Otro portazo para las Pymes

En momentos en que todos coinciden en que es urgente despejar el camino para que las pequeñas y medianas empresas (Pymes) logren sortear la aguda crisis derivada de la pandemia y de la crisis social, las últimas señales emanadas desde el gobierno parecen contradecir este espíritu.

Con el loable fin de activar todas las acciones para evitar la liquidación de muchas empresas en grave crisis financiera, el Ministerio de Economía anunció hace pocos días que enviarán un proyecto para modificar la Ley de Quiebras, donde incluirán bajar los plazos y los costos asociados al proceso, y una simplificación de trámites tanto para personas como para Pymes.

Sin embargo, también anunció que se exigirá la acreditación de los pagos de las cotizaciones previsionales y copias de las liquidaciones de sueldo para acogerse al proceso de reorganización contenido en la Ley de Quiebras, lo que va en contra del espíritu de allanar el camino para que miles de pymes eviten caer al abismo.

Sabemos que resguardar los derechos de los trabajadores en esta coyuntura resulta importante, pero también es relevante evitar altas barreras para la reorganización de una empresa que está en crisis y que ha tenido un limitado acceso al financiamiento. No es el momento de dar “portazos en la cara” a las Pymes, que las dejen con la única alternativa de irse a la quiebra.

Más bien hay que enfocarse en medidas de apoyo a las Pymes y velar, por ejemplo, en que los créditos y el capital fresco efectivamente llegue.

Además, ahora que se habla de dar apoyos a las grandes empresas, en medio de los anuncios de Latam y Enjoy de acogerse al proceso de reorganización y la llamativa “consideración y deferencia” con que se ha tratado el momento que viven este tipo de compañías, esperamos que ese mismo respeto prime en los tribunales locales, cuando miles de Pymes y personas se enfrenten renegociaciones y quiebras.

Si queremos un trato más igualitario y menos tortuoso para las Pymes, debemos evitar altas barreras y baches en el camino para que las pequeñas empresas salgan airosas de esta crisis.

Ricardo Ibáñez
Abogado fundador de Defensadeudores.cl

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here