protección facial y guantes. Al finalizar la atención del paciente, se debe hacer todo de nuevo. Esto ha significado que la duración de la atención médica (incluyendo la desinfección) sea mucho mayor y la disponibilidad de horas sea menor”, explicó.

No obstante, se está dando un fenómeno muy preocupante –y que se repite a nivel mundial- que es el “gran número de personas que no asisten a sus controles programados por temor a contagiarse. Esto es muy relevante, ya que en todas las personas con enfermedades crónicas existe un riesgo de descompensación o progresión de enfermedad, y el hecho de que no asistan a sus controles, aumenta la probabilidad de que estos cambios no sean detectados ni tratados a tiempo. Pero el escenario más dramático es la aparición de enfermedades aguda”-

“Ya que es una condición nueva, muchas veces no existe la percepción de riesgo, que incluso puede ser vital. Uno de los casos más dramáticos es el infarto agudo al miocardio, en el cual existe una ventana de tiempo corta para tratar al paciente en forma exitosa. Fuera de esta ventana, los resultados son muy malos, costando vidas y calidad de vida”, sostuvo la médico, advirtiendo que están llegando pacientes infartados a la urgencia.

SÍNTOMAS
Durante décadas ha existido una campaña de educación a la población sobre los signos de alarma de infarto. El mensaje central siempre ha sido acudir al servicio de urgencia (primario u hospitalario) ante la aparición brusca de dolor al pecho o ahogo, y eso estaba incorporado en el ADN.

“Lamentablemente lo que estamos viendo ahora es que por temor al contagio, las personas se están quedando en sus casas en vez de acudir por ayuda. Las personas con IAM están consultando tardíamente o simplemente no consultan, lo que impacta dramáticamente en el éxito del tratamiento. Estamos teniendo complicaciones de infarto que no veíamos hace mucho tiempo”, afirmó la doctora.

Agregó que “estos fenómenos, tanto en enfermedades crónicas como en los infartos, se están dando en todo el mundo, y es por consecuencia de la pandemia. No somos un caso aislado, ya que los sistemas de salud y la población han respondido en forma similar en todos lados”.

“Producto de la epidemia del Coronavirus estamos viendo una disminución en las consultas por dolor torácico y los casos de IAM que llegan a consultar son más graves, presentando complicaciones que casi habían desaparecido con la terapia de reperfusión. Por esto insistimos en la importancia que – en caso de presentar dolor al pecho o ahogo- consulten inmediatamente al servicio de urgencia para que puedan recibir a tiempo el tratamiento necesario”, aconsejó la doctora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here