Oportuna reacción del Banco Central

"Nosotros podemos reducir la volatilidad y contener algo de esa incertidumbre, pero no tenemos la capacidad para influir sobre los orígenes de la misma".

Una importante medida adoptó el Banco Central para que el peso chileno recuperara su valor y, finalmente, ello permitiera ajustar a la baja el mercado cambiario. Se trata del anuncio del ente emisor para vender 400 millones de dólares, a fin de aplacar la incertidumbre que dejan las protestas sociales y la crisis de orden público.

Fue el jueves pasado cuando el peso chileno vivió su jornada más severa, desde que comenzó el estallido social hace seis semanas. La moneda nacional, según registros de la Bolsa de Comercio, anotó un mínimo histórico, tras cerrar en 828,36 pesos por dólar. Incluso, durante el día casi llegó a 840 pesos por dólares.

La decisión del Banco Central permitió, un día después, que el peso marcara una equivalencia de 809,5 pesos. Todo ello demuestra, con gran claridad para el mercado económico, político e institucional, la relevancia estratégica de tener un ente emisor independiente y altamente técnico al momento de tomar decisiones.

En definitiva, se trató de una señal de tranquilidad a los actores de la economía, lo cual fue muy bien recibido. Sin embargo, el presidente del Banco Central, Mario Marcel, advirtió que «nosotros podemos reducir la volatilidad y contener algo de esa incertidumbre, pero no tenemos la capacidad para influir sobre los orígenes de la misma».

«Si bien en Chile los distintos agentes económicos, hogares, empresas, Gobierno, bancos, están bastante protegidos del riesgo cambiario (…) un nivel extremo de volatilidad en el tipo de cambio introduce un ruido en el mercado que, a la larga, también puede tener un efecto económico negativo», agregó la autoridad.

Con estas palabras, la institución hace ver que, ahora, le toca a otros poderes del Estado mover sus piezas, siempre apuntando en el mismo sentido, esto es, dar señales claras de que se están tomando decisiones para afrontar las demandas sociales que exige la ciudadanía, en la medida y gradualidad posible de ejecutar.

Pero también es necesario que, estos mismos actores, sean claros en resaltar la importancia de recuperar el orden público y rechazar todo tipo de violencia. Ya lo hemos dicho en estas mismas páginas, en el sentido que el orden público es esencial para ejercer los derechos ciudadanos más básicos que conlleva una democracia.

Nadie podría imaginar que una votación para consulta ciudadana o plebiscito, sea posible en un ambiente de enfrentamientos callejeros, inestabilidad e inseguridad ciudadana. Además, es necesario que esos mismos jóvenes que hoy están en las calles se vuelquen a participar en estos legítimos ejercicios democráticos.

Al igual como es relevante que Chile cuente con un sistema político e institucional que tienda al equilibrio entre los poderes públicos, es igualmente estratégico que los líderes de opinión coincidan en impulsar acuerdos en materia política, para avanzar en forma ordenada hacia un ambiente que permita retomar el crecimiento y desarrollo.

En las próximas semanas y meses se vienen pruebas importantes en materia económica, pero si los actores ven al mundo político actuando en forma unida por valores superiores, ello permitirá aplacar la incertidumbre y dará esperanza de que Chile saldará bien de este trance, para favorecer justamente a quienes están menos protegidos.

Dejar comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Diario el Centro se reserva el derecho de editar, eliminar y/o modificar comentarios, que esten en contra de las políticas de nuestra empresa