“No nos podemos dar el lujo de que las pymes decaigan, porque son las que generan trabajo”

Cristian Gómez, presidente de Asemit, analizó el impacto de esta emergencia sanitaria en este sector productivo y el alcance de las medidas anunciadas por el Gobierno para dinamizar la economía.

Ante un escenario tan complejo como el actual para las pequeñas y medianas empresas, quienes son las más vulnerables a sucumbir por los perjuicios originados a la economía local por la pandemia del Covi-19, Cristian Gómez, presidente de la Asociación Gremial de Pequeños Industriales y Empresarios de Servicios y Afines (Asemit) de Talca, sobre la realidad que enfrentan este importante sector productivo que, además, concentra importante número de fuentes laborales.

Ante el impacto socioeconómico de la presente emergencia sanitaria ¿de qué forma ha perjudicado esta crisis a las Pymes?
“Es un tema bien complejo. Las ventas son lo principal y han ido cayendo, arrastrando los flujos de liquidez, incidiendo que, en algún momento, no vamos a poder pagarle al banco, tampoco nuestras imposiciones, los sueldos y tantas otras obligaciones que tenemos. Evidentemente que el impacto más complejo es en las ventas, entre otra serie de factores”..

¿Cuál es la principal urgencia para las pymes: liquidez para su capital de trabajo, recuperar la demanda de productos y servicios por parte del mercado o un mayor apoyo del Gobierno?
“Entre la principal urgencia de las Pymes está la necesidad de liquidez, para poder cumplir con nuestros compromisos. Pero esa liquidez duraría poco tiempo, no es permanente, por lo tanto, también necesitamos hacer lo necesario para poder generar cierto nivel de ventas.
Esos créditos que está anunciando el Gobierno en algún momento hay que pagarlos, por lo tanto, si no se genera una reactivación del consumo, sería muy complejo cumplir con esos compromisos financieros.
El apoyo del Gobierno por supuesto que es importante. Una de las cosas que nos quejamos -la mayoría de las Pymes- es que, en especial las instituciones del Estado, se demoran mucho en pagar, en especial, las municipalidades.
En estos momentos, todas las ayudas son importantes, quizás algunas más que otras, pero -en general- tienen que ir prácticamente de la mano, para que el resultado sea el deseado por todos, esto es, que en algún momento volvamos a la normalidad.
Para ello, es fundamental que se restablezca la demanda, a lo que se suma un apoyo proveniente del Gobierno y las instrucciones necesarias para que se vayan dando con mayor fluidez los requerimientos de las Pymes”.

¿Cuáles son sus proyecciones a corto y mediano plazo para las Pymes?
“En el corto plazo, estamos todos preocupados de ir cumpliendo con nuestros compromisos e irnos ordenando, de tal manera que el impacto no sea tan fuerte. En el mediano plazo, es necesario seguir creando redes para establecer las ayudas necearías.
En momentos de crisis afloran ideas novedosas para poder salir adelante y la implementación de mecanismos que favorezcan a las pymes. No nos podemos dar el lujo de que las Pymes decaigan, porque son las que generan un porcentaje importante del empleo en Chile”.

El Gobierno ha planteado dos paquetes de medidas para ir en auxilio de la economía a nivel nacional. Cómo valora estas iniciativas? ¿Podrán otorgarle la liquidez que demandan las pequeñas y medianas empresas?
“Las medidas anunciadas por parte de la autoridad son necesarias y es el papel que debe asumir el Estado, acudiendo en auxilio de los más perjudicados por la situación imperante provocada por esta pandemia. Si no logramos llevarla de buena manera, tanto en la faceta que corresponde a la salud, como en la económica, los resultados serían catastróficos.
Igual, queramos o no, esta emergencia sanitaria provocará algunos problemas, en algunos de menor intensidad, en otros con un mayor impacto, en especial, a las Pymes, que somos la que siempre andamos justito con nuestros ingresos y compromisos.
Va a ser trascendental que la ayuda llegue de alguna manera a todos. Y digo de alguna manera, porque hay una serie de condiciones que podrían -en algún momento- restringir el acceso a las ayudas que está ofreciendo el Gobierno. Además, vamos a quedar al criterio de los bancos, que son las instituciones que van a analizar a quienes se los conceden o no los créditos con respaldo estatal”.

¿Y eso cómo se puede impedir o mitigar?
“Si el Gobierno no hace una gestión importante y permite que los bancos sigan aplicando los mismos criterios, lo más probable es que esa ayuda no llegue de buena manera, en especial, a las pymes, que somos las que siempre andamos complicados en cuanto a flujo de caja”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here