Mujeres trabajadoras y pandemia

publicado por

Avatar
24 de agosto de 2020
190

Para nadie es una sorpresa que las mujeres trabajadoras reciben menos ingresos que los hombres, a igual desempeño de funciones laborales.

La Encuesta Suplementaria de Ingresos del INE del 2018 así lo demuestra: el ingreso medio percibido por los hombres fue de $652.397, mientras las mujeres alcanzaron a $474.911, constatando una brecha de -27,2%.

Estos elementos, sumados al desarrollo de trabajos asociados fundamentalmente a actividades económicas como el comercio y el servicio doméstico -en muchas ocasiones informales- han implicado que, frente a la pandemia, las mujeres se hayan visto en extremo perjudicadas: en cuarentena sus actividades económicas han sido suspendidas.

Y no sólo eso, en la eventualidad de existir la posibilidad de proseguir con el empleo, la responsabilidad del cuidado de hijos e hijas menores, que habitualmente recae sobre ellas, ha resultado un nuevo desafío ante el cierre de salas cunas, jardines infantiles y colegios.

Ante la imposibilidad de salir, las mujeres, sobre todo las mujeres jefas de hogares monoparentales, han debido endeudarse para la subsistencia, lo que evidentemente incrementa el ítem de endeudamiento por concepto de insumos básicos. Así lo plantea el Estudio “Radiografía Económica de la Mujer” de 2020, donde se aprecia que, a junio de 2020, el 83,4% de las mujeres no alcanzaba a cubrir las deudas con sus ingresos, siendo los gastos mensuales el ítem más importante con un 44,58%. Este ítem es cubierto, junto con otros, con el uso de tarjetas de crédito o créditos informales en un 62,34% de los casos.

Esta realidad nos golpea duramente, y nos hace comprender que de esta crisis sanitaria y social hay que salir en conjunto como sociedad, revisando las antiguas prácticas culturales que han permitido perpetuar situaciones de discriminación hacia las mujeres, y que hoy ponen en situación de vulnerabilidad a miles de hogares chilenos.

Claudia Osses Castro, trabajadora social y académica U. San Sebastián

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here