Obispado de Talca notificó sanción a presbítero por denuncia de abuso sexual

En paralelo, la fiscalía de Talca exigió 10 años de presidio mayor para el imputado, quien se encuentra a la espera de la audiencia de preparación de juicio oral

publicado por

Avatar
8 de agosto de 2020
1059
El presbítero, Luciano Arriagada, fue formalizado en agosto del 2019 por el grave delito de abuso sexual impropio contra menores de edad.

A través de un comunicado de prensa, el obispado de Talca anunció que, el pasado 3 de agosto, se emitió el Decreto Conclusivo del proceso administrativo penal en contra del presbítero, Luciano Arriagada Vergara, tras ser denunciado como presunto autor del supuesto delito de abuso sexual impropio contra menores de edad.

“En él se establece que las acusaciones fueron probadas y se le impuso como pena la suspensión total del ejercicio sacerdotal durante cinco años y la prohibición perpetua de asumir servicios pastorales dedicados, específicamente, a niños y adolescentes”, indica el comunicado.

La nota oficial agrega que “el decreto establece, además, otras medidas que apuntan al sentido penitencial, terapéutico y de reparación que persigue esta pena”. También señala que “los expedientes de este proceso fueron
entregados íntegramente al Ministerio Público”.

ADMINISTRADOR APOSTÓLICO
En cuanto a la situación del procesado, el comunicado revela que “al momento de la notificación del Decreto Conclusivo, el presbítero Arriagada comunicó su determinación de solicitar a la Iglesia la dimisión definitiva del estado clerical”.

El comunicado destaca que el administrador apostólico de la Diócesis de Talca, Galo Fernández, manifestó que “hace suyo el dolor de las víctimas, de sus familias y de toda la comunidad que tanto ha sufrido por estos hechos que no se condicen con el ministerio sacerdotal”.

“Al mismo tiempo, reitera el compromiso de la iglesia de Talca con la prevención de los abusos en todas sus formas y la búsqueda de ofrecer ambientes sanos y seguros para todos”, señala.

CAUSA PENAL
En cuanto a la investigación que lleva adelante la justicia civil, el fiscal de Talca, Gonzalo Pino, fue quien formalizó cargos criminales en agosto del año pasado, en contra de Luciano Arriagada, por el delio de abuso sexual impropio. Desde esa fecha, el imputado no puede acercarse a las víctimas y está bajo arraigo nacional.

A la fecha, el fiscal dio por terminadas las indagaciones penales y presentó acusación contra el imputado, donde se exige en su contra una sanción de 10 años de presidio mayor en su grado medio. La acusación contiene un listado de 40 testigos y un perito, los cuales será llevados ante el Tribunal Oral en lo Penal de Talca.

En todo caso, se encuentra todavía pendiente la realización de la audiencia de preparación de juicio oral, paso previo al juicio. Un dato relevante es que el imputado se desempeñaba como encargado de la Pastoral Juvenil de la Diócesis de Talca y. a la vez, como párroco en las localidades de Duao y Colín, comuna de Maule.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here