Municipios anuncian “mano dura” para infractores de ordenanzas sanitarias

Inspectores municipales fiscalizan el cumplimiento de las ordenanzas sanitarias.

Los distintos municipios de esta provincia, además de colocar en operaciones las respectivas ordenanzas sanitarias que exigen a las comunidades medidas preventivas contra el coronavirus, han dispuesto cursar partes para los infractores, especialmente, para las personas, empresas y servicios públicos que no han asumido el uso de mascarillas o el distanciamiento social.

“Tan solo la semana pasada -con nuestros inspectores- pasamos más de 50 partes a personas que no portaban sus mascarillas. Y lo vamos a seguir haciendo, aunque moleste, porque la gente no está tomando los resguardos que hoy -con una ordenanza- se les está exigiendo por su propia seguridad”, dijo la alcaldesa de Molina, Priscilla Castillo, al referirse a la normativa implementada en esa comuna.

La jefa comunal agregó que el objetivo “no es molestar a las personas, pero debemos hacerlo para que las tomen conciencia, más todavía cuando las cifras de contagios siguen subiendo”. En tanto, el alcalde de Romeral, Carlos Vergara, coincidió en que la ordenanza local también está en operaciones y que las fiscalizaciones serán más rigurosas.
“Es preocupante lo que está pasando, por lo cual, queremos extremar los cuidados que, por cierto, son individuales para enfrentar esta pandemia. Lamentablemente, tenemos celebraciones y encuentros de familias que se están viendo especialmente en los fines de semana, donde permiten -en algunos casos- que se produzcan los contagios”, dijo Vergara. Sostuvo que, por ello, las medidas “deben ser ahora más severas y comenzar a infraccionar si es necesario”.

En el mismo punto, en Curicó, Juan Carlos Ponce, jefe municipal de Seguridad Pública, explicó que se está trabajando para evitar las aglomeraciones y mantener la distancia social. “Es por eso que, a la fecha, se han cursado cinco infracciones, por lo cual, le solicitamos a los bancos, notarias, al comercio y a las grandes tiendas que, por favor, se hagan también responsables de lo que ocurre en el espacio público de las personas que hoy día esperan atención”, expresó.

Destacó que las fiscalizaciones preventivas apuntan a que las personas tomen conciencia de la importancia de adoptar ciertas medidas para proteger su salud, así también las empresas, centros comerciales y servicios públicos.

“Esta ordenanza los hace corresponsables de la seguridad y prevención para sus clientes y usuarios, por lo cual, deben disponer medidas -por ejemplo- de distanciamiento en las afueras de los locales”, afirmó Juan Carlos Ponce.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here